Distancias cortas: Perro


Una tarde entre semana de invierno, unas cañas bien tiradas y los sillones del malasañero Pepe Botella fueron los testigos de una entrevista en la que destacó el buen rollo. Actualmente, Perro se encuentran inmersos en la gira de presentación de su disco Tiene Bacalao, Tiene Melodía y, con la salvedad de Adrián quien aún se encontraba en territorio murciano pendiente de exámenes, nos recibieron entre sonrisas y se desvelaron como unos auténticos expertos de los juegos de mesa, el deporte patrio y las tácticas más innovadoras de marketing. Una delicia y eterna gratitud por el tiempo compartido en la trasera del bar.


_DSC5887

La primera pregunta de rigor. Para aquellos que no os conocen, ¿quiénes sois de dónde venís y que hacéis?

Somos Perro, venimos de Murcia y nuestra única inquietud en esta vida es hacer lo que nos gusta.

¿Cómo surgió el grupo?

En un principio éramos Aarón, Adrián y Guille y empezamos a tocar en el local y en algún que otro directo. Entonces Aarón se fue a trabajar a un crucero durante nueve meses y allí también estaba Fran. Aunque realmente ellos ya se conocían de antes, habían tocado en otro grupo. De hecho, había tocado de cachondeo en el local con nosotros también. Fran era perfecto para el proyecto y además compartíamos ideas así que lo demás vino rodado.

¿Por qué Perro? Los título de las canciones y los discos también llaman bastante la atención.

Singles Brasileñas (anterior trabajo) era un juego de palabras muy bien traído. Muy exquisito (risas). Sobre Perro, ¡fíjate como serían los otros nombres para quedarnos con este! También pensamos en algo en plan comando, había otras opciones pero Perro siempre estuvo ahí. Si te fijas, al final ha resultado una estrategia de marketing muy buena. Si buscas “Perro” encuentras imágenes que te predisponen a escuchar bien nuestra música (risas). Somos unos putos negociantes. Es por el Catán. Somos muy frikis del Catán.

¿Cómo surgen vuestras letras? ¿Creáis primero la letra o la melodía?

Surgen de repente, de estar tocando en el local, salir una frase y de ahí sale la canción. O por un personaje, una palabra… Normalmente es primero la música y luego la voz.

Los entrevistadores y cronistas solemos dar influencias que luego no son ciertas. ¿Cuáles son las vuestras?

Es complicado porque hemos cambiado mucho. Hemos tenido, y tenemos, muchas influencias. Vamos por temporadas. A veces somos rockeros a muerte, otras tiramos por lo electrónico, como Kraftwerk. Depende. Por ejemplo, a Fran le mola la música alemana, sobre todo ochenta y noventa, a Aaron le tiran los sesenta y yo (Guille) ahora estoy con Señor y Señora.

_DSC5882

Tiene Melodía, Tiene Bacalao salió a finales de año y ahora os encontráis en medio de una gira. ¿Esperabais que tuviera esta acogida?

La verdad es que estamos flipando porque cuando haces algo tan personal, tan tuyo, choca que acabe gustando a la gente. La gira ha sido un objetivo cumplido y tener tantas fechas ya es un éxito. Cuando grabamos cada disco nunca sabemos si va a gustar, si se va a vender, si lo vamos a regalar… No pensamos en ello, la verdad. Este disco, con la ayuda de Miel de Moscas y Gran Sol está teniendo mucha tirada. También hemos dado un paso adelante al contratar un manager, algo que hasta hace no mucho eran solo fantasías. Aún lo estamos masticando.

¿Qué tiene la huerta murciana que da tantos frutos?

Las naranjas y los limones (risas). Puede que tenga que ver el no estar tan influenciados como en una gran ciudad. Allí nadie te exige nada ni te pide explicaciones de porqué haces algo que no suena a lo que triunfa ahora. También hay mucha herencia de grupos pop. Hay muchas salas, mucha cultura musical, y la gente es muy inquieta. La gente sigue haciendo cosas porque les llena.

Después de escuchar ‘Marlotina’, inevitablemente tenemos que hablar de fútbol, ¿sois futboleros?

