Lana del Rey – Norman Fucking Rockwell!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Lana del Rey lo ha vuelto a hacer. Norman Fucking Rockwell! es otra gran historia americana, otra imagen clásica que toma forma de onda sónica.

Un breve introducción a Lana del Rey

No cabe duda de que Lana del Rey tiene un gran apego por el rojo, el blanco y el azul. La estadounidense ha defendido desde su bandera asuntos bien variados, tirando habitualmente de la nostalgia y del hedonismo para crear un potaje ideológico tan válido como en ocasiones políticamente incorrecto. Elizabeth Woolridge Grant es una artista pop especial, una que pasa del desarrollo personal y emocional, siendo una mujer que compone e interpreta fotografías partiendo de detalles que en principio pueden resultar secundarios. Para entender la historia de su último disco, Norman Fucking Rockwell! es necesario ponerse en antecedentes y saber algo de la historia de Lana del Rey, tampoco mucho, pero sí lo suficiente como para que las personas que no están metidas a fondo en el mundillo de la música se sitúen correctamente: Grant es una acaudalada chica blanca de Nueva York que ha desarrollado un puzle estético que no sólo se empareja con la música, sino que se hunde en los entresijos de su propio ser.

Norman Fucking Rockwell! es un álbum que subvierte inmediatamente los viejos lanaísmos antes de que el disco pueda siquiera empezar. La colocación sarcástica de «Fucking» en medio del nombre del pintor más popular en cuanto a las reflexiones sobre la cultura americana llama la atención inmediatamente. Por primera vez en su carrera, la bandera de Estados Unidos aparece en la portada; sin embargo, este hecho contrasta con el fondo, el que enseña una California en llamas. Tampoco hay que ignorar a la propia Lana del Rey, porque en lugar de estar parada en actitud pasiva y mirar a la cámara como en todos sus trabajos anteriores, la vemos extendiendo su mano hacia la cámara, preparada para llevarte a algún lugar desconocido para ti y quizá también para ella.

Norman Fucking Rockwell! canción a canción

El primer tema, el que da título Norman Fucking Rockwell!, tiene una esperada frivolidad en su interior. «Goddamn man child» es una gran letra para entrar por la puerta, que podría ser fácilmente tomada como un desdén por la aburrida y tóxica masculinidad, la que culpa de sus problemas al mundo exterior porque admitirlo es una debilidad, algo que los hombres no deberían tener. «You’re just a man. It’s just what you do». Y no crean que la primera canción terminaría sin nuestra primera alusión a EE. UU., nuestro buen hombre es un «self loathing-poet, a resident Laurel Canyon know it all». Lana ha hablado antes de su admiración por Laurel Canyon como un lugar de contracultura e influencia, pero ese no es el significado de Laurel Canyon aquí. El primer aspecto inmediatamente nuevo de este lirismo es el hecho de que tiene un significado más allá de la nostalgia. Laurel Canyon es un insulto a un hombre que saluda a los Estados Unidos, que culpa de sus fracasos de forma muy americana («your poetry’s bad, and you blame the news»), sin ver la irracionalidad y la contradicción que hay en ello.

The Greatest” es un ejemplo fantástico de la ansiedad dominante en el mundo de la artista, y, sí, su tristeza está expuesta en él. Es una oda a ver cómo todo lo que amas se desvanece. Cuando se refiere a Kanye, no es sólo por estética. Cuando dice “Life on Mars” no dice que sea solamente una canción, no lo hace por añadir un toque al estilo de la vieja escuela. Todo aquello en lo que se basó el arranque de su carrera ha desaparecido. Pero todavía tiene fuerzas para decir: «If this is it, I had a ball… I’m signing off». Y eso es antes de que nos acerquemos a la producción estelar que nos sirve Jack Antonoff. A medida que las voces de Lana se elevan en un estribillo en el que es difícil encontrar la melodía, los instrumentos de Jack se hinchan de la misma manera, complementando una historia que sólo funciona ahora con unos instrumentos que en realidad podrían funcionar en cualquier década. Es un trabajo asombroso y bien podríamos estar ante la mejor canción de su carrera.

