Butterfly 3000: King Gizzard & Lizard Wizard para casi todos los públicos

En Butterfly 3000, King Gizzard & the Lizard Wizard exploran el mundo del synth pop psicodélico. El viaje, sin ser perfecto, tiene momentos reseñables que hacen que valga la pena sumergirse en él.

Butterfly 3000

King Gizzard & the Lizard Wizard

Editado por KGLW

Publicado el 11 de junio de 2021

0
Lista de canciones
  1. Yours
  2. Shanghai
  3. Dreams
  4. Blue Morpho
  5. Interior People
  6. Catching Smoke
  7. 02 Killer Year
  8. Black Hot Soup
  9. Ya Love
  10. Butterfly 3000
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Butterfly 3000 es un estreno sorprendente incluso para los estándares de King Gizzard, una banda a la que amas u odias en función de tu filia o fobia por la extravagancia, nota predominante en su obra. Sin embargo, Butterfly 3000 es un álbum más bien normal de pop rock psicodélico, un LP que los humaniza y los hace más accesibles. Lejos quedan maravillas como Nonagon Infinity, Infest The Rats' Nest o Flying Microtonal Banana, todos ellos lanzamientos que albergaban dentro de sí un poderoso leitmotiv.

En realidad, Butterfly 3000 también lo tiene, solo que no está en las antípodas de lo normal. Quizás, a día de hoy, con tanta banda acercándose a su manera al estilo de King Gizzard, lo correcto sea darle un vuelco y hacer algo que, como la normalidad de la que disfrutamos hasta marzo de 2020, resulte ahora un acto estrafalario. Quizás no tardemos demasiado en ver a Stu Mackenzie yendo a visitar a su abuela tras años sin verla por estar muy ocupado o comiendo en familia con la televisión apagada. No sé, hábitos que muchos abandonan para situarse a la vanguardia de la idiocia.

Escucha el álbum en streaming

Reseña completa

King Gizzard & the Lizard Wizard no paran (y da igual cuando leas esto). La banda australiana se ha descolgado con Butterfly 3000, su decimoctavo álbum de estudio y segundo estreno discográfico de 2021 para ellos. No está siendo el año más prolífico de la banda, no, pero los de Melbourne siguen creando, creando y creando.

Butterfly 3000 es un estreno sorprendente incluso para los estándares de King Gizzard, una banda a la que amas u odias en función de tu filia o fobia por la extravagancia, nota predominante en su obra. Sin embargo, Butterfly 3000 es un álbum más bien normal de pop rock psicodélico, un LP que los humaniza y los hace más accesibles. Lejos quedan maravillas como Nonagon Infinity, Infest The Rats' Nest o Flying Microtonal Banana, todos ellos lanzamientos que albergaban dentro de sí un poderoso leitmotiv.

En realidad, Butterfly 3000 también lo tiene, solo que no está en las antípodas de lo normal. Quizás, a día de hoy, con tanta banda acercándose a su manera al estilo de King Gizzard, lo correcto sea darle un vuelco y hacer algo que, como la normalidad de la que disfrutamos hasta marzo de 2020, resulte ahora un acto estrafalario. Quizás no tardemos demasiado en ver a Stu Mackenzie yendo a visitar a su abuela tras años sin verla por estar muy ocupado o comiendo en familia con la televisión apagada. No sé, hábitos que muchos abandonan para situarse a la vanguardia de la idiocia.

Exageraciones (o no) aparte, Butterfly 3000 es un disco más bien inofensivo. "Yours", "Shanghai" y "Dreams" se suceden con menos peligro que una pescadilla en blanco. Synth pop sin riesgo ni beneficio. No es hasta el cuarto corte cuando se percibe algo de ánimo y de mordiente. "Blue Morpho" es un temazo, sí (al menos en comparación con sus predecesores). En él, Mackenzie progresa sobre una base melódica que se repite en bucle hasta alcanzar el ansiado Valhalla musical, un lugar de paz en el que descansan los caídos. "Interior People" vuelve a salirse del tiesto y consigue un buen botín. Con ecos del genial Fishing for Fishies y una comunión perfecta entre bajo y guitarra, King Gizzard & the Lizard Wizard reverdece viejos laureles. Hay sintes, sí; hay un piano, también; pero sobre todo hay sangre. Buena remontada para acabar con la cara A de Butterfly 3000.

