Gran Pantalla, la gran oportunidad de Biznaga

Biznaga regresaron en marzo con Gran Pantalla, su tercer álbum de estudio, un LP quijotesco que busca nuevos gigantes a los que tumbar.

Gran Pantalla

Biznaga

Slovenly Recordings

6 de marzo de 2020

0

Gran Pantalla

Biznaga

Editado por Slovenly Recordings

Publicado el 6 de marzo de 2020

0

Gran Pantalla

Biznaga

Editado por Slovenly Recordings

Publicado el 6 de marzo de 2020

0
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Volvían Biznaga tras su gran eclosión mediática, producto de esa maravilla titulada Sentido del Espectáculo, un álbum que venía a confirmar que Centro Dramático Nacional no era ninguna casualidad, que el cuarteto escupía veneno y quemaba guitarras. Con esas expectativas, justas por lo demostrado y duras porque no dejan de ser humanos, llegaba Gran Pantalla, un LP conceptual que buscaba exponer cómo de enganchados estamos a la tecnología y cómo eso nos aleja de la realidad. Cuanta más información existe, cuantas más herramientas tenemos a mano, más ignorantes nos volvemos. Apoyados en Marc Augé –como Kim Gordon y probablemente Jeff Rosenstock–, los madrileños pretendían darle un mandoble a la realidad no tan virtual. Lo han hecho, sin embargo, los daños parecen haber sido mínimos. No es tan fácil exponer a Skynet, amigos.

Siendo justo con Biznaga, he de reconocer que hacer esta crítica ahora es jugar con cierta ventaja. Han pasado tres meses desde que Gran Pantalla viese la luz, pero parece hubiera pasado un puñetero siglo. También he de advertir que no hay mayor maldad de la habitual en la reseña, simplemente he tardado más de la cuenta en escuchar el disco. ¡Hay vida más allá del altavoz! Todo lo que voy a escribir lo hago a sabiendas de que la tecnología nos ha salvado de una locura mayor durante el confinamiento. Aunque yo no estoy presente en las de redes sociales –solo me encontraréis en WhatsApp–, admito que los algoritmos también tienen su lado bueno, ¡ahora solo veo anuncios de mascarillas! No niega Biznaga esto, pero es que se les ha colado un elefante en el trastero.

A la banda se le ha quedado el manifiesto desdibujado, sabes que tienen razón, aunque no les haces caso. Es como volver a la adolescencia cuando decías «sí, papá», para acto seguido hacer una tontería. Si no vienes convencido de serie, si no eres un creyente, Gran Pantalla puede ser un mero producto de consumo sin más vueltas que las que dé el vinilo de sí. Ahí es donde más me chirría el trabajo, Sentido del EspectáculoCentro Dramático Nacional albergaban más vidas en su interior, tenían un espíritu salvaje a prueba de tontos. En todo caso, límpiense los conductos auditivos, porque Biznaga siguen dejando pildorazos del tamaño de un transatlántico, frases para el recuerdo que hay que tatuarse y proclamar más allá de los conciertos o de esos no conciertos que se hacen ahora a través de Instagram.

A nivel sonoro, Gran Pantalla sí que da con la clave y mantiene la tensión que se escapa por el apartado lírico. Los riffs son más poderosos, más limpios, más impersonales, en definitiva, más adecuados al discurso que desprenden las letras. Cuando sabes hacer sonar las guitarras, lo demás, para bien o para mal, lo demás pasa a un segundo plano. Biznaga tienen el don de hacer punk puro con melodías ultrapop –pegajosas y con gancho–, y lo hacen sin que puedas acusarlos de hacer power pop o punk pop. La vuelta de tuerca que se han dado en este disco les sienta muy bien y permite que Álvaro siga luciendo tan descarnado como siempre. De La Mina de Raúl Pérez siempre se extraen joyas y con este material humano el resultado no iba a ser para menos.