Vaya letra, ¿eh, amiga? Somos futboleros pero de los noventa, de cuando los futbolistas molaban, de cuando los futbolistas fumaban, tenían pelo en el pecho, bigote, y eran gordos, de cuando se quitaban la camiseta para celebrar un gol y no pasaba nada. Cuando el fútbol era fútbol y no había cesión. Cuando los futbolistas eran unos vividores pero metían goles. Julio Iglesias era futbolista y ahí lo tienes y lo sabes (risas). Todos somos hijos de Julio Iglesias. Somos unos bastardos (risas). Somos fan de lo que era antes el fútbol, no como ahora que se ha convertido en algo frívolo, movido por el dinero sólo por vender camisetas. Cuando éramos pequeños tenía mucha más magia. De todas maneras, nos gusta más jugarlo. Hay tres jugadores muy buenos aquí.

Y ‘Marlotina’ viene por los chanantes. Somos megafans del chanantismo en general, del humor absurdo. Los únicos que han sabido imitar el acento murciano con estilo y gracia han sido ellos. Joaquín Reyes es dios. Y Marlo nos parece el mejor personaje de La Hora Chanante.

_DSC5867

Autoproducciones, crowdfunding, discográficas… ¿Cómo se encuentra el mundo de la música en la actualidad?

La autoproducción forma parte de la evolución. La tecnología sube y está al acceso de todo el mundo y por cincuenta pavos tienes un aparato que te permite grabar canciones en tu casa que suenen con una calidad bastante decente. ¿Para qué gastarme 800 euros en una maqueta si la puedo grabar por 50? Se ha facilitado mucho el empezar. La gente utiliza la música para expresar lo que quiere, no como una industria, y se esconde de estos productos que solo quieren ganar pasta. Es una nueva revolución.

Dentro de la escena alternativa hay un problema: se están copiando modelos más comerciales dentro de la escena, mientras que se supone que eso era lo que se quería evitar y salvaguardar esa diferencia. Escuchas grupos que son calcos de otros y si te gusta el underground y así te sientes ¿por qué lo haces? Da mucha rabia conocer a grupos que tú crees que valen mucho más que los que están sonando por ahí y que están rodando por festivales. Y también molesta que haya grupos que ganen mucha pasta con su megasello discográfico y que por el hecho de (volver) a sentirse indies saquen un crowdfunding de repente. Igual que Girando Por Salas, una ayuda a la que sólo puedes acceder si tienes un sello discográfico. Si ya lo tienes, no necesitas ese tipo de ayuda. Dásela a otros grupos, a grupos que están empezando y no tienen nada que les pueda sacar de donde están. Hay muchas cosas por perfilar…No puedes estar en los dos bandos. Pero aquí también tiene culpa el estado por marcar ese tipo de pautas. No sé…hay algo que se está haciendo mal. Todos quieren chupar del bote y el bote está para gente que lo necesite. En resumen, hacen falta ayudas para la música, falta que en el mundo de la música haya más gente como Miel de Moscas, que realmente esté por esto, porque les gusta. Que no te pasen un contrato tipo. Y también falta que muchas salas se dejen de pedirte un alquiler de sala tan abusivo como los actuales. Es que o nos ponemos todos de acuerdo o esto se va a la mierda. Y eso es un gran problema.

¿Hay algún tema que os gustaría versionar?

La verdad es que no somos muy de versiones. Si hay que tocar alguna en plan de risa… ‘Comebolsas’ de Señor y Señora, de ese rollo. La única vez que hicimos versiones fue en un homenaje a Joy Division que se hizo en Murcia donde tocamos tres temas y las versionamos a nuestro rollo.

Y para terminar y siguiendo con la tradición,  ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

Vamos a tirar de la tierra y os dejamos varios nombres: Murciano Total, Noise Box, Los Alambres, Schwarz, The Lawyers y El Estudiante Larry.

_DSC5890

More from Carolina Cadenas Pazos

El Imperio del Perro de re-conquista

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Crónica del concierto de El Imperio del...
Leer más