Love of Lesbian en Madrid: Gira “Espejos y Espejismos

lol

 

Con cierta nostalgia acudí al espectáculo de despedida de Love of Lesbian quienes habían anunciado su retirada momentánea de los escenarios durante el 2015, esperemos que para volver con nuevas y frescas ideas. “Espejos y espejismos” estaba concebido para entornos íntimos, preferiblemente teatros, por lo que, El Palacio Vistalegre no era el más adecuado (quizás hubiese sido mejor haber concertado tres o cuatro fechas en un teatro).

En el escenario se presentaba el grupo rodeado de cajas, sin duda metáfora de esa “mudanza” mental a la que se van a someter, toda la vorágine y experiencias vividas durante la larga gira de “La noche eterna” (expandida con “El poder de la tijera” y ahora este espectáculo). El tono en el que se presentaba era tranquilo y sosegado, dos actores (Guillem Albá y Blai Rodríguez) eran los encargados de plasmar visualmente cada canción, mediante marionetas y otros objetos (como esas cajas de muñecas tipo matrioskas durante “Cuestiones de familia”, la bolsa gigante que engulle a Santi mientras interpreta “La parábola del tonto” o esos muñecos que se van juntando durante “Oniria e Insomnia”).

Comenzaron con “Nada” y, enseguida, nos erizaron cantando “1999”. En un primer momento de pausa, Julián, con una acústica y tocando los acordes sol y re, y Santi interpretaban “La niña imantada”, uniéndola con “Mi pequeña combustión”, un momento realmente emocionante.

Habían anunciado que no se trataba de un concierto al uso de Love of Lesbian, de hecho en varias ocasiones hicieron notar lo extraño que resulta ver un concierto de ellos sentados. Muchas de las canciones que les han hecho famosos por su energía en el escenario, transmitida al público, eran adaptadas a un formato más introspectivo, como ese “Fan de John Boy” transformado en un tango bonaerense, con Santi exagerando el acento argentino, o “Segundo asalto”, presentada, según ellos, tal y como fue compuesta, con una guitarra acústica y un acordeón.

En ocasiones no me quedaba muy claro qué mensaje me querían transmitir con las marionetas, o quizás fuera simplemente una manera de matizar la escena, sin un fin comunicativo en sí mismo.

Poco a poco la gente se iba levantando de sus asientos debido a que el ritmo musical iba aumentando y daba pie a ello. Empezaron a aumentar el ritmo con “Incendios de nieve”, “Belice”, hasta terminar completamente eufóricos, saltando al son de “Manifiesto delirista”.

Ojalá en el 2015 cumplan su propósito de oxigenación y que esta mudanza emocional y artística cumpla su objetivo de devolvernos a unos Love of Lesbian capaces de provocar esa emoción que solían generar.

 

Repertorio

Nada

1999

Cuestiones de familia

La niña imantada

Mi pequeña combustión

La noche eterna

2009

Carta a todas tus catástrofes

Los días no vividos

Wio

Segundo asalto

Me llaman Octubre

Orden de desahucio en mi menor

La parábola del tonto

Limousinas

Universos infinitos

Domingo astromántico

Historia de una H que quería ser muda

Un día en el parque

Oniria e Insomnia

Maniobras de escapismo

Fan de John Boy

Incendios de nieve

Belice

Maniobras de escapismo

 

 

More from Aída Cordero Domínguez

Baño de sudor y trozos de baquetas: crónica del concierto de León Benavente

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Lo de León Benavente es salvaje, monstruoso,...
Leer más