Surforama Festival 2015: una ola arrasó Valencia

Una gran ola de Rock and Roll arrasó Valencia durante el pasado fin de semana donde se celebró la mayor fiesta de Rock and Roll que se puede disfrutar hoy en día.

Surforama lleva ya años siendo el festival de referencia peninsular de música surf y demás sonidos de rock and roll añejo de los añorados años 50 y 60 como el Rockabilly, el Beat o  el R&B. Pero este localizado en la sala La Rambleta festival no se limita a ser tan sólo un encuentro musical, también incluye stands de discográficas como Sleazy Records, y tiendas con todo tipo de merchandising, discos y demás memorabilia, además de otro tipo de actuaciones, y de Dj”s como Jorge Explosión, The Legendary Sheiks o Diego RJ para amenizar la espera entre grupos y alargar la fiesta hasta altas horas de la madrugada. Todo ello conducido por el excelente Maestro de Ceremonias, Fran Creyente, una especie de sacerdote del rock and roll dedicado a propagar el mensaje de Elvis entre las grandes multitudes.

Cartel-Surforama-2015-definitivo-Kaisers-y-Wau-733x1030

Abrió el festival un joven grupo catalán definido como una de las mayores revelaciones de la música surf en España en los últimos años, The 13th Magic Skull, con un despliegue de power surf sin concesiones se podría resumir la actuación del cuarteto que tuvo la siempre complicada misión de abrir el festival (misión que solventaron de manera exitosa) y que ya cuentan con un tema de igual nombre al de la banda sonando en radios especializadas.

Los siguientes en salir al escenario serían los brasileños The Dead Rocks, presentados por el maestro de ceremonias como una de las bandas más divertidas en directo. El trío capitaneado por el guitarrista Johnny Crash salió decidido a dar un gran espectáculo en su primera gira por España y con su particular homenaje a Link Wray incluido con el tema “Run Chicken Run”. Además la banda también tocó temas tanto de su aclamado disco One Million Dollar Surf Band como de su última entrega Surf Explosão como “Johnny Crack Corn”, todo siempre con una sincronización tanto musical como visual perfecta entre sus miembros y demostrando que hay pocas bandas con más reverb que ellos actualmente y que sus hipnóticas melodías guitarreras son capaces de conquistar a cualquier audiencia a lo largo y ancho del globo.

IMG_1401

Como ya es habitual, tras cuatro máscaras de lucha libre, guitarras Eastwood y con su clásico grito de guerra “A huevo!” los mejicanos Lost Acapulco, pioneros absolutos de la música surf en su país, asaltaron el escenario del festival Surforama. Con cortes ya clásicos como “Misión Malvarrosa”, “Surf Mongol” o su canción dedicada a la subcultura del cannabis “Acapulco Golden” se ganaron al ya numeroso público del que se despidieron, no sin antes prometer una futura y no lejana visita.

IMG_1416

El reloj marcaba las 00:15 y eso significaba que era el turno de Wau y los Arrrghs!!!, que hoy jugaban en casa y lo iban a aprovechar al máximo con un derroche de energía punk y espíritu macarra garajero. El ser una banda local junto con los temas de su disco de 2005 “Cantan en español” como “Demolición” y su pegadizo estribillo, “Momia Twist” o su clásico “Rey de Tablistas” (coreada tanto por fans incondicionales como por el resto del público) y temas más nuevos como “La Ciudad No Es Para Mi” hicieron el resto en una actuación en la que Juanito Wau acabó cantando bajo del escenario junto al público y dándolo absolutamente todo.

