Kelevek: «Estamos llenos de energía»
Foto de @cmonterrosso
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Kelevek es una de las últimas promesas de la efervescente escena madrileña. El trío, que ha publicado el EP Instinto este año, promete ser una de las bandas que más emociones fuertes nos brinde a lo largo de los próximos meses.

Kelevek son Álvaro (guitarra y voz), Miki (bajo y voz) y Carlos (batería), unos viejos conocidos de la escena rock española que han renacido en forma de Kelevek. Con motivo de su primer trabajo discográfico y de su inminente concierto en el Café La Palma este sábado 16 de noviembre, hemos charlado con Álvaro para conocer mejor el proyecto y saber qué nos depara el más allá.

Hola Álvaro, me temo que tengo que empezar con una pregunta muy grande: ¿creéis en la vida después de la muerte?

No lo sé, pero bueno, yo voy a contestar por mí. Tiene que haber algo, si es vida no lo sé. La muerte es segura, después de ella algo tiene que haber. Algo etéreo, espiritual incluso, pero vida… no sabría decirte. Creo en que hay algo.

Te lo pregunto porque, sin ser lo de vuestro proyecto anterior una muerte, sí que hay una transformación, algo nuevo. ¿Qué diferencias hay con respecto a aquellos días?

Como dices tú, parece que es una muerte, pero es una transformación. Como en toda transformación, mantienes cosas que te funcionan, que te hacen tirar para adelante y descartas otras que no te están funcionando o con las que no te sientes del todo representado.

Uno de los principales cambios con respecto al pasado ha sido ser capaces de mirar atrás e intentar crear algo nuevo con un poco de los tres: en cuanto a la música, en cuanto a las letras de las canciones. Algo que podamos decir que es nuestro.

Me ha sorprendido una cosa. He visto que tenéis influencias declaradas de Foo Fighters, KITAI, Sexy Zebras, Muse… pero en Spotify también declaráis influjos –creo que tú, además– de Ed Sheeran, Swedish House Mafia, Eminem. ¿Habéis abierto las puertas a estos sonidos? ¿Cómo encaja todo?

Tenemos bandas que representan nuestras influencias más palpables, pero si en algo estamos contentos los tres es que como consumidores y creadores de música es que no nos cerramos puertas. Cuando escuchamos un sonido que nos atrae no juzgamos. Vamos con una actitud de aceptación, nos decimos «¿esto que hay aquí qué es? ¿A qué suena?». Da igual que sea dance o techno de Swedish House Mafia o un pop muy comercializado como el de Ed Sheeran, hay algo en esas canciones que nos impulsa y nos da igual que tengan cierta etiqueta, que haya gente que diga «yo esto no lo tocaría». Es verdad que hemos añadido canciones que no van muy en nuestra línea, pero que nos mueven más allá del género, son pura música.

He estado escuchando el material nuevo y suena como si tuvieseis más empuje. No sé cómo decirlo, pero es como si os hubiesen abierto la puerta de la jaula, sonáis más libres y más potentes. ¿Tenéis esa sensación vosotros también?

Sí, de hecho, ha sido una sensación que ha crecido. Eso que se ve reflejado somos nosotros mismos, es nuestro estado anímico. Hemos pasado de estar un poco cohibidos o pensativos en cómo hacer las cosas a ir al local de ensayo con una actitud de hacerlo y no de pensarlo. «¿Qué sale de lo que estamos haciendo los tres aquí hoy? ¿Qué surge?». Sin comernos la cabeza de cómo quedará después, sin pensar si se ubicará en algo llamado rock, pop, indie, sino directamente hacerlo. Hemos hecho en muy poco tiempo muchas canciones –aunque de momento solo hay tres, las demás las tenemos guardadas– pero todas tienen esa sensación, ese empuje.

Nos alegra que eso haya llegado. Estamos aquí, estamos llenos de energía y vamos para delante.

Sé que habéis tenido ya alguna actuación. Hilando con lo dicho, ¿cómo habéis visto al público? ¿Cómo han reaccionado?

La verdad es que nos ha gustado el directo. Nos hemos sentido con ellos; no mostrando algo, sino transmitiéndolo y viendo cómo la gente abajo lo recibe y lo usa. Si sales con energía, la gente te la devuelve; si sales con ganas de mostrar algo nuevo; el público es curioso, lo escucha y lo aplaude.

