Keko Yoma: crecer como personas
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Con una fiesta que mezcla ritmos que van desde el ska, rock, punk y más, Keko Yoma llegó por primera vez a la Ciudad de México, en una aventura más para mostrar su música.

Keko Yoma se ha hecho de los viajes.

Originarios de Chile, Allan (bajo), Renato (guitarra), Claudio (voz), Javier (batería), Gonzalo (teclados) y Carlos (percusiones), se han encargado de llevar su fiesta latina dentro y fuera del continente, con presentaciones que van desde el más pequeño bar, hasta los grandes festivales de Europa.

En esta ocasión, llega la oportunidad de pisar tierras aztecas, una cultura que no les es tan desconocida. “Café Tacvba y Molotov son bandas “mega” a nivel latino,  también están Victimas del Doctor Cerebro y Maldita Vecindad, que son bandas que uno de adolecente escuchaba y son parte de uno, a la hora de componer también” platica Claudio.

La agrupación considera que el estar en el lugar adecuado y en el momento exacto, los ha llevado a encontrarse con personas las cuales han sido parte de sus iniciativas para realizar nuevos viajes. Respaldados por su trabajo, las invitaciones a nuevos países llegan de un momento a otro y es ahí cuando empiezan a planear una nueva gira. “Keko Yoma se ha hecho de los viajes, desde que empezamos en 2006, no hemos parado… Países nuevos como este, vienen a refrescar esa sensación que nos tiene vivos”, comenta el vocalista.

Por otra parte, Allan, indica que las giras a Europa se realizan cada año, teniendo como parada obligada Belgica, pues en cada visita tocan en el bar de la ciudad, donde ya han construido un público para su propuesta.  “A nosotros nos gusta conocer cultura, conocer gente, hacer lazos… Si tocamos para tres en el D.F, el otro año serán ocho y serán más festivales, nos interesa la experiencia, conocernos, la comida… Así lo hacemos” complementa Javier.

¿Cómo ha sido el paso de ser una banda local a ya salir de Chile para mostrar su música?

Claudio: Se ha dado poco a poco, a veces hemos tocado en Chile en algunos festivales y tres días después en un lugar pequeño. Han sido buenas experiencias tocar desde el bar más pequeño hasta un gran festival, porque ahí ya gozamos de un mejor sonido, vas a otro escenario y ves a bandas que jamás irían a Chile o Latinoamérica, los ves y después conoces a Gogol Bordello… Eso es tener los cojones de no esperar a un productor, ir y tocar en los escenarios grandes: ir y buscar.

IMG_1008

Que la gente vibre.

En palabras del vocalista, Keko Yoma se reconoce como una agrupación ligada a las temáticas sociales, pues ven una evolución en su música al mismo tiempo que la Revolución Pingüina sucedía en Chile en 2006 y un posterior movimiento estudiantil en 2011. Con Bienvenido al Sur y Propaganda, los chilenos dotan de contenidos políticos sus composiciones, indicando inconformidad con el sistema en el que se encuentran, pero mostrando temas de una forma “carnavalesca, porque no hay que perder el espíritu del alegato,  no es un berrinche, sino que finalmente tiene que  ver con cómo vamos surcando caminos para vivir mejor”.

¿Qué tan difícil es abordar la situación social para plasmarla en sus canciones?

Carlos: Yo siento que los temas no resultan tan difíciles, porque son cosas que van pasando en la cotidianidad que estamos viviendo, la realidad de Chile no es muy distinta a lo que pasa aquí o lo que pasa en Europa o el mundo, lo que nosotros vamos viendo o viviendo es lo que se plasma en las letras y la música.
Gonzalo: Un concepto que creo que es clave es el de “la arenga”, el hecho de pararse en un escenario y tener un micrófono implica una responsabilidad gigantesca; lo que dices no pueden ser estupideces autorreferentes, sino también comunicar algo, cuando una banda se hace cargo de eso, adquiere un peso mucho mayor y por eso, ahora que estamos grabando un documental de la gira por México, se decidió ponerle al documental Arenga, entiendo a la “Arenga”,  como este grito, este llamado a no bajar los brazos en contexto complejo, a despertar y hacerse cargo de lo que uno sabe… Con la indiferencia uno no participa, se olvida la fiesta y si se olvida la fiesta y el carnaval, te haces ajeno a ti mismo, al final es eso una arenga, hacer que la gente vibre también.

¿Ha cambiado el proceso de composición de la banda?

Renato: Antes era muy centrado en el vocalista antiguo, él hacia los textos y nosotros la música. Con el tiempo se fue tornando distinto, porque las letras carecían de profundidad y la inquietud de la banda era un despertar de conciencia y abrir los ojos, lo forzamos a que fuese distinto y colaborar nosotros. Es la lógica del taller, trabajamos con base en ello.

IMG_1013

El más weón de los caminos

Con los primeros pasos de Keko Yoma hacia los grandes escenarios, se abrieron las puertas para entrar hacia la gran industria musical, pero estas fueron rechazadas por la banda pues se decía, condicionaba los viajes, lugares en dónde tocar y hasta la misma libertad creativa. La perspectiva que ellos tenían no se acercaba a lo propuesto, así que optaron por el camino largo. “El primer disco de los Keko se llama El más weón de los Caminos y es como el más pelotudo, el más tonto, pero habla precisamente de eso, de ser el camino inverso” menciona Claudio.

