Paramore – After Laughter

Cuatro años después, Paramore ha vuelto con After Laughter, un álbum que no solo ha conseguido relanzar su carrera sino que es –por el momento– la cima de ésta.

After Laughter es un álbum capaz de crear un estado de ánimo melancólico y alegre a la vez, una sensación que me resultaría difícil expresar desde cualquier otro lugar que no fuese este genial LP de Paramore. La idea de mantener una impávida máscara en el plano sentimental y no quejarse, incluso cuando se está pasando realmente mal, es sin lugar a dudas un acto tan valiente como nocivo. Este es el tema que recorre todo el repertorio del álbum, con algunas referencias destacadas como la canción “Fake Happy“, punto neurálgico de la idea, pero también en líneas como ese «I don’t need no help / I can sabotage me by myself» salidas de “Caught in the Middle“. La idea de sufrir solo y esconder el dolor es algo común en la sociedad, aunque por su propio origen, no sale en muchas conversaciones. Por ello, After Laughter es un LP atrevido y con el que uno puede identificarse fácilmente.

Continuando con esa vía de pensamiento, el sonido del álbum juega perfectamente con el tema. A lo largo del larga duración hay algunos temas y letras extremadamente deprimentes y nihilistas, y a pesar de ello, el sonido optimista de los 80 nunca termina por desaparecer, con las únicas aunque notables excepciones que suponen el comienzo de “Fake Happy“, y “No Friend“, un tema instrumental.

En cuanto a las pistas destacadas, qué decir de “Hard Times“, single que ocupa un lugar destacado en After Laughter. La canción de apertura del álbum arranca ya desde el principio con buenas intenciones: una buena batería que da paso a una guitarra que desemboca en la melódica voz de Hayley Williams. Paramore ha logrado con una canción encapsular la sensaciones que destila el álbum. Junto a ella, también hay que citar a “Caught in the Middle” y a “Idle Worship“, temas que ayudarán a cualquiera a engancharse a este álbum. Sin embargo, lo mejor está al final, en la escucha completa, en la zambullida total.