León Benavente nos llevó ‘de Madrid al cielo’

León Benavente Joy Eslava

‘Y ocurrió así…’

Después del ‘sold out’ conseguido el 4 de diciembre, León Benavente anunciaba segunda fecha en Madrid: el 6 de diciembre. No nos podíamos perder esta cita, 624 kilómetros nos separaban pero allí nos plantamos.

Antes de que la banda subiera al escenario, Ricardo Vicente era el encargado de calentar el ambiente. Él acompañado con su guitarra, valiente y decidido delante de todo el público presente en la Joy Eslava. Pudimos escuchar los temas de ‘¿Qué haces tan lejos de casa?’ mientras el público no dejaba de hablar (o berrear), un poco de respeto no vendría mal.

_DSC3423 copy

Con el frío que corría por Madrid a esas horas León Benavente estaban dispuestos a hacernos entrar en calor. Subidos ya en el escenario y con las primeras notas de Década sonando, el concierto había dado el pistoletazo de salida y, desde ese momento, nuestros cuerpos ya estaban metidos de lleno y disfrutando de Abraham, César, Luis y Edu.

Repasaron casi todas las canciones de su álbum homónimo, una detrás de otra, sin dejar que pudiéramos coger aire. Y todos y cada uno de los temas de ‘Todos contra todos’ el EP publicado en 2013. Muy Fuerte dio paso a la psicodelia, con un contundente César aporreando la batería con fuerza y dejando paso a Las Ruinas coreada por el público, que a estas alturas del concierto aún no estaba muy animado. La energía que transmite este grupo es innegable, y a medida que va pasado el concierto las canciones suben de intensidad. El rey Ricardo y Revolución se podrían considerar dos de los himnos de la banda, una liberación en forma de canción que refleja perfectamente el contexto social actual y que el público entona con rabia.

Llega el momento de versionar a Lorena Álvarez, Cuesta Abajo sonó más contundente que la original, la banda supo llevársela a su terreno y la hicieron suya. También hubo sitio para Europa a Muerto de Los Ilegales. Con Ánimo, Valiente llegaba el momento en el que la banda se despidiese. Fue en este momento cuando el público de la Joy Eslava despertó y pidió sin cesar que los chicos volviesen a subir al escenario.

_DSC3826

Turno de los bises. Quedaban tres canciones, el público lo sabía y no quería irse con un mal sabor de boca por no haberlo dado todo durante la hora y media que llevábamos de concierto. La épica Todos contra todos fue la encargada de desatar, POR FIN, la locura de los asistentes. La realidad del amor hecha canción es La Palabra, un bofetón en toda la cara que hace que despiertes y que te plantees si de verdad esa es la palabra. El final no podía ser otro y es que Ser Brigada’ te transporta a otro mundo. Un mundo en el que cuatro personas te llevan ‘de Madrid al cielo’ y de donde nunca querrías bajar.

¡Bendita la hora en la que a Luis le dejó tirado el Opel Corsa entre León y Benavente!

                                        Fotos de Aída Cordero (@bfantastica).

Más fotos del concierto aquí.

More from Estefanía Calero

Heartless Bastards y Nothing Places en la última fiesta del Vida Festival

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp El Vida Festival celebra su última fiesta...
Leer más