Fuckaine: «Tenemos un sonido muy difícil de llevar al directo»

Fuckaine: «Tenemos un sonido muy difícil de llevar al directo»
Fuckaine: «Tenemos un sonido muy difícil de llevar al directo»
Puntúa este artículo

Tras nuestro paso por el acústico de Fuckaine para el próximo Proyecto Waikiki del 17 de abril, decidimos acodarnos en un bar cercano a Argüelles para hablar sobre el pasado, la escena actual y los meses venideros. Titulares y cervezas canarias para este (ahora) cuarteto inclasificable. Y damos gracias por ello. Primera parte. Sí, terminamos hablando de bares.

Para entrar en conversación, ¿quiénes sois, qué hacéis y adónde vais?

Tábata: A Jota le conozco desde hace mucho tiempo. Tenía un grupo y quería grabar unas baterías con él. Me llevó al estudio de Fran y entonces ahí decidimos montar otro grupo entre todos.

Fran: Empezamos a hacer canciones a lo tonto (risas).

Jota: De hecho, había un feto anterior. Fran tenía una idea en la cabeza y no lograba encontrar con quien hacerla hasta que se conocieron. Hay unas demos.

Fran: Están borradas.

Jota: Yo las quiero pero las han borrado (risas).

¿El nombre de Fuckaine viene de lo que pensamos que viene?

Fran: ¿De “Follaína”? Sí (risas). Pero creo que la historia tenía más que ver con las patatas.

¿Patatas?

Tábata: Patatas Fuckaine (risas). Puede ser cualquier cosa.

Hace un año que publicasteis vuestro primer largo. ¿Qué pensáis de él ahora?

Fran: El disco fue más controvertido de lo que fue el EP. Se hizo más a lo loco. Tuvimos menos tiempo y también nos salió más mala hostia. Y eso se tradujo a temas más oscuros. La gente que conocía al principio a Fuckaine se llevó, de alguna manera, un sopapo. No era el sonido que se esperaban. Aunque sí que es cierto que nos han hecho buenas críticas (risas). Lo cierto es que terminarlo fue un tanto traumático por una serie de circunstancias. No era el mejor momento.

Por cierto, vuestra relación con Origami Récords…

Tábata: Hemos estado con ellos hasta hace un mes. Juntos, un año.

Fran: Simplemente hemos decidido estar por nuestra cuenta. Al menos de momento. Lo hablamos con Goñi y lo entendió perfectamente. Es una persona que nos ha ayudado muchísimo. De hecho, nos ha ayudado económicamente con el vídeo. Somos amigos.

Vuestros vídeos se acercan al vídeo-arte. ¿Cómo se os ocurren?

Jota: Tábata (risas).

Fran: El primero que tenemos lo hizo Dodo Estudio. Básicamente era hacer la letra de la canción en imágenes y quedó muy bien. El segundo lo hizo David Iñurrieta, de Terrier. El tercero su madre (Tábata) y recopiló todas las fotografías que había hecho desde el principio y estaba muy divertido. Y ahora andamos entretenidos con otros proyectos…

Al ser tan particulares, ¿es una bendición que no os encasillen en ningún estilo?

Fran: A largo plazo creemos que sí. Aunque ahora a veces parezca una putada (risas).

Tábata: A nosotros sí que nos gusta, pero también se meten con nosotros precisamente porque dicen que sonamos a todo. Hay tantas influencias ahora mismo que es normal.

Fran: Lo que sí que es cierto es que es una putada porque no te enrolas en las movidas.

Tábata: Por ejemplo, en Madrid, ahora hay una movida del garage, del postpunk. A nosotros no nos pueden meter ahí, aunque muchos grupos lo hacen por cariño, porque no tenemos mucho que ver, musicalmente, con ellos.

Fran: Tampoco hemos dado una textura general a nuestro estilo.

Tábata: Aún no hemos decidido hacia qué estilo queremos apostar.

Jota: Yo quiero decir que nos hace mucha ilusión que haya bandas que nos ofrezcan tocar con ellos aunque estilísticamente no coincidamos. Como ocurrió con Los Nastys en febrero, por ejemplo.

Por cierto, al buscaros por Bandcamp nos hemos fijado en que uno de los tags elegidos para definiros es “music for kids”. ¿Impuesto por Bandcamp o lo elegisteis vosotros?

Jota: Lo ponemos nosotros. Y me parece uno de los mejores de la historia (risas).

Tábata: Sí que es cierto que en ocasiones las melodías de voz son un tanto pueriles o naïf. Además, no nos tomamos muy en serio. Para nosotros esto es un juego. Va acorde con esta idea. Quizás podría ser un poco como el punk.

Fran: Al principio sí que era en ese plan. Un poco de risa. Sólo que luego se nos ha ido envenenando y el tag está ahora mismo un tanto obsoleto.

¿En qué lugar de Madrid vamos a encontrar a Fuckaine?

Tábata: En Tetuán. En CuatroCa(minos)…

Jota: En Puerta de Toledo.

Tábata: Malasaña, que es donde he vivido siempre.

Fran: Aunque cuando vamos por Malasaña somos más bien outsiders. Vamos a los garitos con el abuelo, el tragaperras. No frecuentamos los bares de moda.

Tábata: ¡Es que no ponen tapa en los bares de moda! (risas)

El mejor titular que nos han dado nunca.

