Ornamento y Delito: «Somos un grupo que está en constante debate sobre nuestras ideas»
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Para aquellos despistados, Ornamento y Delito no sólo es el nombre de uno de los brillantes textos de Adolf Loos. Ornamento y delito es pop. Es punk. Noventas y ochentas.

Una propuesta musical que se creo por el simple hecho de tocar y fabricar pero sin la necesidad de la supervivencia material. Acaban de sacar su último disco, El Espíritu Objetivo, con el que retoman las atmósferas oscuras del retropunk. Estuvimos conversando con ellos en su local de ensayo y aquí os lo contamos. ornament

¿Quiénes sois, de dónde venís y qué hacéis?

Somos Ornamento y Delito, grupo que nace en Madrid en 2007 formado por un chico de Valladolid y tres tipos de Bizkaia que se vinieron a trabajar a Madrid. En 2011 fichamos por Limbo Starr y acabamos de sacar nuestro último trabajo, El Espíritu Objetivo. Todos tenemos un largo pasado musical, ya no somos unos chavales (risas). Aunque alguno esté envejeciendo al estilo Imanol Arias (risas).

¿De quién fue la idea de hacerle un buen homenaje a Adolf Loos con vuestro nombre?

El nombre viene de un grupo anterior. (Gari al habla) Yo estudié Filosofía y durante la tesis leí sus libros. Además, nos hacen mucha gracia los nombres de los grupos de los ochenta como Bauhaus o Gabinete Caligari. Realmente era más un guiño a ellos que un guiño al Loos arquitecto.

Acabáis de publicar vuestro tercer disco, El Espíritu Objetivo, ¿qué vamos a encontrar en él?

Quizás es un disco más oscuro que el resto en el sentido de tener un sonido menos pop y guitarrero. En este caso, hemos contado con una producción más ochentera donde tiene más presencia lo percusivo (el grupo debate sobre esta cuestión).

Veo que tenéis punto de vista diferentes entre vosotros y que, además, no os lo calláis.

Somos un grupo que está en constante debate sobre nuestras ideas y cada uno opina diferente sobre este trabajo. Algunos piensan que es menos accesible, otros que es una evolución natural de los anteriores trabajos. También depende de cuáles sean tus influencias, ya que para aquellos que bebemos más de la década de los ochenta este disco es más redondo mientras que para los que están influidos por los noventa, no es así. elespiritu

Me ha llamado la atención muy especialmente la portada del disco. ¿A quién se le ocurrió la idea?

A Carmen, de Limbo Starr. Ya ha realizado muchísimas portadas de otros artistas anteriormente (Nacho Vegas o Abraham Boba), para que veas como la compañía pone su propia impronta en el grupo. En cierto modo son bastante paternalistas. Se esfuerzan por conocer al grupo y participar de él.

¿Qué tal fue la experiencia de grabar con Iñaki Llarena?

Se acordó con el sello y fue muy bien. Estuvimos cinco días la casa de sus padres en Aberín, un pueblecito de Navarra. Estábamos muy centrados en la grabación y llevábamos ya los temas bastante trabajados. El único problema fue la distancia y a la hora de hacer la mezcla sí que se notó que no había ese contacto carnal. Imagínate distintas percepciones por mail (risas).

¿Por qué elegisteis “Carnaval Armado” como primer single de este nuevo trabajo?

Quizás era la más sencilla y hortera. Había que buscar un tema efectivo y ya estaba rodada al haber hecho un vídeo anterior de presentación para la discográfica. Suena a hit festivalero chusco con letra sangrante. Habla de lo más miserable pero a la vez no puedes dejar de bailar. Es como cuando hicimos Los fantasmas del Windsor.

Hace unas semanas estuvisteis presentando vuestro trabajo, ¿tenéis pensado hacer más fechas?

De momento tenemos una fecha. El disco ha salido en junio y tampoco estamos buscándolo. Tenemos una fecha en Tarragona en el Palmfest, y esperamos a que el disco madure para ver dónde iremos a tocar.

Ya para terminar, ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

A Jaime Urrutia que al final no se pasó por nuestro concierto. A Mario Blanco. A Los Lagos de Hinault. Al cantante de Los Salvajes. A Comando Asesino.

Ornamento-y-Delito

Hace unos meses estuvimos charlando con Ornamento y Delito en su local de ensayo, lugar íntimo a la par que informal donde conversamos sobre sus impresiones musicales y la salida al mercado de su último trabajo, El Espíritu Objetivo. Como no quisimos cargar en exceso la publicación de la amena charla, aquí tenéis la segunda parte. Por cierto, olvidad eso de que las segundas partes nunca fueron buenas. Una auténtica falacia.

