Las Canciones de Carolina Durante
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Carolina Durante ha firmado uno de los discos de 2019. Su debut es todo lo que cabía esperar de ellos… e incluso más.

Trasladar el éxito del single a la larga duración es una tarea ardua, un trabajo que quizás podría quedarle grande a una banda novel como Carolina Durante. Al fin y al cabo, muchos de estos grupos han crecido al calor del lo-fi y del DIY, con grandes éxitos, pero una cohesión cuanto menos dudosa. Es cierto que Carolina Durante daba muestras de que su caso iba a ser diferente, porque cada lanzamiento mostraba cosas nuevas, un poso que no existía apenas un mes antes.

Al final, este Carolina Durante (Sonido Muchacho, 2019) ha superado lo escuchado en los sencillos. Ha dado más y es fácil de explicar. Los madrileños, le han sumado a su punch un juego de pies prodigioso, un movimiento permanente que les permite cambiarse de perfil de forma continua, protegiéndose cuando es necesario y transformándose en una máquina de golpes cuando el oyente baja la guardia. Pueden machacarte con canciones punk, despistarte con baladitas o asestarte el golpe definitivo con un himno generacional. Alejados los fantasmas de la larga duración y de la posible carga de la voz de Diego Ibáñez (Most Improved Player), han demostrado ser el verdadero negocio.

El LP arranca con “Las Canciones De Juanita“, una canción con tintes autobiográficos que sirve para abrir y boca y sentar las bases del sonido. Guitarras desbocadas, un bajo palpitante y una batería que marca un ritmo digno del Festina del 98. Ojo con el verso de «No sonamos mal, sonamos mejor que ayer», porque además de ser sincera y coreable, es también una llamada a la esperanza para cuando vienen mal dadas. “Cementerio (El Último Parque)” es claramente punk y ochentera, no voy a descubrir nada que no esté ya dicho. Está tan fuera de lugar que no puede sino ir a mejor con el paso del tiempo. Nada más atemporal que la muerte. “El Año” arranca con una intro en la que el bajo recupera protagonismo y en la que reaparece Dionisio, un personaje recurrente para Carolina Durante, quienes aprovechan un truco narrativo que los murcianos Perro han explotado con mucho arte. La gran estrella de la canción es el amor (o el desamor, si es que es posible separarlos), y es que esta es una de esas canciones en las activan el modo Carolina Sedante. Ojo, no es algo malo, al revés, es una fórmula perfecta cuando el tema es bueno y cuando lo que se viene después es un chute de cafeína. Así ocurre aquí, porque “Buenos Consejos, Peores Personas” es un corte de power pop con un leitmotiv magnífico y una letra pegajosa. “KLK” cierra la primera mitad del LP a toda pastilla, volviendo sobre el punk, aunque con muchos ingredientes que la hacen ser más bien post. Atención, porque aquí sale a relucir una de las mejores interpretaciones de Diego. Como he dicho, de Carolina Sedante a Marlotina Durante en dos canciones, ¿quién aguanta esto sin rendirse?

La segunda parte arranca con una de sus obras más redondas, “Joder, No Sé“. Reconozco que el estar por debajo de los treinta, haber sufrido desengaños, disfrutar de un estado forma envidiable y ser un moñas ayuda a que me identifique con la pista (somos millones así, pero dejad que me flipe). Sin embargo, creo que cualquiera con un mínimo de empatía, aunque se sea viejo, sabrá de qué va el tema, que ese «Mi respuesta a todo es, “joder, no sé”» nos ha representado en algún momento de nuestra vida. En principio, “Nuevas Formas De Hacer El Ridículo“, queda un poco eclipsada, pero su hipnótico bajo, además del perfilado que le da al conjunto la guitarra, hacen de ella una perla oculta. Sobre la historia, solo decir que es la confirmación de los buenos que son estos tipos escribiendo. “Falta Sentimiento” rebaja las revoluciones poniéndole freno a la locura en la que se estaba convirtiendo el disco. A mí, particularmente, estos Carolina Durante me recuerdan a Mujeres. El título de la canción ayuda a que esto sea así, claro está, pero creo que la forma de corear el estribillo es muy de los catalanes. “Cuando Niño” parece una pista de Los Payasos de la Tele, graciosa sí, pero con un ambiente de calma chicha que uno quisiera reventar a cada par de segundos. Al menos al final rompe: su espíritu ingenuo y cándido se ve coronado por un inocente, pero brutalmente sincero «Lo lamento». A veces solo hace falta eso. “El Perro De Tu Señorío” le pone la guinda al LP. Lenta, larga, intensa, asfixiante y embriagadora, es el gancho en el hígado que tumba la última resistencia. Después de ella ya no hay nada.

Carolina Durante, al mismo tiempo, ha sorprendido y cumplido con las expectativas. No sé si había alguien que esperase diez singles a toda pastilla, si es así, solo puedo decirle que un disco no es una lista de reproducción de Spotify. Es más, le diría que un disco es más que eso. Aquí hay un espíritu común, una serie de conexiones que conforman una poderosa malla que va atrapando cosas de aquí y de allá. Carolina Durante es un álbum para disfrutarlo, de fondo, en un día rutinario, y también para gozarlo, hasta el fondo, en el directo. Todavía no sé quiénes son Carolina Durante, pero estas son sus canciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

José Domínguez

Fundador, como el brandy.
Cerrar menú