Modelo de Respuesta Polar: Madrid enmudece


Nota previa: ningún miembro de la formación de Modelo de Respuesta Polar se hace responsable de cómo se presenten tus emociones en cada una de sus apariciones en directo. Existe una alta probabilidad de que expulses líquido lacrimal, sufras erizamiento del vello e hipnosis inconsciente. Sólo existirán ellos, tu persona y su música como medio de comunicación entre vosotros. Todo lo demás, desaparecerá.


Estas podrían ser las instrucciones de uso a dar en la previa de cada concierto de Modelo de Respuesta Polar, especialmente para aquellos primerizos. El cariño, último trabajo de la banda valenciana ha sido recientemente publicado por el sello Limbo Starr y desde entonces no han dejado de llegar los aplausos. Actualmente, se encuentran inmersos en la gira de presentación y desde El Ukelele tuvimos la suerte de estar presentes en la especial actuación que realizaron en Madrid.

El miércoles 9 de abril, los madrileños tenían una cita en los alrededores de Lavapiés y el fútbol poco (o nada) tenía que decir. El Teatro del Arte dejaba a un lado su cuarta pared para dejar hueco a la música. Con una cerveza en la mano, SON Estrella Galicia traía a Modelo de Respuesta Polar bajo el brazo. En un ambiente cómodo y minimalista (aunque la temperatura ambiental era un tanto excesiva), la distribución de la sala era propicia para la unión entre el grupo valenciano y el público presente. Una podría haber toqueteado a su gusto cada enchufe e instrumento a placer pero la responsabilidad y la conciencia sirvieron de freno. Y, de repente, una melodía de corte galáctico silenció a la sala mientras aparecía la banda al completo (bienvenido, Cristóbal, el nuevo hombre orquesta). Desde este inicio hasta el broche final, el concierto sólo puede ser definido mediante un sustantivo (cosas de la vida): la sensibilidad. A lo largo de los trece temas que Modelo de Respuesta Polar interpretó, la cuerda que se ha hilado entre el oyente y la banda va poco a poco acortándose a la vez que nudo en el estómago va haciéndose más presente. Las letras de Modelo de Respuesta Polar son sencillas y tan jodidamente reales que es inevitable no sentirse cercano ni identificado con sus temas. Traspasan la dermis mientras la congoja se instala y los recuerdos vienen a tu mente. Lejos de lo que se cree, lo sencillo no siempre es lo más fácil, pero Modelo de Respuesta Polar parecen haber surgido con ese don de la normalidad.

Durante la hora que duró el concierto, presentaron a El cariño, trabajo en el que precisamente hablan sobre cómo el cariño no es causa mayor del mantenimiento de una relación de pareja tóxica, imposible o muerta. Temas como ‘Toda la vida‘, ‘Cuando llegue‘, ‘El Tiemblo‘, ‘Tan Blanco‘, ‘Los Mejores Años‘ o ‘Del Amor Conocido‘ están compuestos como episodios de la ruptura sentimental, esa situación espacio-temporal en el que diferentes agentes externos e internos trabajan juntos para sobrevivir a lo que supone el cambio. Tanto la puesta en escena como el lugar, daban pie al sentimiento de  intimidad necesario para que cada interpretación actuase como un soliloquio donde Borja Mompó dialogaba tanto consigo mismo como con el público. Historias tan cercanas que daban miedo. Historias que hicieron que nos olvidásemos del mundo exterior y tratásemos solo de interiorizar. Un ejercicio de pureza emocional.

Modelo de Respuesta Polar dio las gracias a Suso, Limbo Starr y compañía. Estaban emocionados. Terrible y tremendamente emocionados. Cada uno de los presentes les hubiéramos dado un abrazo a cada uno de ellos y, sobre todo, las gracias por esta terapia, esta limpieza de la mente y del corazón que suponen sus conciertos. Este espectáculo catárquico. Una terapia de choque donde las emociones fluyen e igualmente te sorprendes imitando el movimiento de la batería que mirando embelesada a Borja Mompó en su interpretación de Llum. Durante la actuación lloró. Todos lo hicimos en algún momento. Todos nos levantamos al finalizar el concierto. Unos aplausos finales que solo significaron una cosa: agradecimiento absoluto hacia la entrega y sensibilidad de Modelo de Respuesta Polar. Sin habla nos dejaron ante su terapia de choque que, ahora, también es nuestra.

Fotografías cortesía de Joaquín G y Atalaya Indie

More from Carolina Cadenas Pazos

Tributo a Lou Reed

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp El próximo viernes 15 de enero se...
Leer más