Distancias cortas: BULTUR


BULTUR están de vuelta y lo hacen con un single que adelanta cambios sustanciales, ‘Abisal’. El disco, homónimo, verá la luz el próximo 18 de noviembre, pero en El Ukelele hemos tenido la posibilidad de escucharlo ya (gracias chicos), como aperitivo de lo que nos encontraremos el 17 de noviembre en la sala Siroco de Madrid en su presentación en directo. Antes hemos estado de charla con ellos.


Antes que nada, hombres de BULTUR. ¿De dónde viene vuestro nombre?

Es un tema complicado. BULTUR es un todo y nada a la vez, una palabra que para nosotros significa todo, pero que puede no significar nada. Si lo buscas en internet te encontrarás también al portal de turismo de Bulgaria… Así que podríamos decir que BULTUR es BULTUR.

Casi sin preliminares, vamos a meternos en el fregado de vuestro próximo disco, Abisal, que se publicará a mediados de noviembre. ¿Además de vuestro cambio de idioma, del inglés al español, qué más cambios podemos encontrar en él?

El idioma es el que primero llega al oído, pero el sonido ha cambiado muchísimo. Nos hemos dejado llevar por nosotros mismos y ha salido un disco mucho más profundo y experimental, en donde la electrónica ha pasado a un plano muy importante dando un carácter muy diferente. Mantenemos parte de la esencia que nos caracteriza, pero hemos querido adentrarnos en terrenos que nunca habíamos explorado y salir de nuestra zona de confort.

Se comenta que la maduración es palpable en sus letras, así como en ese viaje pseudo-submarino por el que se pasea durante esos cinco temas. ¿La grabación del mismo fue un peregrinaje similar al de Nemo? ¿O tiene más que ver con el heroísmo de Odiseo?

Los temas de este trabajo tienen letras bastante profundas y con mucha miga y que además fueron escritas en momentos no muy fáciles para la banda, por lo que tienen un carácter bastante intenso. Pero no, grabar Abisal ha sido la mejor experiencia que hemos tenido en el estudio. Los días en Estudios Reno con Brais Ruibal han sido increíbles y no solo no surgió ningún problema, sino que el resultado fue aún mejor del esperado. Cuando el equipo de personas de los que te rodeas es el idóneo se refleja en el resultado.

cover-bultur-abisal-web

El tema elegido como adelanto fue ‘Abisal’, tema que da nombre al ep y en el que queda patente un giro hacia la electrónica atmosférica aunque seguís sin perder ni un ápice de potencia ni de rock. ¿Es ese el camino que veremos en este inminente nuevo disco?

No demasiado. ‘Abisal’ es el nexo de unión entre Out In The Cold y este disco. Los otros cuatro cortes tienen cada uno un estilo y alma propia aportando cada uno de ellos un prisma completamente diferente.

Siguiendo con este tema, que presentamos en exclusiva para España en El Ukelele, ‘Abisal’, ¿por qué fue esta la canción elegida y no otra?

Principalmente por lo que comentábamos antes, era la canción más continuista con nuestro sonido. Además, es obviamente una de nuestras favoritas y la que primera se compuso. Podemos decir que Abisal fue la prueba final con la que decidimos que cambiando de idioma escogíamos el camino correcto.

El videoclip, en ciertos aspectos, se mueve entre el documental marino y el videoarte, quizás como ocurre con la instrumental ‘Pleamar’ y con el propio art work del disco. Contadnos más sobre su proceso: idea, creación, desarrollo.

Es más bien es una especie de ‘art video’. El autor es Mauri D. Galiano, un auténtico crack tras las cámaras y uno de los nombres más importantes para el futuro del sector en nuestro país. Si que podemos adelantar que el primer videoclip del EP será obra también suya. BULTUR y Mauri son una unión que esperemos que dure por muchos años porque es una de las personas más increíbles de las que nos hemos rodeado.

El proceso de creación gira alrededor de ‘Abisal’. Fue el primer tema que compusimos y con el que decidimos el cambio de idioma, y en parte, la letra refleja una situación difícil por la que pasaba el grupo, nos representaba tanto en ese momento que decidimos basar todo en el concepto ‘Abisal’, a partir de este concepto desarrollamos toda la imagen de este trabajo, aunque no todos los cortes que contiene van en esta línea, la mayoría si.

