Madee vuelve a la Moby Dick, Madrid

La noche de un viernes de abril con un tiempo más veraniego que primaveral era el momento perfecto para acompañar a Madee en la fiesta del décimo aniversario de su “Orion’s belt”, el disco del que los propios catalanes más orgullosos se sienten.

En la puerta de la madrileña sala Moby Dick un cartel nos informaba de que quedaba terminantemente prohibido realizar fotografías y vídeos, al parecer a petición de la propia promotora del grupo, quizá para conseguir hacer el concierto lo más íntimo posible y evitar los tan molestos flashazos. Aunque la petición fue totalmente desoída por el público y tan solo respetada por la prensa. Los flashes, tanto de móviles como de cámaras, inundaron en múltiples ocasiones el escenario.

Con la Moby Dick abarrotada, los catalanes salían a escena y la sala se llenaba de aplausos. Se notaba que el público estaba ansioso por volver  a ver a Madee en acción y es que la mayoría de los allí presentes llevaban muchos años esperando su regreso. Los catalanes habían sido su banda de la adolescencia, con ellos habían descubierto todo el potencial del panorama nacional y no querían perderse el resurgir de la banda. Vestidos de riguroso negro se colocaron las guitarras y sin mediar palabra comenzó “Mintaka”, canción que abre “Orion’s Belt”, los suaves acordes nos envolvieron, crearon una atmósfera intimista para después romperla en mil pedazos con el potente estribillo en el que la percusión y la voz de Ramón sacan toda la fuerza que llevan dentro. Comenzó un frenético recital, lleno de intensidad, en el que las canciones se sucedían de forma fluida y constante, los de Cabrils no necesitaban decir nada, cada canción hablaba por sí misma, todo quedaba dicho con los potentes guitarreos que hacían retumbar el suelo de la sala y con ese bajo que más de una vez  lograba quitarle todo el protagonismo a las guitarras y la voz para dejarnos con la boca abierta.  La conexión entre el público y el grupo fue increíble desde el principio, todas las canciones fueron coreadas, incluso la recién estrenada “Age of ruin”, que según explicó Ramón fue compuesta en el 2008, pero hasta hace un par de meses no la terminaron.

En el escenario se notaban todas las horas de ensayo que había detrás de este regreso después de tantos años, pero se podían percibir los nervios, estaban tensos, esforzándose tanto por estar a la altura y hacer disfrutar al público que en algunos momentos casi olvidaron que ellos también tienen que pasarlo bien sobre el escenario. Sin duda alguna, para el próximo concierto en La Apolo de Barcelona, los nervios habrán desaparecido.

Tras un paseo interestelar por “Alnitak” y “Alnilam”, llegaba el momento más mágico de la noche, en el que Madee se dejó la piel sobre el escenario haciendo un espectáculo las que para mi son sus dos grandes canciones, “A ghost” y “Orion´s Belt”, donde el público cantó y saltó con ganas, la mejor forma de despedirse.

 

Si no pudiste asistir al concierto de Madee dale al play y cierra los ojos.

 

 

Escrito por
More from Alba Montero

The Vaccines girarán por España en marzo

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Tras su paso por nuestro país en...
Leer más