La segunda parte del disco se abre con "Catching Smoke", corte similar a "Shanghai", aunque mejor. "Catching Smoke" tiene un estribillo que puede cantarse y una melodía menos lineal. Esto es el pop psicodélico, chicos. "2.02 Killer Year" emerge minimalista y submarina, sin embargo, pronto cambia de tercio y se impone su espíritu groove. Los sintes y las percusiones se mezclan de maravilla para alcanzar un resultado lleno de matices que evoca a los Django Django del primer disco. La canción enlaza con naturalidad con "Black Hot Soup" devolviendo a King Gizzard & the Lizard Wizard a sus épocas más progresivas. Con ecos de Polygondwanaland, la octava canción de Butterfly 3000 nos recuerda ante quién nos encontramos. "Ya Love" es otro de los momentos álgidos del álbum. La penúltima canción del disco tiene sonidos que parecen sacados de Animal Collective, pero un espíritu muy barroco, muy chamber pop, todo ello sin abandonar las clásicas progresiones a las que nos ha acostumbrado la banda australiana. Cierra el LP la etérea "Butterfly 3000", que hace honor a su nombre aleteando como una mariposa y amenazando con provocar un huracán al otro lado del mundo.

Butterfly 3000 es un buen disco al que le falta algo para ser grande. Escuchar a King Gizzard & the Lizard Wizard sin su habitual sobredosis de épica resulta extraño. Es muy probable que la abuela de Mackenzie se esté preguntando si su nieto está enfermo. ¿Dónde están esas canciones volcánicas? Simplemente no están, pero con todo y con ello, King Gizzard ha sacado adelante una obra llena de momentos notables. Estoy seguro de que hay talento para más, probablemente ideas también, sin embargo, ni están aquí ni se esperan. Ya nos enteraremos de qué nuevo mundo han decidido explorar en su próximo disco, de momento, en este Butterfly 3000 no se está mal.

Sigue leyendo

Editado por Clairo Records

Publicado el 16 de julio de 2021

5.5/10

Editado por Mexican Summer

Publicado el 25 de junio de 2021

8/10

Editado por Sacred Bones

Publicado el 25 de junio de 2021

6/10

Editado por KGLW

Publicado el 11 de junio de 2021

6.5/10

Inicio: 24 de octubre de 2020

Fin: 24 de octubre de 2020

Fuzz, La Femme, La Luz...

Inicio: 17 de noviembre de 2021

Fin: 20 de noviembre de 2021

Black Lips

Inicio: 16 de junio de 2022

Fin: 18 de junio de 2022

The Chemical Brothers, Princess Nokia, Arca

Inicio: 7 de julio de 2022

Fin: 9 de julio de 2022

The Killers, Pet Shop Boys, Placebo

Inicio: 29 de octubre de 2021

Fin: 31 de octubre de 2021

Vetusta Morla, Amaral, Leiva y Love of Lesbian

Inicio: 8 de julio de 2021

Fin: 10 de julio de 2021

Kase.O, Two Door Cinema Club, Amaral, Zoo, Izal, Leiva...

Inicio: 12 de noviembre de 2021

Fin: 13 de noviembre de 2021

Foo Fighters, Tame Impala, The Kooks, Alejandro Fernández, Foster the People, Chet Faker, Babasónicos...

Inicio: 30 de junio de 2022

Fin: 2 de julio de 2022

Belle & Sebastian, Parcels, Black Pumas, Destroyer

Inicio: 19 de noviembre de 2021

Fin: 20 de noviembre de 2021

Desconocidos

Inicio: 6 de noviembre de 2021

Fin: 6 de noviembre de 2021

Gondwana, La Tremenda Korte, Akil Ammar, Antidoping...

Inicio: 28 de mayo de 2022

Fin: 28 de mayo de 2022

Actualmente se desconocen las confirmaciones del festival.

Inicio: 9 de septiembre de 2022

Fin: 10 de septiembre de 2022

Por el momento no hay ninguna confirmación.