Las obras completas de Brett Anderson

Brett Anderson
Brett Anderson

El décimo aniversario del primer álbum de Brett Anderson ha sido conmemorado con la publicación de Collected Solo Work, una caja recopilatoria que incluye la totalidad de su discografía.


La carrera de Brett Anderson como vocalista de Suede será de manera incontestable el legado por el que se le recuerde en el futuro. Pero su producción musical en absoluto llegó a su fin con la aparente disolución de esta banda. El reencuentro de Anderson con el guitarrista Bernard Butler no tardaría en fructificar bajo la forma del único álbum del efímero proyecto The Tears, el insuficientemente reivindicado Here Come The Tears (Independiente, 2005). Tras unos resultados comerciales juzgados insatisfactorios por su compañía discográfica el grupo fue dado por muerto, aunque el cantante no tardaría demasiado en publicar su primer trabajo en solitario.

La escucha del homónimo Brett Anderson (Drowned in Sound Recordings, 2007) no resulta difícil para un aficionado a Suede, si bien su paleta sonora es ciertamente más limitada que la de esta banda. La diferencia fundamental con ella radica en la escasa presencia y el carácter relativamente anodino de las guitarras eléctricas que aquí encontraremos: aunque interesante por derecho propio, la simplicidad del medio tiempo rockero de ‘Dust and Rain’ no puede compararse con el virtuosismo exhibido por Richard Oakes o Bernard Butler. Pero no es esa la intención de un disco dominado por arreglos de cuerdas y piano, en el que la mayoría de las partes de guitarra que escucharemos serán delicados arpegios de acústica. La canción que mejor ilustra estos aspectos es la fantástica ‘Love Is Dead‘, el acertado single que precedió al álbum por unos meses y que también fue la canción escogida para abrirlo.

Sus sucesores Wilderness (BA Songs, 2008) y Slow Attack (BA Songs, 2009) son muy similares en concepto y ejecución a este primer esfuerzo. Sin embargo, Wilderness se ve algo lastrado por un excesivo minimalismo instrumental. La mayoría de las canciones incluidas revelan de manera muy evidente su origen como composiciones para piano, un tanto insípidas y con un mínimo acompañamiento de violonchelo, guitarra acústica y apenas nada más, aparte de la voz de Emmanuelle Seigner en la soberbia ‘Back to You’. A pesar de contar con otras canciones destacables como ‘A Different Place’, este trabajo adolece de una sensiblería galopante que no puedo evitar encontrar algo aburrida. De mayor interés sería Slow Attack (2009), dotado de un sonido que, sin renunciar a la naturaleza reposada y al clasicismo instrumental de sus predecesores, presenta arreglos de mayor entidad visibles en el excelente single ‘The Hunted’. Las percusiones, casi por completo ausentes de Wilderness, vuelven para imprimir un talante más enérgico en algunas de sus canciones, en cierto modo anticipando el futuro cambio de dirección de la propuesta.

Black Rainbows (BA Songs, 2011) muestra profundas diferencias con los anteriores, suponiendo el abandono de la faceta más íntima de Anderson para dar paso a un formato más ortodoxo de banda de rock. Por desgracia, este disco nació destinado a ser pasado por alto. El regreso de Suede ya estaba en marcha en el momento de su publicación, aunque todavía faltaba algún tiempo para que culminara en el esperadísimo álbum de reunión Bloodsports (Warner Bros. Records, 2013). Para entonces la aventura en solitario de Brett Anderson ya había llegado a su final. Black Rainbows revela un compositor en buen estado de forma, capaz de firmar canciones como ‘Crash About to Happen’ o ‘Actors’, no tan distintas de la música que le hiciera famoso en la década de los noventa. Y por tanto, demasiado parecidas a Suede para que la coexistencia de ambas propuestas tuviera sentido. Las inquietudes rockeras del cantante nuevamente han quedado satisfechas por su grupo de toda la vida y, si en algún momento sintiera la tentación de retomar su propio proyecto, probablemente será para abrazar de nuevo la sensibilidad de que hizo gala en sus primeros momentos.

La caja recopilatoria Collected Solo Work está disponible a través de Demon Music Group. La edición en vinilo se compone únicamente de los cuatro álbumes de Brett Anderson, mientras que en su contrapartida en CD aparecen suplementados con material adicional, un quinto disco con grabaciones en directo realizadas en Londres y Berlín y un DVD que contiene una entrevista sobre los procesos de composición y grabación empleados por el cantante.

Brett Anderson - Collected Solo Work

More from Diego Nistal

Viv Albertine y su vida más allá del punk

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Usualmente reservamos como lecturas veraniegas esos gruesos...
Leer más