Los 25 años de Subterfuge

Siempre es bonito celebrar años, cuantos más mejor, y Subterfuge tiene un aniversario muy especial. En una industria como la musical y en un país como España, cumplir un cuarto de siglo es más que bonito, se podría decir que es épico. Debo admitir, y aunque cada vez me pase menos, que todo aquello que tiene más años que yo me parece viejo, pero también admito que todo aquello que tiene menos años que yo me está empezando a parecer demasiado joven.

Como persona curiosa pero sin demasiado tiempo, me decidí a indagar un poco más sobre Subterfuge. Las razones de esta curiosidad quedan medio explicadas en el párrafo anterior: ¿cómo han aguantado estos tíos 25 años en el mundo de la música? Yo llevo un simple blog y me cuesta mucho trabajo no solo el que se mantenga a flote, porque todavía ni hemos atisbado la superficie, si no que no se hunda y se convierta en uno de esos millones de blogs abandonados en el cementerio cibernético.

Empecé mi investigación a la inversa, como todos en este mundillo, sé quiénes son Subterfuge, perovisto lo visto tampoco lo sabía muy bien. Todos o casi todos hemos tratado con Subterfuge a través de su filial (¡sí, tienen incluso filial!) Subterfuge Events, cuyos empleados son los tipos con los que nos peleamos para intentar lograr alguna entrevista con sus representados ,o a los que les pedimos alguna acreditación si nos vemos con fuerza para ello. Esta rama de Subterfuge nace de Subterfuge Records, que como su nombre indica es la discográfica. Me llevo una nueva sorpresa cuando veo que Subterfuge surge como un fanzine, que por lo que leo fue todo un éxito de ventas, y es que eran otros tiempos, y el papel vendía. Hoy día no es demasiado complicado hacerse con alguna edición del fanzine si buscas por internet, aunque los primeros números son auténticas rarezas. Ya en este punto debo admitir que la historia (lo poco que sé) de la historia de Subterfuge me parece acojonante (hablando en plata), y que una apuesta así bien merece haber vivido 25 años, y si siguen trabajando igual no dudo que cumplirán los años que quieran.

En estos 25 años no todo ha sido éxito, también han pasado momentos complicados, y es que si observamos con algo de perspectiva, Subterfuge está viviendo la época más complicada de la industria musical, época que están sabiendo superar con iniciativas como la de Events, lanzándose a el salvavidas que suponen los directos. Capítulos negros he encontrado pocos, por no decir que tan solo uno: el enfrentamiento entre Ellos y Subterfuge. Ellos se marcharon a otra discográfica, y Subterfuge no los incluyó en el recopilatorio de su 20 aniversario (aunque si que los citan), además de no poner a Guille Mostaza en los créditos de la canción Krakovia. Poco más sabemos del suceso, ha pasado mucho tiempo y tampoco soy partidario de remover una polémica que debe estar más que olvidada por todos.

Como capitulo positivo de estos 25 años me sorprende especialmente el de Alaska, que consiguió relanzar su carrera con Subterfuge, ella misma reconoce que pasó su mejor década en este sello. Tan positivo fue este capítulo que hay incluso una edición limitada con todo el trabajo de Alaska para la discográfica, suponemos que para conseguirla habrá que reunir todos los horrocruxes. No sé a vosotros, pero a mí me parece increíble que Alaska sea lo que es a día de hoy, gracias a Subterfuge. ¿Cuántas estrellas de La Movida han caído en el olvido? (perdón por el juego de palabras). Por último, y como curiosidad de color rosa, decir que Mario Vaquerizo trabajaba en el departamento de promoción de Subterfuge y que allí se conoció la pareja.

También fue Subterfuge la encargada del legendario Devil Came To Me de Dover, de la unión de Najwa Nimri y Carlos Jean, de editar en vinilo a Los Planetas, trabajaron con Marlango, con Los Ronaldos… Viendo todos estos hitos se me queda incluso corto el fiestón que van a montar por el Día de la Música. Sé que solo he rascado la superficie, pero siento mucha envidia (no sé si sana) por la historia de Subterfuge, ya quisiera yo la décima parte de ese éxito para este blog, e incluso ya la quisiera yo para muchas entidades que se dedican a la música cuya andadura acabará en el fracaso y olvido.

No sé si todo esto que he contado de Subterfuge es un rollo infumable o no, pero para un joven como yo, historias así son inspiradoras y motivadoras. Pagaba los cafés que hiciesen falta para que me contasen la historia completa. Ojalá más Subterfuges y menos trileros en la música.

More from José Domínguez

Sexy Zebras girarán por España y México

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Sexy Zebras se despiden de 2016 con...
Leer más