Nos ha sorprendido para bien porque lo nuestro ha sido una apuesta difícil. Cambias el nombre, cambias incluso el estilo de lo que haces, pero creo que han reaccionado muy positivamente, sentimos el calor de la gente.

Antes me has comentado que tenéis tres canciones publicadas, pero que tenéis más en la recamara. ¿Cuáles son las previsiones para este final de año y para 2020 con respecto a ese material?

Nuestra idea es que haya un flujo constante, muy en la línea de lo que hablábamos antes, queremos que sea enérgico, un no parar. Como hablamos al principio, no queremos sacar algo y dejarlo morir o verlo agotarse. Queremos sacar algo, que se pueda escuchar y disfrutar, y cuando pierda fuelle, publicar otra cosa.

Estamos intentando hacerlo lo más redondo posible desde unas canciones que abran la puerta a lo que es Kelevek y durante este 2020 se cerrará esto que hemos estado creando en el estudio.

De esta primera muestra, el EP Instinto, se pueden escuchar “Dual”, “Tigre” –un gran single– e “Inmortal”. Son canciones diferentes entre sí, pero tienen cosas en común: estribillos explosivos, tintes épicos, un sonido muy cuidado y envolvente, ¿podríamos decir que esta es vuestra seña de identidad? ¿Irán los nuevos temas en esta línea?

Sí y no. Sí porque van a transmitir la misma sensación de ser distintos, aunque con algo que los une. Esperamos transmitir eso también en los nuevos temas. Este pequeño trabajo está relacionado con lo más natural, con lo más instintivo del ser humano, con la dualidad de ponerte frente a otra persona.

Luego cada canción es diferente. En “Tigre”, por ejemplo, hablamos mucho del instinto de saciar, mientras que “Inmortal”, que es la más larga, es la puerta de entrada a lo que será el nuevo trabajo.

“Inmortal” es una gran canción. Tengo la sensación de que es una de esas pistas que se consumen lentamente, que no se gastan con pocos usos, sino que uno puede tirarse con ella meses.

Me alegro, esa es la idea. Como músicos buscamos algo que no queme rápido, y en este caso, que además pueda abrirle la puerta a lo que veremos muy pronto.

Cambiando de tercio, he de decir que vuestro el nuevo proyecto está cargado de simbolismo desde el nombre hasta la imagen, representando finalmente ese renacimiento a través de las mariposas. A respecto me gustan también dos frases, la del proverbio chino que dice que «El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo» y también esa descripción de Muhammad Ali que afirmaba que «Flota como una mariposa, pica como una avispa». Sin estar pensado, creo que son dos frases que se ajustan bien a vuestro espíritu más allá del renacimiento.

La verdad es que no lo habíamos pensado nunca, pero me han encantado, tanto el proverbio chino como la frase sobre Ali.

kelevek café la palma

 

Ya sabes que en la prensa siempre le andamos dando muchas vueltas a las cosas y creo que estos enunciados casan bien con vuestra esencia. También he visto que actuáis el próximo 16 de noviembre en el Café La Palma y que en el cartel aparecen las palabras «Instinto», «Libertad» y «Cerca Trova». ¿Qué hay detrás?

Pues con el cartel hemos intentado dejar a la gente con la miel en los labios con respecto a lo que va a haber. En el Café La Palma tocaremos las canciones de Instinto, pero también aquellas que todavía no se pueden escuchar. Queremos que sea un concierto de presentación de verdad, no solo de lo que está publicado. Si a la gente le apetece vernos en directo van a poder verlo todo, no nos vamos a guardar nada en la manga. Instinto es el primer EP, Libertad será el segundo y Cerca Trova, que significa «busca y hallarás», es el fin, el broche que queremos ponerle a 2020.

Queremos eso, decirle a la gente que, si viene, no vamos a dejarnos nada, que vamos a mostrarlo todo.

Después de lo dicho no sé si habrá alguien con dudas con respecto a si ir o no al concierto, pero, para terminar, ¿qué les dirías a nuestros lectores para acudir el 16 al Café La Palma?

Vamos a ofrecerles un directo que no va a decaer en ningún momento desde que se apague la música de la sala hasta que nosotros nos despidamos. No va a ser un directo que caiga pesado, sino que el flujo va a ser continuo. Va a ser una muestra de lo que es Kelevek, de energía –aunque sin dejar nuestro lado meloso – pero va a ser un concierto que van a recordar y nosotros también.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Cerrar menú