Veo a vuestro disco, El Espíritu Objetivo, como un decálogo de los vicios de la sociedad actual.

No creemos que a nivel de letras sea tan coherente pero sí que hay unas cuantas que son un reflejo del yupi y de otras figuras nauseabundas.

De hecho en El Hundimiento no puedo evitar acordarme de Jesús Gil.

Nosotros nos acordamos de Ruiz-Mateos, de cuando le expropiaron Rumasa. También nos viene como icono Arenas, del PP. Bárcenas también. Zoilo Ruiz-Mateos, etc.

¿Notasteis cambio al fichar por un sello como Limbo Starr?

Sí que es cierto que había un camino ascendente y que empezábamos a salir en revistas especializadas, pero también es cierto que al fichar empezamos a aparecer en otros medios que parecían inalcanzables en otro momento al no tener discográfica. Estuvimos en conciertos de Radio 3, en festivales también. Al fichar con Limbo Starr también sabes que la gente se iba a acercar más al igual que los medios. Nunca sabremos hasta que punto esto está determinado por Limbo Starr o por la inercia que llevábamos nosotros mismos.

Pregunta vital, ¿vivís de la música?

Desde hace veinte años por amor al arte perdiendo dinero (risas). Es extrañísimo. De los que conocemos habrá dos, tres grupos que viven únicamente de ello. Por ejemplo, La Buena Vida en su buena época no vivía de ella. Ahora quizás Los Planetas, Vetusta Morla…aunque si te pones a mirar igual hay un porcentaje mayor que antes. En proporción. Y están focalizados a que esa maquinaria vaya bien engrasada. Esos quince grupos que están siempre en los festivales y están en todas partes. Ten en cuenta que un grupo que está sin tocar un año entero, como nosotros, no vive de esto. Nosotros tenemos un público pero no nos sale rentable tocar. Nosotros y otros tantos y tantos de ellos. Por ejemplo, Fernando Alfaro vendió cuatro entradas en A Coruña hace unos meses…

Es complicado tocar ante tan poco público.

Bueno, siempre nos lo hemos pasado muy bien tocando con poca gente y cuando hemos tenido contrato discográfico ha sido ya de mayorcitos. Preferimos un concierto de veinte personas a uno de mil. Nuestro aforo medio quizás sea el de cincuenta personas. Ahora también hay una sobresaturación y preferimos ocupar el sitio no por la dinámica que lleven los demás sino por la gente que realmente disfrute con lo que hacemos. Nosotros vamos a disfrutar igual haya el público que haya delante. El problema es si focalizas tu éxito solo en el número de la gente que vas a tener delante.

Escuchando vuestro disco, diría que vuestras influencias bailan entre el punk de los ochenta y la actualidad salida de cualquier noticiero. Antes de meter la gamba más, contadme vosotros cuales son.

Son muy variadas. A uno le influyó Remain in Light de Talking Heads. A otro la música clásica, Brian Eno, Metallica o Mummy Your Not Watching Me de Television Personalities. Incluso llaman la atención canciones aparecidas en televisión y que vendrían a encontrarse en lo que se hace llamar mainstream y que, sinceramente, son cojonudas. Ten en cuenta que ahí hay muy buenos productores, mucho dinero en juego y hacen productos muy buenos. Sobre todo en Estados Unidos.

Madrid aparece constantemente en vuestras canciones.

Es normal que sea escenario ya que es donde vivimos. Cuando vivía en Portugalete era Portugalete…

Habéis recuperado temas de discos anteriores. ¿Por qué?

Nos dio por ahí. Eran canciones que iban a la perfección con los temas que habíamos creado. Además, del total que llevamos en un primer momento hubo cuatro temas que fueron descartados por la discográfica. Nos decían que faltaba el hit. Y, entonces, nos pusimos a buscar cuatro temas que fueran todos ellos hits. Así fue como elegimos Radio y Los Fantasmas del Windsor, canciones de nuestro fondo de armario. Realmente, no nos da ningún tipo de pudor recuperar temas propios. No le damos más importancia.

Ya para terminar, ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

A Jaime Urrutia que finalmente no se pasó por nuestro concierto. A Mario Blanco. A los Lagos de Hinault. Al cantante de Los Salvajes y a Comando Suzie.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Carolina Cadenas Pazos

Licenciada, masterizada y futura doctora. Escribiendo desde hace un lustro sobre arte contemporáneo, cine, música y todo lo que huela a cultura. De Madrid al cielo y si suena Radio Futura, mejor.
Cerrar menú