White Lies – Five
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

White Lies continúan su lento camino evolutivo con Five, un álbum que si bien no inventa nada, sí que rearma el arsenal sonoro de la banda británica.

White Lies es una de esas bandas a la que muchos condenan a la clase media, y en cierto modo, no les falta razón a quienes lo hacen. Five tampoco parece que vaya a ser el LP que logre que el trío de Ealing se meta de lleno en la élite musical mundial, sin embargo, sí que confirma la solidez de la banda de cara a hacer buenos discos y deja abierta la puerta a la esperanza de que por fin les salga ese disco mágico.

Five no deja de ser un álbum típico de White Lies, quienes se mueven a las mil maravillas en esos temas que parecen actualizaciones de Duran Duran o Echo & the Bunnymen, pistas que acaban incluidas cada año las clasificaciones de grandes éxitos del indie y que copan las listas de reproducción de los que se acercan a ellas. La rápida evolución de la industria obliga a los músicos a adaptarse o a desaparecer en la oscuridad del olvido, pero el inquietante sonido nostálgico de White Lies sigue siendo prácticamente el mismo. La falta de evolución suele considerarse como una losa, hasta que toca pedirle a las bandas que vuelvan a los orígenes, a lo que sabían hacer bien. Los londinenses han conseguido un difícil y admirable equilibrio entre ambas posiciones. Maduran bien pareciendo los mismos jóvenes.

Canciones como “Believe It“, con un gancho irresistible; “Tokyo“, que es el tema más amable de todo Five, con esos toques de melancólico synth pop, y que pese a lo dicho, probablemente sea la melodía más suntuosa que la banda haya grabado White Lies; “Jo?“, que mezcla con mucho tino guitarras y sintes; y “Fire and Wings“, que es la gran canción del disco en la que el trío propone una una genial vuelta a lo que –en parte–fueron musicalmente los años 90; convierten a este Five en algo serio, aunque no todo es así, también hay eslabones débiles. También hay ejercicios menos inmediatos pero igualmente potentes a largo plazo. “Finish Line” sigue impresionando igual desde la primera escucha, con una estructura de tres partes que juega con las expectativas del que se enfrenta a ella pero sin marear, de forma suave y elegante. Sin embargo, el álbum comienza con un tropezón, con una “Time to Give” que se hace extremadamente larga (¡siete minutos y treinta y cinco segundos!) y descoloca, aunque después “Never Alone” pone pies en pared y reinicia el álbum con ecos góticos y new wave. “Denial” entraría en el grupo de la clase media: relleno sin serlo. Comparte algunos rasgos con “Finish Line” en lo relativo al uso de la guitarra, pero no tiene su brillantez. En este montón podríamos meter también a “Kick Me“, que no termina de arrancar en ninguna de sus fases sonoras pese a que muestre buenas ideas (no han sido tan bien ejecutadas).

Dice Charles Cave, bajista y compositor de la banda, que «To Lose My Life… fue el mejor disco posible que pudimos haber hecho a los diecinueve años… Five es absolutamente el mejor disco que pudimos haber hecho a los treinta años». No le falta razón a Cave, Five es un disco que no rehuye del sonido White Lies y que aún así se las arregla para sacar un buen ramillete de buenas y novedosas canciones. Sin embargo, sigue sin ser ese capítulo que hace saltar todo por los aires. Aún con todo, Five es más de lo que su nombre dice, es un álbum notable.

Juan Pérez


Noticias anteriores – 13 de enero de 2019

White Lies ha presentado el tercer avance de Five, su nuevo disco, el cual saldrá a la luz el 1 de febrero.

Tras “Believe It” y “Finish Line” (puedes escucharlas más abajo), White Lies ha publicado “Tokyo“. Este nuevo single se convierte así en el tercer adelanto del nuevo álbum de estudio de la banda, que se llamará Five y que verá la luz el próximo 1 de febrero.

Al igual que “Believe It”, “Tokyo” llega con un vídeo grabado en Tijuana, México. Así ha descrito la banda su nuevo audiovisual:

Una vez más tuvimos la suerte de trabajar con David en Tijuana para crear nuestro mejor vídeo desde “Death”. Su conocimiento único del área nos permite acceder a algunos de los lugares más populares de la ciudad. Ubicaciones deslumbrantes y extrañas ayudan a darle vida a su visión de historias de amor y pérdida. ¿En qué lugar del mundo podrías filmar una escena de la banda sentada sobre una mujer desnuda de cuatro pisos? Tijuana, ahí es donde aparentemente resultó esto, nuestra colaboración favorita con él hasta el momento.

La canción, de tintes ochenteros tiene potencial de hit. Promete Five, qué duda cabe.


Noticias anteriores – 11 de diciembre de 2018

“Finish Line” es el tercer tema que se revela del próximo álbum de White Lies, el cual se llamará Five.

White Lies ha presentado “Finish Line“, un nuevo adelanto de su nuevo álbum: Five. «En el fondo, es una canción sencilla sobre las conversaciones de ruptura de una pareja joven», dice el bajista Charles Cave. «Me gusta tener la esperanza de que la música en sí misma lleve al oyente a través de los altibajos emocionales. Está ahí arriba como una de nuestras mejores canciones y esperamos que nuestros fans piensen lo mismo». Y añade: «Todos estamos muy apegados a esta canción, y muy emocionados por compartirla antes de que el álbum sea lanzado. Al igual que “Time To Give“, el tema tiene una estructura ambiciosa – una que emana de nuestro amor por el prog».


27 de noviembre de 2018 – Noticias anteriores

White Lies ha lanzado el vídeo de “Believe It”, tema que será incluido en su álbum Five, material que verá la luz el próximo 1 de febrero de 2019.

El enigmático y bello vídeo de “Believe It“, single de Five, nuevo álbum de White Lies, fue filmado en la ciudad de Tijuana, por el director mexicano David Pablos, quien menciona sobre el vídeo:

Es un retrato de mi ciudad natal, Tijuana. No es solo el paisaje urbano, también su vida, llena de contrastes y contradicciones: una ciudad de inmigrantes con un muro fronterizo cruzándola.

Mira el vídeo a continuación.

El bajista y compositor Charles Cave explica:

Él (David Pablos) hizo dos vídeos para el álbum pasado, así que tuvimos la confianza plena de entregarle la canción, que nos utilizara como actores y armara su visión personal. El más fuerte de los dos vídeos fue filmado en Tijuana, un lugar con el que David tiene una conexión muy profunda, y fue el fondo de su más reciente película. Filmamos en una increíble cantidad de lugares para el vídeo, que refleja la diversidad de gente que hay en esta ciudad fronteriza y a un nivel más grande, México como país.

White Lies estarán de concierto en México el 16 de mayo de 2019

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

ElUkelele

Redacción de El Ukelele
Cerrar menú