La suma de todos los tiempos: El futuro para siempre
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La suma de todos los tiempos ha facturado un álbum excelente. El futuro para siempre es un disco rico en matices cuyo núcleo sonoro se muestra sólido a lo largo de cada corte.

Lo primero que uno nota al sumergirse en la lisérgica piscina que conforma El futuro para siempre es que está ante un álbum atemporal, ante uno de esos discos que hubiese sonado bien ayer, que suena bien hoy y que sonará bien mañana.

El comienzo“, canción inaugural del LP, muestra a La suma de todos los tiempos en su vertiente más pop, pero sin dejar de lados las guitarras. Esas guitarras -aunque no solo ellas- convenientemente barnizadas con múltiples capas y efectos, conformarán un ADN único y reconocible. En “A donde lleguemos” recibimos otra ración de buenos riffs, que entremezclados con las voces, nos elevarán sobre el mundano ruido. “En el tren” cambia el tercio, con un ambiente cargado de aires orientales y desarrollos más largos, que unidos a la mayor longitud del tema, le dan un impenetrable halo de misterio. Rápidamente, “Los pibes” nos devuelven a la tierra a base de distorsión, nuevos solos y un ritmo más rápido. “En el parque“, se descubre como un lugar ya visitado aunque jamás lo hayamos visitado. El toque oriental que se intuía en “En el tren”, aquí se hace más tangible.

Llegados a este punto, ya se puede observar cómo estamos ante un álbum capaz de mezclar múltiples influencias que se mueven entre el shoegaze, el noise y el ambient, pero que también tiene una deliciosa masa madre hecha de pop y de rock. “El calor” continúa con el lento discurrir de El futuro para siempre, que en estos momentos parece derretirse literalmente. Esta sensación se agiganta con “El camino“, un corte de pop lento aunque delicioso, con una carga psicodélica lo suficientemente profunda como para embelesar a cualquiera, fruto de una locura controlada. Son poco más de dos minutos, pero “El camino” es una de esas canciones que gustarán a todo el mundo, uno de esos temas que hacen que un disco valga la pena. Ácido penetrando en tu cerebro gota a gota. Y de repente “Mientras escapamos” nos devuelve a los inicios del álbum, completando la rueda con más pop disonante, con más shoegaze coronado de riffs que derrochan calidad. Finalmente, con “Y los accidentes” se completa la rueda -que en ningún momento es redonda- de El futuro para siempre con la fórmula anteriormente descrita: pop atractivo y machacón.

El futuro para siempre de La suma de todos los tiempos es un álbum extraño, de esos que parece no tener rumbo, pero es solo la primera apariencia. Con cada escucha, con cada cartucho, las balas cargadas de reverb, irán dibujando figuras en tu mente, horizontes de paisajes que nunca conociste donde la vida parece detenerse cada vez que te adentras en ellos. Todo esto facturado con una sencillez relativa, porque por fácil que parezca, un álbum así solo está al alcance de los que verdaderamente conocen la fórmula de la psicodelia. Escúchenlo en casa, pero no traten de reproducirlo con sus guitarras, no está al alcance de cualquiera.

[bandcamp width=400 height=439 album=2385651709 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 artwork=small]
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

José Domínguez

Fundador, como el brandy.
Cerrar menú