Volvieron The Strokes. The New Abnormal es lo que estabas esperando

The Strokes han conseguido volver a la senda del éxito con The New Abnormal, un LP trepidante que condensa todas las virtudes de la banda neoyorquina.

The New Abnormal

The Strokes

RCA Records

10 de abril de 2020

0

The New Abnormal

The Strokes

Editado por RCA Records

Publicado el 10 de abril de 2020

0

The New Abnormal

The Strokes

Editado por RCA Records

Publicado el 10 de abril de 2020

0
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Alguien valiente y con buena pluma debería escribir acerca de las evoluciones de los grupos. De cuándo la fórmula inicial se agota, de cómo cambian, de hacia dónde se dirigen sus inquietudes artísticas... y de cómo todo ello casa con los fans. Esa persona no soy yo porque carezco de habilidades, pero The Strokes serían un buen sujeto experimental, uno excepcional. La banda capitaneada por Julian Casablancas ha estrenado su mejor disco desde ¿Room on Fire? y por fin ha logrado meterse en la cabeza de una nueva hornada de jóvenes, los cuales pensaban en The Strokes como leyendas echadas a perder.

The New Abnormal es un trabajo que no deja nada al azar. Todo está perfectamente pensado para alcanzar el equilibrio a través de una secuencia sonora lógica. El LP tiene introducción, tiene desarrollo y tiene final. La lista de las canciones está calculada al milímetro evitando que el disco sea un vertedero de canciones (buenas o malas, pero sin sito fijo) y, ¡oh sorpresa!, parece que le sienta bien a un conjunto que suena redondo y consistente. Si a estas vueltas en la cabeza le añadimos el buen hacer de Rick Rubin, cuyas perlas se van haciendo presentes a lo largo de toda la obra, queda un álbum que amenaza con perdurar en el tiempo como lo hizo el viejo Is This It. La puntilla a la resistencia se la pone la instrumentación, tan rica como siempre pero puntual: no hay nada fuera de sitio. La batería electrónica juega bien con la tradicional; las guitarras tienen su propia personalidad y mezclan perfectamente; el bajo permanece en segundo plano con su clásico sonido agudo; y qué decir de Casablancas, que para no tener voz ya, lo hace de escándalo con esos falsetes que se ha sacado de la manga ya maduro.

Arrancan la marcha The Strokes con "The Adults Are Talking", cuyo riff inicial ya te hace esbozar la sonrisilla. El trabajo de Albert Hammond Jr y Nick Valensi es digno de elogio aquí, sobre todo con esa charla que se marcan después del 1:45, ¡majestuosa! Pocas veces aparece un single así de bueno sin tener una melodía clara o un gancho memorable. "Selfless" echa el freno y saca la cara más emocional de la banda con una letra misteriosa que se consume en la voz de Casablancas y que explota en una distorsión tameimpalesca. "Brooklyn Bridge to Chorus" trae de vuelta la magia de "One Way Trigger" (cuyo legendario videoclip no oficial tienes que ver) con menos estridencias y con más sentimiento. Épica y ochentera, la tercera pieza de The New Abnormal demuestra que la banda ha aprendido a innovar sin mear fuera del tiesto.

El segundo tercio de temas arranca con "Bad Decisions", otra canción marca de la casa. Una vez más, la guitarra funciona como un reloj, girando en torno a ella los demás astros. De sonido clásico, pero sin sonar repetitiva, la pista es un guiño a la música de los ochenta. Si conoces "I Melt With You" de Modern English, sabrás lo que digo. "Eternal Summer" es lo que dice el título, ¡imposible definirla mejor! Soleada, tranquila, con momentos etílicos... El único pero es que se hace algo larga, aunque pese a sus más de seis minutos, no mantiene del todo mal la tensión. Ojo, porque The New Abnormal no se viene abajo, todo lo contrario. "At the Door" echará a volar tu imaginación a lomos de sus sintes y de una acertadísima interpretación vocal. The Strokes también saben hacer baladas y esta es la prueba.

Arranca el final con "Why Are Sundays So Depressing", donde el bajo y los sintes se hacen con la escena sin casi oposición. Esta vez, Casablancas luce menos y las guitarras no llegan tan lejos como en otros cortes. Nostalgia, reflexión y un estribillo que juega en la liga del rock de estadios con la misma desgana con la que el futbolista Isco Alarcón se pasea por los campos de entrenamiento. Y es ahí, justo ahí, donde radica su belleza. "Not the Same Anymore", lejos de acelerar la marcha, mantiene el ritmo. Aquí las guitarras sí que lucen algo más, y Casablancas suena realmente sentido, como si se hubiera casado con las letras que canta. ¡Bendita evolución lírica y sonora! El cierre lo echa "Ode to the Mets", una canción más marciana que sus predecesoras en su arranque, que termina sonando a los Strokes más clásicos gracias a un bajo que evoca al de "Is this It" (si es que no es el mismo). Todo el recorrido sonoro de la banda está aquí condensado y suena realmente bien.

The New Abnormal es el disco más lento y más pensado de The Strokes hasta la fecha. Y si no es el más redondo es porque en sus comienzos lo dejaron todo bien atado. Este traje, así descrito, puede sonar a madurez mal llevada, sin embargo, resulta ser todo lo contrario. Los estadounidenses suenan más cohesionados que nunca gracias a una instrumentación rica que saca lo mejor de unas espectaculares melodías. The New Abnormal es el disco que todos esperábamos de The Strokes a pesar de que no suene como en nuestros sueños, cosa normal, porque suena mejor. ¿O acaso te ves capaz de superar esto?

Editado por What Reality? Records

Publicado el 5 de febrero de 2021

9/10

Editado por Sub Pop

Publicado el 22 de enero de 2021

8/10

Editado por Mom+Pop

Publicado el 15 de enero de 2021

7/10

Editado por Dead Oceans

Publicado el 15 de enero de 2021

8.5/10