Dos años de IVAzo cultural en nuestro país

Llevaba un tiempo queriendo compartir algo así desde El Ukelele, más allá de la información que compartimos nos preocupamos por el estado de esta industria, la cual está cada vez más dañada. Con los datos actualizados del Anuario de la Música en Vivo podemos observar los estragos que sigue causando la implantación del impuesto sobre el valor añadido en la cultura.

Con el aumento del 8% al 21% de IVA cultural que se realizó en Septiembre de 2012 el Gobierno pretendía aumentar la recaudación de dinero público, cosa que se tradujo en la destrucción de 1200 empleos directos y el cierre de alrededor de 300 empresas, con una recaudación neta de 206 millones de euros a 147 tras los 12 primeros meses según la Asociación de Promotores Musicales. A este aumento del impuesto hay que sumarle un 10% en cada entrada vendida por los derechos de autor de la SGAE, convirtiéndolo en un 31% por entrada que se esfuma de las manos del promotor (la recaudación de la SGAE disminuyó en 5 millones de euros en 2013). Y si hablamos de la pérdida de los ingresos generados por IRPF, Seguridad Social, impuestos de sociedades … cayeron en 42,3 millones, como pueden ver es una gran recolecta para las arcas públicas.

“Es complejo establecer hasta qué punto puedes permitir subir los impuestos sin hacer caer la productividad y el consumo”

Pero esto no es todo, algunos catalogan el año 2013 como el año en el que “casi desaparecemos del mapa”, sólo hay que mirar la ausencia de fechas de artistas internacionales que han pasado de largo por nuestro país esperando tiempos mejores. El problema no era que ese grupo/artista no quisiera tocar en España, sino que alrededor de esa banda hay un equipo de personas que controlan su carrera y se llevan comisión (agentes y managers), cuando se les presenta el presupuesto intentan que ese grupo pase lo menos posible por nuestro país, como las típicas fechas que ya estamos acostumbrados a ver de Madrid y Barcelona, o sólo una, o directamente ninguna.

A pesar de este drama, tras el batacazo del primer año que ha afectado a la música en directo con el 21% los promotores intentan mantenerse a flote con la colaboración de artistas nacionales a la hora de reducir cachés, programando menos conciertos, mejorando la selección y reduciendo los riesgos al máximo. El problema vuelve cuando queremos competir con otros mercados, el 31% total de la recaudación lo hace imposible, menos mal que en ocasiones se sale del paso gracias al público extranjero que viene buscando un lugar cálido y atractivo para los turistas. De esta manera hemos caído a una limitada variedad con la que contar, ofreciendo siempre la misma radiofórmula ante la necesidad de agarrarse a un clavo ardiendo para salvar el negocio, con la imposibilidad de apostar por nuevos talentos ante la incertidumbre, ese momento en el que la música pasa a un plano secundario.

Ante la reducción de este “ivazo” al 10% para las obras de arte a principios de año podríamos empezar a ver la luz al final del túnel con un balance distinto a finales de 2014, porque como Germán Coppini solía decir “Malos Tiempos para la lírica“.

 

 Fuente: V Anuario de la Música en Vivo

Más publicaciones de Alberto Hernández

Lori Meyers encabeza las nuevas confirmaciones nacionales del SOS 4.8

Lori Meyers, Anni B Sweet y Xoel López entre las nuevas confirmaciones...
Leer más