Fran: Es que la corriente nos ha llevado a eso. Un garito superdecorado donde van todos tus amigos que te cobra tres pavos por una cerveza y te ponen unos míseros lacasitos.

Jota: El Sidi es mi favorito.

Nosotras os recomendamos La Taberna Mozárabe. Al lado de Plaza de España y Noviciado.

Segunda chance con Fuckaine. La primera parte de la entrevista la dejamos en stand by en el momento en que empezamos a intercambiar bares de tapeo (sí, amigos hindies, los bares buenos), así que la continuamos con el Proyecto Waikiki, su directo y la escena madrileña. Por cierto, recomendamos varias escuchas al disco. Lo merece.

¿Creéis que hay una escena underground en el panorama musical madrileño?

Tábata: Sí, es lo que hablábamos en ese rollo garage. Que es lo que está petando ahora mismo. También hay otros rollos más underground que nos molan pero que nunca…

Jota: Yo, personalmente, pienso que es un rollo universitario. Tú tienes tu onda y abarcas ese público y ya está.

Fran: Yo creo que en Madrid esta situación se está convirtiendo en “pesada”. De hecho, gente de los propios grupos empieza a montar proyectos paralelos para salir de ello.

Tábata: Va a cambiar el rumbo.

Fran: Yo siempre imagino que una escena más compleja que la que se conoce puede existir. Que hay algo más además de dar botes y mover la cabeza. Grupos que son más sutiles. En Madrid por ejemplo nos gusta Biznaga. De fuera, lo último de Wilhelm me ha gustado bastante. O Bravo Fisher! Bueno, y Pony Bravo.

Habéis estado en el Dcode, en el Arenal. Concurso a concurso. ¿Qué os han aportado estas experiencias?

Tábata: Lo cierto es que todo ha sido superemocionante. Los viajes al Arenal y Low iban con todo pagado. Fue una putada porque empezamos a tope y luego volvimos a la realidad (risas).

Jota: Yo, que soy el mayor del grupo, nunca había vivido eso al empezar con una banda. Lo malo es que no supimos sacar provecho de ello. Aún así, Fuckaine sigue siendo una banda novata.

Fran: El otro día estuve viendo quien ganaba el concurso de Capitán Demo y parece mal de ojo. Ves a las finalistas y triunfando, mientras que las ganadoras han desaparecido del mapa. Nosotros como no ganamos no tenemos problemas (risas).

¿Es Fuckaine un grupo de directo?

Todos: Claramente sí. Ensayas para tocar, ¿no? (risas)

Tábata: Lo que ocurre con Fuckaine es que tiene un sonido muy difícil de llevar el disco al directo. Es un proceso muy delicado y las hemos pasado putas para encontrar el sonido. En los conciertos que dimos en el primer año hubo muchos altibajos al haber tantos factores.

Jota: Fuckaine es arte. Y como tal, te puede gustar o no. No puedes hacer música para el gusto de todo. Tiene más que ver con la creatividad.

El próximo 17 de abril estaréis en la segunda edición de Proyecto Waikiki. ¿Qué pensáis de este tipo de propuestas?

Fran: Que está de puta madre. Sobre todo de esta manera, que cuenten con la infraestructura para promocionar el concierto. Cada vez se está cuidando más, pero antes estas cosas no se hacían.

Tábata: Son cosas por amor al arte.

Fran: Pero que luego no sea una catástrofe. Que no sea cutre. Tratar de crear un aura alrededor del evento con la grabación del unplugged, con las entrevistas…es el trabajo humano. Este circuito, haya o no dinero, no funciona por cuñas de radio y de lo único de lo que podemos tirar es del trabajo humano. De lo que se está haciendo ahora.

¿Qué le diríais a la gente para que se pase por Proyecto Waikiki?

Tábata: Que vayan a conciertos que es esencial.

Fran: Hay un gran atractivo que es ver a His Majesty The King, que actualmente no se prodigan en exceso.

Tábata: Nosotros siempre montamos alguna sobre el escenario y eso hay que verlo.

¿Tenéis a vista nuevo disco?

Tábata: Estamos grabando nuevos temas con un sonido más electrónico. Pensábamos sacarlo antes, pero ha sido imposible. Es autoproducido y en principio lo queremos sacar después del verano. Pensamos sacarlo como un EP aunque al ritmo de composición que llevamos, quien sabe. Es más alegre y no se parece a lo que hemos hecho hasta ahora.

Fran: Con este directo puede ser ya un suicidio comercial. Vender Fuckaine en formato electrónico no va a ser fácil.

Tábata: No te creas. Tiene tintes de Metronomy y Caribou.

 

¿Con quién os gustaría colaborar?

Jota: A mí me molaría con The Retros, unos japoneses maravillosos.

Tábata: Por pedir, nos gustaría con James Blake. Nos encantaría.

¿A quién os gustaría que entrevistásemos?

Tábata: A Mac DeMarco. A Unknown Mortal Orchestra.

Fran: Ariel Pink. Beck.

Carolina Cadenas Pazos

Licenciada, masterizada y futura doctora. Escribiendo desde hace un lustro sobre arte contemporáneo, cine, música y todo lo que huela a cultura. De Madrid al cielo y si suena Radio Futura, mejor.
Menú de cierre