Los encargados de cerrar la primera noche de rock and roll en la sala La Rambleta serían los Fab Four escoceses, The Kaisers, la reunión más esperada del festival, ya que éste sería su único concierto en todo el mundo después de 13 años inactivos, y que además lanzaban  una edición especial en vinilo con Sleazy Records (presentes en el festival) tan sólo para el festival, por lo que serían presentados en medio de aleluyas por parte del maestro de ceremonias. La ristra de clásicos que tocaron los escoceses no se hizo esperar por medio de temas como “Liquorice Twitch” que sonó en segundo lugar, seguida de “Hipshake” o “Alligator Twist”, alternándose en las labores vocales entre los guitarristas y el batería de la banda, dieron un gran concierto de beat en el tocaron la friolera de 35 temas y que acabaron con “Let’s Stomp” y con la sensación de que nunca hubieran dejado de tocar juntos.

IMG_1433

La segunda y última jornada del festival comenzaba con uno de los grandes guitarristas españoles de los últimos tiempos, Mario Cobo (Nu Niles, Mambo Jambo…), quien rendiría un merecido homenaje a Santo & Johnny.

Los siguientes en salir a escena serían los bilbaínos The Longboards que comenzarían con la sesión de surf instrumental del día (continuada por la siguiente banda) y que además se encuentran en un gran momento celebrando su décimo aniversario y presentando, además, su cuarto larga duración Insane en el que siguen demostrando su idolatría a tipos como el rey de la guitarra surfera Dick Dale, el único punto negativo que se le podría poner a su actuación sería que acabó un poco antes de lo previsto debido a que al guitarrista Alfredo Romero se le rompieron algunas cuerdas, pero ese es el precio que se puede pagar por tocar con tanta pasión, luego, fue más que justificado.

IMG_1455

El siguiente combo en saltar a escena serían los croatas instrumentales The Bambi Molesters con grandes temas surf como “Malaguena” o “Siboney” y la vieja guitarra Jaguar de Dinko Tomljanović desgastada hasta el límite después de mil batallas en cientos de escenarios dejaron claro que son una de las bandas europeas con más personalidad dentro del género.

Era el turno para David Marks, antiguo integrante de los legendarios Beach Boys (durante su época dorada) e historia viva de la guitarra surf, quién durante su actuación estuvo apoyado instrumentalmente por los valencianos A-phonics (y sus guitarras surferas del mediterráneo) y con The Del-Prince en los coros repasaría temas de sus Marksmen, además de clásicos de la banda californiana y que tendría su punto álgido en el momento en el que el veterano músico californiano se despidió de Valencia tocando el superhit “Surfin” USA”.

IMG_1464

Entre dos de las actuaciones más esperadas del festival, era el momento en el que Wanda de Lullabies (junto con la criatura del pantano) haría acto de presencia para sorprender al público de la capital del Turia con un Burlesque Show más que entretenido.

El plato fuerte del festival, sin duda alguna, estaba reservado para cerrar la fiesta, y es que el chillón soulman americano Barrence Whitfield iba a estar acompañado por los incombustibles barceloneses Mambo Jambo en una combinación que prometía ser una explosión de Rock n Blues y Rockabilly y que sólo se podría ver este año una vez en toda Europa ¡y sería en el Surforama! De esa forma Mario Cobo a las seis cuerdas, Ivan Kovacevic al contrabajo, Anton Jarl a la batería y Dani Nel.lo al saxo subían al escenario para dar el pistoletazo de salida a la actuación más salvaje de todo el festival, a la que al momento Barrence se unió ataviado con una corona egipcia cuál antiguo faraón, para comenzar la fiesta con “Bip Bop Bip” de sus Barrence Whitfield and The Savages, una fiesta continuó sin pausa hasta el fin de su descarga, que se vio alargada hasta una segunda tanda de bises tras la insistencia del insaciable público y en la que, por supuesto cayeron los tracks del EP conjunto del músico de Florida junto la banda que le acompañaba esta noche, “Jackeline” y “Candlelight”, y clásicos de su anterior aventura musical como la coreada “Big Fat Mama”.

IMG_1486

Por lo tanto el festival en general creo que dejó muy buenas sensaciones a sus asistentes que se quedaron con ganas de que el año que viene esta gran ola de rock and roll vuelva a inundar Valencia.

Autor: Carlos Guijarro Gallego

 

También te pueden gustar:

Deja un comentario