Está muy claro que Lana del Rey ya no está en el asiento trasero: simplemente narra todas las cosas malas que hacen sus chicos malos. Cada historia de este álbum la tiene en el centro. Hay muchas maneras de describir a un chico triste, así que ya no lo hace. En “Mariner’s Apartment Complex” se enfrenta a alguien que intenta etiquetarla como triste. Es desafiante y apasionado. ¿Alguien imaginaba a Lana del Rey diciendo «I’m your man»? Estamos frente a la línea más revolucionaria que haya cantado nunca. Fue descrita como antifeminista, como demasiado pasiva, como demasiado envuelta en la artificialidad de una estética claramente femenina, sin embargo, ella es el hombre ahora. Esta omnipresente independencia, la cual se mantiene a lo largo de todo el álbum, incluso ante el dolor, es una capa de carácter que le da al disco un anhelo de introspección. Por ejemplo, “How to Disappear” es una secuencia narrada de eventos de Lana luchando por hombres agotados, prometiendo que nunca irá a ninguna parte. Para alguien que solía decir múltiples súplicas sinónimas del «I told you that no matter what you did I’d be by your side» de su segundo single “Blue Jeans”, es como si todo el peso que ella puso en ser una mujer que casase con el estereotipo estadounidense la hubiera acabado transformado en una mujer poderosa, en una en la que confiar en cualquier situación.

Cómo no destacar la producción exquisitamente vacía de “Hope Is a Dangerous Thing“, la cual permite una descripción surrealista de dónde se encuentra actualmente, poniéndose en una situación privilegiada, como uno de los mejores escritos de su carrera, plagado de alusiones y de vívidas emociones. No es casualidad, porque Lana y Jack son dos de las personas en la industria musical con el mejor sentido de la melodía: ambos saben cómo capturar y manipular melodías para que se terminen mimetizando con el mensaje de fondo. Ella canta la línea que le da el título a la canción como si fuera algo que conoce desde hace mucho tiempo, como si no fuese una novedad, pero añade este exasperado, casi repentino apéndice «but I have it». Cada vez más intenso, como si cada vez que lo hiciera se estuviese acercando a esa mariposa sobre la que canta una canción antes.

Conclusión sobre Norman Fucking Rockwell!, nuevo disco de Lana del Rey

En Norman Fucking Rockwell!, Lana del Rey parte de un mundo de patriotismo y cultura que, más que cualquier otra cosa, es un mundo construido en torno a ella misma. Escondidas entre canciones sobre la inseguridad y la autodeterminación, encontramos las grandes declaraciones sobre el mundo en general, que solo funcionan tan bien juntas porque ella es Lana del Rey. Así que tal vez sí sabe adónde te lleva en la portada: a un lugar nuevo, a un lugar distinto donde solo ella puede llevarte.

9

Escucha Norman Fucking Rockwell! completo y consulta las fechas de presentación de lo último de Lana del Rey

Aquí puedes escuchar el sobresaliente disco de Lana del Rey:

Conciertos de Lana del Rey presentando Norman Fucking Rockwell!

  • 21 de febrero en el Ziggo Dome de Amsterdam – Tickets
  • 23 de febrero en el Accorhotels Arena de Paris – Tickets
  • 25 de febrero en el O2  de Londres – Tickets
  • 26 de febrero en el Manchester Arena de Manchester – Tickets
  • 28 de febrero en el SSE Hydro de Glasgow – Tickets
  • 29 de febrero en el Resorts World Arena de Birmingham – Tickets
  • 2 de marzo en el Mercedes-Benz Arena de Berlín – Tickets
  • 3 de marzo en el Lanxess Arena de Colonia – Tickets

Por el momento no hay fechas para España, país en el que actúo en la pasada edición del FIB Benicàssim, ni en México, aunque a la vista de sus fechas, no es descartable verla en el Vive Latino o en el Pa’l Norte.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Cerrar menú