Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on reddit
Penny Necklace – <i>Líquidos</i>

Penny Necklace estrenó Líquidos el pasado 17 de enero. El EP, que contiene tres canciones, sigue así la senda abierta por Sólidos, su anterior trabajo discográfico.

Qué sería de la música –y de la familia de los sonidos psicodélicos– si no hubiera álbumes conceptuales. Probablemente nos ahorraríamos algún que otro tostón, pero iniciativas artísticas como las de Penny Necklace quedarían tristemente mutiladas. El proyecto de Odette SP es una de las joyas de la escena alternativa española y Líquidos, su último EP, compensa la existencia de ciertos ladrillos intragables. ¿Para eso están los líquidos, no?

Reincidente, Penny Necklace exploró primero La Luz a través de los colores (Cálidos, Fríos y Neutros) y ahora se ha puesto a hacer lo propio con la materia en sus tres estados: sólido, líquido y gaseoso. A través de la fusión, sus tres temas previos

se han transformado en otros totalmente diferentes, aunque eso sí, hay que puntualizar algo: en este trabajo no todo depende de la ciencia, hay una buena dosis de alquimia.

El grifo se abre con “Agua“, un tema onírico que brota a través de una fusión de synth pop con toques funk. “Agua” es una de esas canciones que invita a cerrar los ojos y a dejarse llevar por la corriente sonora. El relevo lo toma “Aceite“, más oscura y maquinera que su predecesora en el tracklist. En ella emerge el lado más  juguetón de Penny Necklace. Triphopera y urbana –ojo, contiene trazas R&B y dub–, la canción progresa hasta provocar el trance en el oyente. De ese estado te sacará “Sangre“, el tercer corte de Líquidos. La última pista del EP explora territorios sonoros industriales y un tanto apocalípticos, siendo la más densa y electrónica de la triada.

Más allá de lo evidente –que queda descrito en el párrafo superior–, lo mejor del EP es vivir la experiencia de ir descubriendo cómo Penny Necklace relaciona cada líquido con unos sonidos y unos sentimientos determinados. De la vitalidad y el sosiego de “Agua” se pasa a ese inquietante «nada permanece, solo yace y muere, no tienes porqué entenderlo» que Odette SP recita en “Aceite”, para finalmente desembocar en la trepidante y dolorosa “Sangre”. Es en esta conjunción de detalles donde Líquidos se hace grande, más de lo que sus trece minutos de duración indican. Por suerte, para descubrir estas conexiones no es necesario usar ninguna lente, basta con cerrar los ojos y dejar que todo fluya.

Líquidos es un EP dual que sumergirá en tus pensamientos más profundos para después hacerte emerger en la pista de baile. Lo logra con suavidad, expandiéndose lentamente desde el cerebro hasta llegar a unos pies que irremediablemente empezarán a moverse al ritmo que marca la melodía. Qué duda cabe, la alquimia sigue vigente. No será una ciencia, pero sí un arte. Si no te lo crees, escucha a Penny Necklace.

9

Penny Necklace – Líquidos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on reddit
Reddit
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on reddit

Continúa leyendo

¿Y tú qué piensas?

Deja un comentario

Cerrar menú