Dorian celebra sus diez años (y un día) en Madrid

_DSC7699 copy


Dorian llevan ya diez años sobre los escenarios, diez años en los que han hecho bailar a toda España. El jueves 21 de mayo colgaron el cartel de sold out en la Joy Eslava de Madrid para celebrar su aniversario y presentar Diez años y un día, disco con el que recorrerán la geografía nacional.


Dorian llegaban a la capital dispuestos a hacer de su décimo aniversario una fiesta que perdurase en el imaginario colectivo de todos los allí presentes, y sin duda lo consiguieron.

La sala Joy Eslava se llenaba de fans de toda la vida, de los que siguen a la banda desde aquel 10.000 metrópolis y también de muchos neófitos a los que La velocidad del vacío les ha atrapado a última hora pero con mucha fuerza.

La luz se atenuó y sobre el escenario apareció el terceto de cuerda, que junto a la guitarra hicieron la introducción perfecta para recibir a Marc, Belly y compañía, todos ellos ataviados de riguroso negro, y sin más comenzaron a sonar los primeros acordes de “Estudios de mercado” con los que el público enloqueció y desde el “Le conocí una noche bebiendo mezcal…” ya sabíamos que antes de terminar el concierto habríamos perdido la voz, pero es que las canciones de Dorian son para cantarlas muy alto mientras no paras de bailar, y así lo hicimos.

Pero los bailes no solo se reducían al público, sobre las tablas observábamos un vertiginoso baile de guitarras, Belly oscilaba entre el piano y el xilófono haciendo las veces los coros y los violines y el violoncelo aparecían o desaparecían según las exigencias de la canción. Se notaba el duro trabajo que había detrás de 10 años y un día, el esfuerzo que todos han depositado en esta nueva gira y pese a que en los primeros cortes los nuevos arreglos no terminaban de encajar pudimos observar como a medida que el concierto avanzaba las cuerdas encontraban su lugar para elevar los épicos temas de Dorian más alto que nunca.

Los chicos de Dorian han resumido su década sobre los escenarios en Diez años y un día, pero en este recopilatorio muchas grandes canciones se han quedado atrás, por eso los barceloneses quisieron revisar temas como “Veleros”, “Corta el aire” o “Arde sobre mojado”. Las revoluciones del directo comenzaron a bajar, los violines daban a temas como “Verte amanecer” una cadencia totalmente distinta, una serenidad a la que no estamos acostumbrados, aunque el público rápidamente convirtió esa aparente calma en un karaoke en el que “para qué creer en Dios si él no cree en nosotros” se entonaba cual mantra. Y como si de un “Paraíso artificial” se tratase nos perdimos en esa aparente tranquilidad que nos evoca el terceto de cuerda.

Los chicos de Dorian volvían a pisar a fondo el acelerador con “Arde sobre mojado” en la que Marc, guitarra en mano, hacía las delicias del público para desembocar en “A cualquier otra parte” momento en el que la banda desaparecía del escenario dejando al público con ganas de seguir bailando.

Los catalanes volvían a escena para afrontar la recta final del concierto, comenzaron de forma sosegada con “Tristeza” y una bonita versión de “Lucha de gigantes” como homenaje al desaparecido Antonio Vega hace ya seis años. Nos encontrábamos en el ojo del huracán, ese momento en el que aparentemente todo está en calma pero sabes que de un momento a otro el huracán va a llegar y lo va a arrasar todo y así fue, “La mañana herida” sonó imparable, no sabíamos si estábamos en el DF o en Madrid pero bailamos y fuimos balas por derecho y reinas de bar. La Joy retumbaba, la electrónica se había apoderado de Dorian y la “Tormenta de arena” llegó, Marc se aventuró entre el público que bailaba y cantaba junto a él mientras una explosión de confeti ponía punto y final a esta fiesta de aniversario.

_DSC7955

Escrito por
Más publicaciones de Alba Montero

Miss Caffeina presentó De Polvo y Flores en la Joy Eslava

Miss Caffeina repetía en la madrileña Joy Eslava para presentar su nuevo...
Leer más