Gepe y el pop hecho en Estilo Libre

El tan esperado álbum de Gepe, Estilo Libre, vio la luz este 10 de agosto y aquí se los contamos desde una humilde perspectiva.

Escribir inmediatamente que sale un álbum es algo que nunca había hecho. Horas antes se comunicaban las expectativas y yo ya hacia las mías: “Ya quiero escuchar Estilo Libre, sé que me va a gustar porque me late la onda fiestera”. Apareció e inmediatamente se compartió; las primeras impresiones fueron: “la bachata me gustó”.

Era normal que a los tracks como “Marinero Capitán“, “Hambre” y “TKM” fueran saltados para descubrir lo que el cantante chileno tenía que ofrecer en los demás temas. Escuché el disco completo, 4, 5 y 6 veces; lo escucho al momento de escribir esto. Seguí el orden que se le dio.

De los primeros tres temas que denotan el sentido alegre y fiestero prosiguió “Punto Final” con un poco de rap en la narrativa de un día en San Miguel. Buen tema, “Todo lo que eres y todo lo que soy, es lo mismo del principio“. Me recordó a su tema no tan sacado a la luz, “Ser Humano“, donde ya había dado a notar más este género.

La cola de reproducción daba lugar al refrán hecho canción: “Melipilla“.  Los ánimos se vuelven a levantar, y la idea de ir caminando por la calle en un día soleado llega con el coro. En “Invierno” el ritmo mencionado al principio se aprecia y me lleva a “Bachata rosa” de Juan Luis Guerra, bachata de la buena y no de propuesta indecente. La voz de La Lá sube, pero me quedó con ganas de escuchar más de ella. “La canción es hermosa y “Me sacó lágrimas” fue lo que leí en los comentarios.

Al ver el nombre “Fiesta Maestra” creí que era lo que ya conocíamos como “Hoy día la fiesta”, pero no. Similitudes a temas de teleseries me abordaban, no quiero hacer comparativos, pero esta fue la canción que menos me agradó, tal vez después le daré otra oportunidad.

Comienza la parte más tranquila. Para “Siempre quiero lo que no tengo“,  se informó en  entrevista que Gepe había calificado la composición como algo “más autobiográfico”. Yo lo percibo así: esta canción remarca el cambio en cada disco, su propia reinvención y su ser natural.

Llegando a “Piedra contra bala“, se hace más notoria la composición acompañada de guitarra, en la cual también se incluye un solo del mismo instrumento. La línea ahora es seguida con un reggae en “Ser Amigos“. Creo mi tema favorito porque “yo siempre creí que estabas hecha para mí”.

Para quitarme la lagrima suena “A La noche“, lo que sí conocíamos como “Hoy día la fiesta” en su presentación de Viña del Mar. Recuerdo el baile con Yeimi y me pone de mejor humor ;)

El broche de oro lo coloca la participación de Javiera Mena en “Vivir“,  pues deja la sensación de que no es un final, sino una continuación o nuevo comienzo. Tal vez esa fue la idea: hacer un disco redondo. Podrías iniciar el álbum en cualquier tema y no pierde la línea, seguiría siendo igual de bueno.

Esta es la nueva creación de Riveros presentada en su totalidad: un disco pop sin pretensión. El pop que no es un género; podría ser un color, un sonido, un algo que te recuerda a algo más en su mezcla latina. Es por ello que gusta Estilo Libre, porque te remite a algo en la voz de Gepe. ¿Qué más podrías pedir?

También te pueden gustar:

Deja un comentario