Con la mente clara y el corazón en llamas: Claroscuro, EP de Kristian Aguilar

Kristian Aguilar – EP Claroscuro
Fecha de publicación: agosto de 2015
Disponible en Bandcamp
Sello: Disco era cultura

Para ser honesta y empática, desde hace unos días mi vida ha distado un poco de la que tenía contemplada. El soundtrack de mis momentos difíciles va mitad música hispana y mitad anglófona; por una parte La Castañeda, Rockdrigo González, Mon LaFerte, La Banderville y por la otra Eels, Aunt Martha, Vampire Weeked, The Boxer Rebellion, Low y otros tantos proféticos poetas de las doloras sensaciones.

Por azares del destino llegó a mí una pista un tanto extraña que me atrapó desde sus primeros sonidos y que fue publicada hace dos años, reflejaba intensamente lo que yo sentía en las entrañas de mi oscuridad aquella madrugada: “Somos animales y eso es normal”. Sin poner atención a quién pertenecía esa música, mi instinto me dijo que se trataba del ex líder de la banda argentina de las dos “S” (SodaStereo).

“Nos gusta la adrenalina y la buena carne, pagamos de vez en cuando pecados…”, buscando entre todas las ventanas abiertas de mi ordenador llegué a la de una página de videos y para mi sorpresa no era quien yo creía, fue como estar en un déjà vu que se sale de control, busqué y llegué con el nombre del hombre, Kristian Aguilar. En el acto, como todo melómano, decidí buscar más sobre este terrorista musical que explotaba sin piedad mis sentidos, con las altas horas corriendo, la maldición de Morfeo me venció y quedé por completo dormida.

Pasaron varios días y no volví a escucharlo hasta que abriendo un link sucedía otra vez lo mismo, creí que se trataba de una canción que ya conocía, con la que tenía historia, pero no fue así. “Él la miraba sin entender, claroscuro, él pensaba que todos esos poemas… ella lo miraba sin entender…”, otra vez mi vida en una canción, otra vez el mismísimo Aguilar arremetiendo contra mi cordura “Claroscuro siempre será, él está en ella y ella está en él”.

En esta ocasión yo vencí al Dios del sueño y las palabras para esta nota comenzaron a surgir de mis manos y de mi pensamiento porque después de todo “Somos anclas sin edad”…

Para quienes somos acérrimos fanáticos y defensores de los sentidos, la belleza y el arte, sabemos que la música muchas veces se coloca en la cima de la pirámide de deleites estéticos, convirtiéndose en la cosa más grandiosa que podemos tener en nuestras vidas; y es por ello que cuando encontramos una banda o algún artista que parece conocernos mejor que nuestra propia conciencia mediante lo que no comparte a través de sus composiciones, no lo soltamos y nos transformamos en monstruos necesitados de más y más. Esto es lo que sucede con el grandísimo Krsitian Aguilar. Un músico que se reinventa a sí mismo con cada una de sus canciones y nos deslumbra con una genialidad que, al menos en lo personal, no había experimentado hace muchos años.

Y es que ¿Quién no ha tenido el corazón en llamas? Pues en caso de no recordarlo, de hacerse los valientes o de ser fanático de esa sensación, el nuevo EP del queridísimo y estimado Aguilar llega justo a tiempo para refrescarnos la memoria, erizar nuestro cuerpo y despertar el alma con un sonido único y diferente de lo que habíamos escuchado antes.

Disponible en la plataforma  de “El Iconoclasta, el material, que recibe el nombre de Claroscuro, ofrece sus cinco canciones completas (4 temas originales y 1 cover) que puedes adquirir en forma digital o física. Por supuesto la recomendación va sobre la segunda opción, debido a que el arte del disco, creación y diseño del mismo artista, termina por completar este onírico viaje al más allá de la conciencia humana.

El trabajo de Aguilar logra generar una atmosfera tan indescriptible, seductora, profunda y especial que basta con escuchar, con en realidad escuchar sus poéticas letras acompañadas por un sonido cósmico y constantemente armonioso como para sentirte fuera de tu propio cuerpo; lejos, muy lejos de la realidad conocida.

El argentino de 34 años hace una creación maravillosa que no en vano se vuelve un obligatorio en los lanzamientos recientes de estos meses en los que hasta el clima conspira con la atmosfera propuesta para generar una catarsis como la que nunca antes se ha vivido. Kristian Aguilar es un músico comprometido y experimentado con una amplia trayectoria en la escena. Con “Cofre de Tesoros” y “Sombra Blanca“, recomendaciones personales de una servidora, el compromiso queda hecho, al igual que la promesa de que nada volverá a ser como antes.

Con “Mira Niñita“, última canción del EP, Kristian Aguilar, el mercenario, prostituta de la cultura rock e iconoclasta independiente, formará parte de tu compuesto de bandas favoritas en la onda alternativa acústica e independiente de la música hispanohablante. Con una mezcla excelsa de letras poéticas y vibraciones armoniosamente únicas, no queda más que decir que una invitación para que se acerquen a este proyecto, lo adopten, digieran y lo vuelvan parte de ustedes para que pueda seguir creciendo en el consciente colectivo que llamamos arte y vida.

Síganlo en: Facebook

Discografía:
EP: La venganza de José Revueltas (2012)
Heteroflexible (2014)
Naufragios y suicidios (2014)
EP: Claroscuro (2015)

Claroscuro by Kristian Aguilar

Texto por Jessica Campos

También te pueden gustar:

Deja un comentario