El disco sale a la venta el próximo 22 de noviembre, pero unos días antes tendrá lugar el concierto de presentación del mismo, del cual ya habéis vendido, como quien dice, la mitad de las entradas disponibles. ¿Qué os supone este tipo de buenas noticias justo antes de publicar?

Es una gran motivación. Después de un tiempo en la nevera preparando todo ver esta gran respuesta hace que te entren ganas de encerrarte a preparar el directo y que todo salga de 10. Esperemos que el día 17 en Siroco vivamos una nueva noche mágica. Lo que sí que parece claro es que apoyo no nos va a faltar.

Uno de los temas, a los que hemos tenido la suerte de pre-escuchar el disco, recibe el título de ‘Tempestad’, un tema que te introduce en el contexto del disco, va progresando poco a poco hasta terminar en un final atronador. En él, se entiende una crítica hacia el sistema establecido en lo musical.

Bueno, cada uno extraerá un mensaje de cada canción. Nuestras letras dejan también parte a la interpretación de cada oído. Realmente para nosotros no es una crítica, simplemente queríamos reflejar la necesidad establecida de tener que agradar a todo el mundo con la música.

Y también con cierto toque crítico aparece ‘Gigantes’, aunque en este caso mi mente piensa más hacia la política. ¿Qué nos contáis sobre este tema?

Hay gente que piensa que va dirigido a la política, otra que a una relación… Puede que solo hable de disfrutar de las cosas que verdaderamente valen la pena en la vida y de aprovechar el tiempo y hacer lo que verdaderamente te haga feliz. A nosotros personalmente es un tema que nos emociona y transmite muchísimo.

En ‘Komorebi’, la línea del bajo es protagonista (acompañada en una segunda parte del tema por riffs de guitarra), dándole un toque de los últimos Arctic Monkeys y un toque más que bailable. Si no me han informado mal, el disco se masterizó por Brian Lucey en los estudios Magic Garden Mastering, donde precisamente ha trabajado la banda inglesa. ¿Casualidad? Reconozco que el tema me encanta.

¡Nos encanta que te guste! Si, hay una relación directa en esto. Barajamos varias opciones pero finalmente decidimos trabajar con Brian (Lucey) porque nos encantaba su trabajo tanto con Arctic Monkeys como con Black Keys. Nos gustaba el toque final que les daba a los temas, haciendo sonar las guitarras y los bajos de manera muy particular. Quizás en ‘Komorebi’, por el tipo de tema que es, resalta mucho más y es donde consiguió plasmar mejor su toque final.

En vuestro trabajo anterior, utilizasteis el crowdfunding (con ciertos problemas con ‘el señor de los vinilos’) para llevar a cabo la edición en vinilo. ¿Habéis pensado en volver a hacer servicio de esta idea para ‘Abisal’?

De momento la verdad que no, la experiencia fue muy positiva hasta que tuvimos el problema de los vinilos. No sabemos si volveremos al crowdfunding, lo que si te podemos asegurar es que de momento se nos han quitado las ganas de editar ningún vinilo (risas).

Las últimas preguntas. ¿Por qué razones el público ha de acudir el día 17 de noviembre a la sala Siroco de Madrid y veros en concierto?

Sin ánimo de ser pretenciosos, una de las cosas que nos define es nuestro directo. Trabajamos muy duro para ofrecer un sonido en vivo lo más fiel posible a nuestra música. Están siendo muchas horas y quebraderos de cabeza para ofrecer en Siroco nuestra mejor versión hasta la fecha. Ese puede ser un buen resumen: El próximo 17 de noviembre prometemos, o al menos nos vamos a dejar la piel en ello, el mejor directo de BULTUR hasta el momento.

Para terminar, ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

Tenemos muchos amigos haciendo cosas muy buenas a los que nos encantaría que entrevistaseis y otros a los que ha habéis entrevistado, es difícil decir uno pero… Mezcalina Jones, ¿Los habéis escuchado? Acaban de sacar EP ¡Y son puro fuego!

03-bultur

Más publicaciones de Carolina Cadenas Pazos

Léeme un disco: El café celestial

Reseña del libro El café celestial (Expediciones Polares, 2016), el ¿diario? personal...
Leer más