The Nude Party continúa la fiesta en Midnight Manor

Midnight Manor es el segundo álbum de estudio de The Nude Party, una banda estadounidense que eclosionó en 2018 y que regresa de las tinieblas en 2020 para ponernos a tono.

Midnight Manor

The Nude Party

New West

2 de octubre de 2020

0

Midnight Manor

The Nude Party

Editado por New West

Publicado el 2 de octubre de 2020

0

Midnight Manor

The Nude Party

Editado por New West

Publicado el 2 de octubre de 2020

0
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

The Nude Party fue una buena noticia en 2018 con su álbum de debut homónimo y podemos decir que la banda repite calificación en este 2020 con Midnight Manor, un esperado segundo disco en el que el sexteto regresa sobre los sesenta y setenta para entregar doce canciones llenas de nervio. The Velvet Underground, Alice Cooper, Leon Russell, The Rolling Stones y The Kinks dan cita entre las influencias de un grupo que sabe qué funciona y cómo plasmarlo en un único trabajo.

Las guitarras salvajes y delicadas como la flora silvestre, son capaces de sostener un trabajo cuya redondez está asegurada a prueba de incendios. Si bien él no pone la voz, Shaun Couture, puede considerarse muy bien representado en el resultado final del álbum. En torno a su guitarra se da cita la de Patton Magee, quien también aporta su particular interpretación vocal, y el teclado de Don Merrill, el otro gran protagonista. Como si la cosa no fuese con ellos, con la finura del orfebre, se suman Alec Castillo con su bajo, Austin Brose con la percusión y Connor Mikita con la batería. Clásicas las influencias, clásica la formación y, por consiguiente, clásico el resultado de este Midnight Manor.

El álbum arranca trepidante con "Lonely Heather", tema que en apenas dos minutos te eleva a los cielos. ¿Se puede llegar más alto? Lo ignoro, porque desde los cielos fue expulsado el mismísimo Satanás por intentar ir más allá, quien se presenta ahora en "Pardon Me, Satan", un tema de acento sureño y estribillo demoledor: «Please pardon me, Satan / Because I'm a drunk and you know I'll give in». "Cure Is You" se adentra en el terreno de la jam con sus tintes de blues psicodélico. El tema, de combustión lenta, acaba resultando demoledor con la entrada de la distorsión en su último tramo. "Easier Said Than Done" acelera con la facilidad de los grandes himnos pop citando a los mismísimos Stones. En "Shine Your Light" se produce el necesario reposo, al menos de inicio, porque el ritmo acaba llevando al vicio. Las guitarras, cargadas de reverb y con el eco justo, ayudan a proyectar un juego de sombras que remata el piano. ¿Y las luces? Las luces las pone la voz: «In a world falling apart / You are the light in the lonesome dark». Cierra la primera parte del LP "What's The Deal?", una canción que progresa a paso lento hasta apagar las luces.

Tras darle la vuelta al vinilo, la cara B saluda como se hubiera producido un reinicio profundo. "Cities" sigue el esquema de "Lonely Heather" prendiéndole fuego a todo en dos minutos y medio. "Thirsty Drinking Blues" es lo que su nombre indica, un blues ácido y etílico lleno de lamentos provocados por el desamor: «Now I'm drinking with me again / Instead of drinking with you». Como podéis comprobar, no se mueven ni un ápice del canon que rige el género. "Time Moves On" echa el freno y pone el foco sobre la voz de un Magee que la clava con el micrófono. Queda claro que con The Nude Party también se puede bailar pegado, es más, ¡se debe! A estas alturas, Midnight Manor se ha hecho más pesado, como si los efectos del directo se hubiesen trasladado al propio disco. "Judith" ahonda en este sentimiento, popera, pero bien cargada para que la vista se nuble y las neuronas se dejen llevar. Y en esas, "Things Fall Apart" derriba todas las resistencias y cae el muro. El rock de los cincuenta y el pop de los sesenta se dan la mano como padre e hijo para decir adiós: «Oh, baby / Feels like falling apart / Things are falling apart again / Feels like falling apart». ¿Es una lágrima eso que recorre tu mejilla? El cierre real y genial lo pone "Nashville Record Co." que, con su kazoo y su particular humor, me traslada a mi tierra y a sus carnavales:

I'll be scouting for soul, I'll be hunting for talent
With my ear to the ground sniffing for the next big thing
I'd buy your bleeding heart, but it ain't in thе budget
Someday I fear thеy'll replace us all with machines

The Nude Party ha hecho un disco que los cursis catalogarían como delicioso. Buenas letras, guitarras cortantes, interpretaciones que van al grano... Midnight Manor lo tiene todo, aunque no es perfecto: por momentos abusa del efecto espejo. Quizás cuarenta y dos minutos exijan una mayor variedad o al menos no tantas canciones tan parecidas entre sí por muy alejadas que estén en el tracklist. Pese a ello, el álbum sigue teniendo el peso y el filo suficiente como para pedir una repetición. Es imposible no disfrutar de Midnight Manor. A menos que no tengas alma, claro.

Editado por Sony Music

Publicado el 4 de septiembre de 2020

9/10

Editado por EBB

Publicado el 10 de abril de 2020

8.5/10

Editado por Fearless Records

Publicado el 23 de octubre de 2020

8.5/10

Editado por Sonic Cathedral

Publicado el 9 de octubre de 2020

8/10