Sucedió una noche: Iván Ferreiro en MadGarden Festival

iván ferreiro

El Jardín Botánico de la Universidad Complutense, ese gran desconocido del campus, fue el elegido como localización de la serie de conciertos organizados por MadGarden Festival con actuaciones tan diferentes como Iván Ferreiro, el Dúo Dinámico o The Beach Boys.


Diversos puestos y pseudo-terrazas donde manducar y privar antes, durante y tras el evento se colocaban como antesala del foso natural creado entre el escenario y unas gradas preparadas para los más cansados y despegados.

ivan2

 

En Ciudad Universitaria siempre aprieta cierta corriente, de la de portales caseros y aulas de puertas abiertas, pero el verano en Madrid es bien conocido por no apiadarse del infeliz que permanece en la capital durante estos meses. El día iba tornándose insoportable. La canícula estival empezaba a apretar y hacía presagiar una noche donde los ventiladores manuales se alzarían como protagonistas. El gaznate necesitaba litros en vena y esperaba la caída de la noche con una necesidad apremiante. Aún con las luces de esos atardeceres mágicos de la Villa, uno de los últimos conciertos de la primera edición de MadGarden Festival, tornó este infierno en una noche mágica. Una vez más, el ilusionista Iván Ferreiro sacó su chistera.

Puntuales a la cita, con Geológicas a sus espaldas, se presentaron Iván Ferreiro y su banda para, una vez más, ofrecer un concierto lleno de magia. Para aquellos que ya se acercaron a su pasada cita en la Sala La Riviera, el listado de canciones interpretado por el músico gallego no fue una sorpresa ya que prácticamente se trataba del mismo decálogo allí presentado. No hay que olvidar que continúa rodando con Val Miñor-Madrid. Historia y Cronología del Mundo, esa obra cargada de optimismo con la que ha vuelto a sorprender (y a callar) a más de uno. Acompañado por los de siempre y contando con la compañía del hombre-productor-orquesta Ricky Falkner al bajo, el espectáculo empezó con ‘Twin Peaks’ como primera toma de contacto donde la cuarta pared, nosotros, los allí presentes, empezamos a dejarnos caer por la arena, defenestrando al graderío. Niños con padres, amantes fugaces, parejas consolidadas o amistades irrompibles tararearon ese nuevo himno que ya es Pájaro Azul mientras el vello cutáneo volvía a hacer de las suyas erizándose en esa calurosa noche veraniega. Se mantuvo en sus trece y vertical continúo al son de ‘Bambi Ramone’, ‘Chinatown’, ‘Cómo Conocí a Vuestra Madre’ o ‘Pandelirios’. Como todo buen espectáculo de variedades que se precie, hubo lugar para la comedia, la lágrima y la emoción. Para el dueto monoparental en ‘Tristeza’ o ‘Alien vs Predator’. Para el uso del flashback para recuperar sensaciones con los clásicos, esos que nunca mueren, de Los Piratas. Imposible recordar cuántas veces habré perdido la voz con ‘Años 80’. Para el recuerdo de viejas y nuevas glorias con ‘Abrázame’ y ‘1999’.

ivan1

Lo sabes, lo sé. Estuvimos delante de algo grande. Tan grande que envidiaremos de por vida a esos infantes que recordarán este concierto como muchos recordamos la primera vez que vimos Cinema Paradiso. Iván Ferreiro te capta en la grabación, pero en el directo no te suelta. Te absorbe. Es intravenoso. Te jode la existencia durante varios días. Te deja con cara de estúpida otros tantos. Te dibuja una sonrisa en la cara. Te devuelve a la vida. En esas puestas de sol de Madrid en que te volvieron las ganas de comerte en el mundo.

More from Carolina Cadenas Pazos

Llega ALT, tu nueva emisora musical

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Llega una nueva emisora a las radiofrecuencias...
Leer más