As You Were, el nuevo álbum de Liam Gallagher

Liam Gallagher Beady Eye at the Olympia Dublin As You Were
Fuente: Wikimedia

Liam Gallagher comienza con su proyecto en solitario. Tras la separación de Oasis y su no demasiado éxito con Beady Eye, Liam ha creído conveniente reinventarse -aunque él diga que no ha reinventado nada- y dar un paso al frente, algo que como resultado ha dado el pedazo de disco titulado As You Were.

La música de Liam Gallagher, en cualquiera de sus etapas, siempre ha estado muy influenciada por las bandas clásicas del pop y del rock inglés como The Beatles y más concretamente por John Lennon, a quien solía hacer homenajes en los conciertos con Oasis mientras tocaba “Live forever”. También The Rolling Stones ha sido una gran influencia en el intérprete y es que de esta banda mítica beben directamente algunos de los temas de su último disco. Los creadores de canciones como “Satisfaction”, “Gimme Shelter” o “Tumbling Dice”, referente en la cultura popular del mundo del juego por su temática,  han sido soportes fundamentales sobre los que reposan canciones como “Wall of Glass” o “Greedy Soul“, aunque éstas últimas tengan una apariencia más dura que las de Mick Jagger y Keith Richards. Cabe destacar que en su anterior etapa, con Beady Eye, el cantante de Manchester dedicó una canción a ambas bandas llamada “Beatles And Stones”.

En este nuevo proyecto, Liam se ha rodeado de los mejores productores y músicos, tanto para la grabación del disco como para llevarlo a los directos, entre los que destacan Jay Mehler, ex-guitarrista de Kasabian y que ya colaboró con Liam en su pasada etapa de Beady Eye y Drew MacConnell, bajista de Babyshambles / Pete Doherty. El britpop está por todas partes, aunque Liam no se sienta identificado con esta etiqueta.

2017 RiP Liam_Gallagher by 2eight DSC0446
Fuente: Wikimedia

Entrando en materia, As You Were es una obra heterogénea en la que conviven lo eléctrico y lo acústico, la actitud macarra y la tranquila. La parte más descarada y machachona, en el buen sentido, del cantante de Manchester se puede apreciar en “Wall of Glass“, “Greedy Soul“, “You Better Run“, “I Get By” y “Come Back To Me“. Dentro de lo relajado entrarían: “Bold“, “Paper Crown“, “When I”m in Need“, “Chinatown“, “Universal Gleam” y “I”ve All I Need“.

Entre estos dos estilos se encuentra una de las mejores canciones del álbum, “For What It’s Worth“, que misteriosamente recuerda mucho a Oasis en su mezcla entre las guitarras acústicas, los bajos melódicos y los destellos eléctricos.

Una vez tratado el disco en general, pasemos revista a cada una de las canciones que el pequeño de los Gallagher ha conseguido sacar adelante.

La primera canción del disco, “Wall Of Glass“, es toda una declaración de intenciones, con un comienzo atronador, gracias a la armónica y los acordes de una guitarra acústica acompañados de unos sonidos estridentes eléctricos y la fuerza del bombo por detrás, nos sumerge al instante en un disco totalmente rockero, ya que este tema no nos deja descansar ni un momento. Liam, con una voz perfecta, nos mete más todavía en su estilo, macarrilla y valentón; realmente apetece ponerse una chaqueta, arquear las piernas e imitarlo frente al micro.

2017 RiP Liam_Gallagher by 2eight 8SC1639
Fuente: Wikimedia

Tras este frenético comienzo bajamos el tono como si de una montaña rusa se tratase gracias al tema “Bold“, mucho más tranquilo y en el que se van sumando los instrumentos a medida que avanza la canción. La calidad vocal de Liam en este tema es espectacular, llegando a unos agudos que solamente podremos imitar en la ducha, y con agua fría.

Con “Greedy Soul” apetece volver a ponerse la cazadora y apretar los labios mientras movemos la cabeza; la guitarra y la forma de cantar del ex-Oasis nos transforma, queriendo o no, en auténticos rockstars y en virtuosos del airguitar. Las reminiscencias a los discos de Oasis vuelven con la canción “Peper Crown“, también de corte acústico y en la que la voz vuelve a ser el leitmotiv de la pieza hasta el primer corte, donde se van incluyendo los instrumentos eléctricos. Con todo,  siempre se respeta la voz del protagonista Liam, que tras haber recibido muchas críticas en Beady Eye alegando que ya no tenía la voz de antaño ha conseguido acallar dichas opiniones.

For What It’s Worth“, uno de los singles del álbum, recuerda de nuevo a la pasada etapa con Noel Gallagher, Bonehead y demás componentes de Oasis. Concretamente a la etapa “Don”t look Back In Anger”, una vuelta a los orígenes para presentar algo totalmente nuevo.

When I”m In Need” marca un punto de inflexión con el resto de los temas del álbum, ya que no recuerda demasiado a otras etapas anteriores de Liam. El comienzo distorsionado y las armonías están muy trabajados, yendo más allá de lo que nos tenía acostumbrados el pequeño de los Gallagher. “When I”m In Need” es además uno de los temas en los que queda patente el trabajo de los productores e ingenieros de sonido en la configuración del disco.

Otro tema que se desmarca de la corriente es “You Better Run“, un tema totalmente rockero que recuerda a los comienzos del Rock and Roll y que podría ser la banda sonora de una buena Road Movie, para poner a tope y no mirar atrás. Esta canción encaja a la perfección con la siguiente, “I Get By“, solo que con un matiz diferente materializado en la electricidad de las guitarras distorsionadas que van entrelazándose con los «It’s only love» de Liam.

Otro de los singles del álbum, que fue muy valorado por los críticos en su día, es “Chinatown“, una canción simple pero cargada de sentimientos.

Come Back To Me“, nos remarca la importancia de la psicodelia en el estilo de Liam Gallagher, algo que ya sabíamos por las camisas que suele llevar, muy coloridas y con formas extrañas. Los solos de guitarra están cargados de efectos poco habituales en el disco y consiguen darle matices de los 60 que la hacen muy interesante. El papel del piano en el disco, y en este tema en particular, tiene mucha relevancia, pues hace un acompañamiento estupendo mientras las guitarras se enzarzan en sonidos del verano del amor.

Cerrando el disco se encuentran dos temas tranquilos que parecen demostrar que el trabajo está bien hecho y que Liam puede relajarse en el final de la pieza. Con “Universal Gleam” y “I”ve All I Need” se termina el primer disco en solitario de Liam Gallagher, un Rock “n” Roll Star que tiene mucho que decir, o en este caso, cantar.


Also published on Medium.

Escrito por
Más de ElUkelele

Matellán nos presentan Calidociclo en la Boite Live

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Llevábamos mucho tiempo esperando y por fin...
Leer más