Tralalí Lalá: «El mejor acierto que hemos tenido es ser amigos»

El salto de un EP a su primer material de larga duración, la exitosa presentación del mismo en Casa del Lago, los planes de una gira y una amistad que es base de todo lo que se ha logrado: ellos son Tralalí Lalá.

Para Citallli, Kleemp y Erik, no es novedad pisar un recinto universitario, pero siempre es grato para ellos compartir su música en estos espacios. En esta ocasión Ciudad Universitaria fue el lugar de su presentación, una segunda fecha que forma parte de su gira Tramontana.

Ellos comentan que realizar un disco de larga duración implica juntar más canciones, elegir los temas que se incluirán, decidir su sonido, trabajar juntos.  “Este tiene un sonido más orgánico, si hay cosas electrónicas pero ya son menos”, explica Citlalli.

La experimentación en Tramontana los llevó a componer juntos y rescatar algunos tracks que se tenían desde hace tiempo. El resultado fue positivo, pues temas como “El grito en el cielo”, “Viento” y “Hambre”, han sido de gran aceptación por parte del público. Erik comenta que para el EP, alguno de los tres podía llevar una idea al ensayo y posteriormente se convertiría en la canción. Ahora eso cambió: “En este caso, Roberto (su productor) hizo muchos arreglos de guitarras y también las baterías… aunque estábamos todos tocando, cada quien por separado iba armando sus partes”.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Roberto?

Kleemp: Nunca habíamos trabajado con una persona externa a la banda, pero creo que eso ayuda mucho, ayuda a tener perspectiva de lo que sí está sonando bien o de lo que solo crees que está sonando bien. Además, él tiene una manera muy clara y especifica de ver la música, entonces, es esta onda de ceder y  presentar ideas. Así se fue tejiendo lo que es el disco.

El material fue grabado en Lambda Recording Studio y fue masterizado en Masterhead Lab en Nueva York. Un proceso “un poco lento” al principio y con una mayor agilidad en la etapa final, según la explicación de Erik, pues  para terminar su realización recurrieron a la plataforma Fondeadora. “En cuanto lo terminamos, al siguiente día se fue a Nueva York y nos lo regresaron dos semanas después, ya estaba lista el arte, entonces, el disco lo tuvimos un mes después, que estaba ya en la maquila”.

¿Desde un principio se planeó mandarlo a masterizar fuera?

Kleemp: Tenemos un amigo en Nueva York, que es de MasterHead Lab, está como agarrando mucho nombre masterizando y tenemos cierta cercanía, es muy bueno, entonces, era como nuestra mejor opción, creo que nunca tuvimos otra opción además de él.

¿Qué representa para ustedes este primer material de larga duración?

Citlalli: Creo que tener un disco largo representa muchas cosas; es como que algo ha cuajado en tu carrera, algo ha salido bien como para que puedas tener un disco, porque quiere decir que hay mucho trabajo de composición y mucha consolidación de la banda. Creo que todos tenemos mucho más claro nuestro sonido y estamos muy contentos porque  un disco te abre muchas puertas. Ahorita estamos arrancando la gira y queremos que este y nuestro  trabajo pasado llegue a muchas más personas.

En una ocasión escuche la comparación de su música con Santa Sabina ¿Qué opinión tienen sobre eso?

Erik: Creo que la comparación se ha hecho mucho por el timbre de voz de Citlalli y tal vez algunos elementos, pero lo que es un poco chistoso y tal vez se escuche  un poco mal de nuestra parte, es que en realidad nunca hemos oído a Santa Sabina, lo oímos ya después de que mucha gente nos dijo. Es bastante halagador porque Santa Sabina es una banda de la que se habla con mucho respeto, de cierta manera una banda de culto, pero siempre se habla muy bien de todos ellos como músicos individuales y en conjunto. Está bien, pero en realidad nunca han sido una influencia directa para nosotros.

Más de tres años juntos y me imagino grandes aprendizajes en su trayectoria, pero ¿Cuáles han sido los errores y aciertos que han tenido?

Kleemp: No hay error (ríe). Uno de los mayores aciertos es el haber trabajado con Roberto Rodríguez, creo que el sonido que logramos no se hubiera conseguido sin él. Otro gran acierto: ser amigos. Consolidar la banda y mantenernos juntos y apoyarnos en todo momento, es de los mejores aciertos porque se ve en la música, se escucha en ella. Y no hay error.
Citlalli: Yo creo que uno de los errores es que a veces somos muy dispersos y se nos olvidan cosas. Hoy olvide la mercancía y tuve que regresar… ese tipo de cosas. Errores sí cometemos.
Erik: Pero al comerte errores se comete un acierto, pues al cometer un error nunca lo volverás a cometer, por lo tanto estás acertando en aprender –opina con tono reflexivo.
Citlalli: Entonces, “No hay error” –concluye con sonriendo.

IMG_8149

¿Hay una motivación más allá del hacer música por el simple gusto?

Citlalli: “Hambre”, es una canción que justo habla de eso, de los distintos tipos de hambre; del hambre por hacer lo que quieres, por hacer lo que te apasiona, y cómo eso o ese camino, te lleva a tener hambre física. Es una canción que surgió de tanto que le hemos padecido en este camino que decidimos llevar.
Erik: Algo que tenemos en común es que ninguno de nosotros tres se ve haciendo algo más que no sea música, y no es solo que no nos veamos, es que no sabemos hacer nada más que no lo sea. No hay un plan B, es esto o morir.
Citlalli: Esta otra motivación es poder vivir y poder vivir chido de esto que estamos haciendo.

Tiene poco tiempo que logramos ver una convocatoria en la que buscaban un guitarrista ¿A qué responde esta búsqueda o qué necesidad cubre?

Kleemp: En vivo es difícil llevar al escenario todo lo que hicimos en el disco, necesitamos un par de manos extra. En las guitarras nos estuvo ayudando por un buen rato Humberto Almaraz de Almaraz III, pero él ya le quiere dedicarse más a su banda por lo mismo de lo que comentábamos que no hay de otra. Por eso necesitamos llenar ese espacio.
Erik: En realidad la banda seguimos siendo nosotros tres y el guitarrista nos apoyará solo en vivo como ya lo han hecho antes.

¿Qué hay sobre sus planes de gira y las ciudades que visitarán?

Erik: El año pasado, con nuestros amigos de Barrio Chachin, hicimos nuestra primer gira y fuimos como a unos nueve o diez estados. Nos llevamos algunas sorpresas, algunas buenas y otras malas, pero las buenas fueron muy buenas; por ejemplo, nunca habíamos estado en Monterrey y ha sido de nuestros mejores conciertos. Ahora nosotros estamos con Tramontana, para dar un paso adelante tenemos que hacer una nosotros, entonces, estamos buscando la mayor cantidad de ciudades que se puedan, ahorita tenemos solo diez fechas pero la idea es ir agregando.

Para Tralalí Lalá el año girará con base en su nuevo disco, hay intención de sacar algunos vídeos, pero los temas a los que corresponden seguirán en el anonimato, pues la agrupación quiere que todo sea sorpresa. “Queremos que los lugares que dan espacio a la escena independiente conozcan nuestra música e ir creando público en todos lados, llegar a festivales y tener cada vez más público”.  Finaliza Citlalli.

También te pueden gustar:

Deja un comentario