Lecciones de Vuelo – El Giro Immelmann

Lecciones de Vuelo es un grupo que ya conoceréis, puesto que estas no son las primeras líneas que leéis. Sin embargo, esta si es la primera vez que hablamos de su primer LP: El Giro Immelmann. Las críticas deben ser sinceras, y éste no es un álbum que estuviese esperando, por lo que su llegada a mí fue una sorpresa. El resultado he de reconocer que ha sido muy positivo, doce cortes bien construidos, con una producción excelente teniendo en cuenta los medios con los que cuenta la banda, constituyendo un LP de debut sólido y sin fisuras. Una excelente carta de presentación y una señal de la madurez adquirida a lo largo de estos años y sus anteriores lanzamientos.

El Giro Immelmann tiene un punto muy especial: es capaz de crear sensaciones, de cambiar ánimos. Mentiría si dijese que supone un subidón de adrenalina, al contrario, son canciones de las que te hacen pensar y reflexionar, que tocan sentimientos muy íntimos, que llegan dentro, en ocasiones hechas de pura melancolía.

No vamos a descubrir ahora cuáles son las referencias de Lecciones de Vuelo, en este álbum hay mucho de Yo La Tengo y algo de Los Planetas, influencias que ellos mismos reconocen y que saben plasmar a la perfección junto a sus propias ideas. Otro punto muy a favor de El Giro Immelmann es el juego de voces entre F. Montané y Piyi, que le da una riqueza sonora enorme y le resta monotonía a las canciones. Instrumentalmente los sintetizadores llevan el peso del álbum, dejando a las guitarras un espacio algo más secundario, pero con un estilo rock que las mantiene siempre presente.

Al final, El Giro Immelmann es un álbum muy completo, eminentemente pop, con canciones más oscuras y shoegazeras como pueden ser Autoreverse o el El reverso tenebroso, un instrumental genial como NGC 520 (mi tema preferido a la primera escucha) y otros temas que dentro del pop incorporan el apelativo de power, más cañeras y animosas, como la canción de apertura Cuando estás cerca y la de cierre La Cosa Nostra. No es un disco de amor, no es un disco de melancolía, no es un disco oscuro, ni es un disco de luz, pero si que incorpora todos estos ingredientes para acabar siendo algo consistente y con mucha personalidad.

Y siento tener que hacer esta broma, pero El Giro Immelmann está libre de turbulencias y Lecciones de Vuelo avanzan a gran nivel.

More from José Domínguez

Revelado el cartel del Vive Latino 2015

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp NOFX, Molotov, Tinariwen, Caifanes, Nacho Vegas, The...
Leer más