León Benavente + Egon Soda: de Barcelona al cielo

Os pongo en situación: sábado 4 de octubre en la Sala Bikini, Egon Soda y León Benavente en el cartel. ¿Qué se os ocurre? Yo creo que no hay palabras para poder definirlo y menos si estuviste allí.

El ciclo Curtcircuit nos hacía las personas más felices del mundo programando éste gran concierto. Dos bandas amantes de la música, amigos y camaleónicos. Después de coincidir en el L’ets Festival de este mismo año los dos grupos venían dispuestos a hacernos disfrutar por segunda vez.

Entramos y, aun quedando unos minutos para el inicio del concierto, la sala estaba a reventar. Puntuales salen en escena Egon Soda, liderados por Ricky Falkner guitarra en mano. Siguen rodando con su último álbum “El hambre el enfado y la respuesta. El difícil segundo disco de ‘Egon Soda” (2013), canciones como Escuela libre de enseñanza o Los hombres topo quieren tus ojos. Sonaba Lear, de su primer trabajo ‘Egon Soda’ (2008), y antes de que nos diésemos cuenta, todo el público coreaba el ya famoso ‘’Muerto el rey, se pudra el rey…’’.

IMG_9412

El grupo barcelonés, que lo completan Ricky Lavado, Xavi Molero, Pablo Garrido, Charlie Bautista y Ferrán Pontón, se despedía con Nueva Internacional y nos queda clarísimo que Egon Soda son mucho más fuertes (7 veces más que tú, para ser exactos) en directo.

León Benavente eran los siguientes en pisar el escenario, observados por un público que, bajo mi punto de vista, nos estaba demasiado entregado. Vienen de pegarse un verano que ríete tú de Willy Fog y su viaje en 80 días. Han recorrido casi todos los festivales de la península y eso les ha ayudado, si aún cabe, a crecer como grupo y a que sus canciones suenen más potentes.

Alineados todos a la misma altura, salieron con ganas y al grano, y digo esto porque no se cortan un pelo a la hora de preparar el setlist. Trece canciones lo formaban, casi sus dos álbumes al completo. Abraham Boba, Luis Rodríguez, Eduardo Baos y Cesar Verdú tienen actitud y se comen el escenario, más aun cuando van avanzando las canciones. ‘León Benavente’ (2013) y ‘Todos contra todos’ (2014) sonaron a la perfección, en una Sala Bikini a la que no se le puede sacar ni un pero en cuanto a éste aspecto.

IMG_9501

El concierto iba avanzando y la gente se iba animando poco a poco, hasta que llega el final del concierto y aquí, queridos lectores, es cuando se desata la locura total. Suenan los primeros acordes de Ser Brigada, canción con la que la banda cierra todos sus conciertos, y en el escenario se juntan LOS ELEGIDOS, en mayúsculas. León Benavente + Egon Soda juntos en el mismo escenario, cantando, tocando, saltando, bailando y todo lo que os imaginéis que acabe en -ando . Os puedo asegurar que nadie de los allí presente va a olvidar el momentazo que nos hicieron vivir las dos bandas.

Y c’est fini, después de este final apoteósico más de uno salió con unos kilos menos en su cuerpo (y es de agradecer después de los excesos del verano).

Desde aquí queremos dar las gracias a Curtcircuit por hacer posible que hayamos podido disfrutar de éste gran concierto.

Y a partir de este momento, damos por inaugurada la temporada de conciertos en sala después de un verano que, al menos yo, ha sabido exprimir al máximo.

Fotos por Dolo: @Dolopb

Más publicaciones de Estefanía Calero

La Capsa arde con León Benavente y Sr. Chinarro

Después de 5 años de inactividad, La Capsa (El Prat de Llobregat)...
Leer más