“Me dijo un amigo de Che Sudaka: este camino, a los que nos gusta la música, no es de velocidad, sino es de resistencia y si uno fuera de velocidad tendría que dejar muchas cosas de uno por el dinero… A nosotros nos interesa el proceso, no el fin, el objetivo es ir creciendo como humanos, con la banda, trabajando mejor” interviene Gonzalo.

¿Cómo consideran la recepción de su propuesta y las temáticas que manejan?

Claudio: En Europa lo que la gente consume de Keko Yoma es el espectáculo, es la fiesta, no tanto el contenido ni la arenga. Acá en México el trabajo es diferente, porque el contexto  social de México con el de Chile es muy parecido: resistirse a las lógicas del capitalismo. Es algo que puedo decir acá y lo puedo decir en Santiago y en Colombia; no es lo mismo que decirlo en Europa, porque en Europa se consume otra cosa,  en el mainstream el problema no es solo que la gente no es consciente de lo que consume, sino que  muchas veces no tiene participación directa en lo que consume, entonces es más plástico.
Renato:
incluso una revolución es consumible en lo mainstream, por ejemplo los Rage Againts the Machine, convirtieron una revolución en un concepto de consumo,  basta ver la cara del Che en todos lados.

¿Notan al público consiente de la situación social?

Carlos: Las nuevas generaciones son las que van marcando la pauta, por ejemplo: los de 20 son los que van tomando más conciencia, ya están aburridos del sistema en el que están viviendo, buscan más.
Claudio:
Además esa generación no está traumatizada, por ejemplo, en Chile, nuestros papás, son todos viejos tocados por la dictadura militar, entonces, nosotros somos los hijos de los traumatizados, nuestra generación está tocada porque fuimos criados con una historia falsa, pero descubrimos internet, entonces la cuestión se amplió. Las generaciones que vienen ahora son generaciones  que vienen limpias de ataduras y de estigmas culturales, son mucho más críticos y más directos, por eso en Chile se han dado mucho la  revolución a partir de movimientos estudiantiles y por lo general son los movimientos más reprimidos. Una de nuestras canciones, se llama “Berlin“, porque está hecha en aquella ciudad, pero habla de las fuerzas especiales de carabineros en Chile, a propósito de la represión de estudiantes.

Creciendo como personas

Tras una experimentación de géneros en su música, podemos notar sus primeros discos con sonidos más rockeros, argumentando que El más weón de los Caminos, se realizó con ayuda de un productor inclinado más al género mencionado. Para su segundo material, decidieron integrar matices del garage rock y elementos latinos, resultando un punk rock más “crudo”.  Con Propaganda, se realizó una mezcla de sonidos de las producciones anteriores, pero en una etapa de mayor madurez.

La agrupación se confiesa un poco cansada del rock y expresa innecesaria su integración a un próximo material, sustituyendo a este estilo por una psicodelia.  Allan, menciona que el cambio coincide con el momento musical que vive cada uno, y el principio a mirar nuevas cosas, una motivación que crece para el siguiente álbum, aún sin nombre, pero del cual se adelanta, contiene una versión del tema “El Ciclón“, de Café Tacvba, el cual ya presentaron en el Indie Fest Campeche.

A lo largo de su trayectoria, ¿qué aprendizajes les ha dejado Keko Yoma a nivel personal y profesional?

Carlos: Ha sido el crecer como persona, ver que los de al lado también van creciendo; que todos vamos juntos.
Claudio: A mí me pasó que vengo de un sonido más orgánico musicalmente, más vinculado al folclor, entonces, cuando me incorporo a la banda, me incorporé haciendo un ejercicio de innovación  absoluta en la forma de aproximarme a la música… hay cosas que para mí han sido maravillosas en ese aprendizaje y también creo que mi perspectiva musical está aportando algo a la banda.
Gonzalo: Para mí la experiencia humana es la más importante, porque he conocido culturas, el idioma no es lo más importante para comunicarse… musicalmente tocaba pésimo y ahora no toco tan mal.
Javier: El no planear mucho las cosas, ir al momento y resolver las cosas lo más fácil posible y de buena manera, tiene que ver con eso… nunca toco igual, ese es mi lema, de repente encuentro algo, pero siempre estoy probando.
Allan: Para mi es mucho de las cosa que se han mencionado, a mí lo que me gusta mucho son las relaciones humanas que se generan entre nosotros y con la gente que vamos conociendo, tener reales amigos en muchas partes, me hace sentir muy cómodo y muy seguro, porque sé que se puede contar con esas personas y ellos conmigo.
Renato: Siento que lo que hemos aprendido es un poco la capacidad de reinventarnos, de verse atrapados en un esquema y lanzarse al vacío… el concepto que quiero transmitir es la idea de “ok, para que yo supere esta prueba tengo que vendarme los ojos y saltar”. Lo hemos Hecho.
Gonzalo: Eso que metafóricamente decimos del hacer de la vida un sueño; uno tiene sueños y uno no se atreve porque hay mucho miedo… a nosotros como nos gusta tocar y tener una banda, porque es el sueño de todos, es posible porque queremos que sea posible, no porque sea fácil, sino porque nos lanzamos.
Javier: Mucha gente pregunta “¿Como lo hacen?”, es solo haciéndolo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Miguel Hernandez

Estudiante de Comunicación en la UNAM, México @PezVentura
Cerrar menú