Arranca Gran Pantalla con la épica de "Ventanas Emergentes", una apertura sencilla en la que el bajo suena a gloria bendita. Las letras, que evocan un mundo vecino al de Black Mirror, preparan el terreno para sus sucesoras. En esas "2K20" rompe el muro y asalta al oyente. Su elección como single fue acertada y será una de las canciones del disco que perduren tanto como la memoria humana y virtual. «La democracia es vigilancia, y yo… Soy solo información», qué frase. "Producción de Sentido 24/7" eleva el tono y rebaja las esperanzas destilando en cada verso ese «hay futuro, pero es aterrador» que me dejaron grabado hace unos años. "Motores de Búsqueda Avanzada" incita a la insumisión y no puede estar de mayor actualidad. En los días de las pantallas negras, Biznaga te dicen que «Tras su interfaz nada cambia, nada avanza / La libertad se conquista, no se instala». Otro himno inmediato marca de la casa. "La Pantalla: Usos" pone el punto y seguido a modo de interludio, restándole potencia a Gran Pantalla. Es un recurso bonito, pero no estamos aquí por la belleza.

"Error 404" retoma el camino abandonado con mucho arte. Sencilla, directa y descarnada, los Biznaga primitivos se intuyen en el fondo, aunque lo que tenemos enfrente es ahora una banda más grande. Ese «404: Soy solo un error», duele en el alma. Todos los posibles sentidos que tiene esta canción son los que les faltan a las otras, demasiado enfocadas y difícilmente trasladables fuera de la dichosa pantallita. "Libertad Obligada" pone la mirilla sobre las adicciones y un sistema que se aprovecha de ellas. Yo mismo escribo aquí a cambio de una mierda, sin embargo, al lado de un repartidor de Glovo o de un exhibicionista de OnlyFans, soy un privilegiado. Por cierto, a ver si nuestro izquierdista gobierno arregla lo de los repartidores, que tiempo ha habido y «querer es poder». "No-Lugar" emerge en la octava plaza con otro bajo nervioso y una guitarra pintoresca. Buen tema de punk, sencillo y directo, aunque luce un tanto encogido aquí.

"Adorno" salta cual liebre, zigzagueante e imprevisible. Tiene razón el compañero de El Quinto Beatle que la comparó con "Paranoid Android" de Radiohead, no pueden estar más dentro de lugar la comparación y la intención de Biznaga. La pista es uno de los mejores temas de la carrera de la banda, tiene la riqueza y la profundidad necesarias como para destilar nuevos detalles con el pase de las escuchas. Las letras, enigmáticas, aumentan la sensación de novedad y permiten tantas interpretaciones como uno quiera. Además, tiene un soniquete tradicional (ya sabemos que los chicos son buenos conocedores del folclore español) que la hacen todavía más adictiva. Probablemente estemos ante la gran perla de Gran Pantalla, ante el corte central que lo articule todo y encaje el LP correctamente.

El último tercio de la obra se inicia con un nuevo interludio, "La Pantalla: Abusos". De nuevo, buen embellecedor, más profundo y oscuro que el anterior, con cuyo título juega, sin embargo, no termina de aportarle mucho al conjunto. Sin chirriar, no induce a nada nuevo. "Atentado" regresa sobre el pasado y se alza como crítica al poder y a su abuso haciendo énfasis en la labor policial. Como comentaba antes, poner un fondo negro en Instagram no va a cambiar mucho el mundo, y supongo que denunciar continuamente los excesos de la policía tampoco, pero es obligación moral hacerlo. Los llamados fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no son tus amigos, son personas que hacen su trabajo, que es el que le ordena el jefe de turno. Cierra Gran Pantalla "Último Episodio", que pone el sello con una frase de la talla de «No importa la verdad» e invitando al pogo.

Gran Pantalla es un buen disco que hace aguas por algunos costados. El asalto al mundo de la música conceptual no le ha aportado demasiado a Biznaga, quienes no han sido capaces de hilvanar con precisión las ideas que hay tras el LP. Me gusta mucho el espíritu neoludista de Gran Pantalla, me gusta mucho cómo lo intentan relacionar con el concepto de no-lugar, sin embargo, falta algo. ¿Será que había demasiadas expectativas? ¿Será que la pandemia nos ha cosido todavía más fuerte a nuestros cachivaches? Hay un poco de todo en este no fracaso, a lo mejor simplemente me ha parecido un trabajo demasiado obvio por ser yo un bicho raro. No lo sé, por más que trate de evitarlo, yo solo soy un desgraciado más de entre los miles de millones de practicantes de la nueva religión de los apóstoles Jobs, Bezos, Zuckerberg y Page.

Editado por Specialist Subject

Publicado el 20 de mayo de 2020

7/10

Editado por Warner Records

Publicado el 15 de mayo de 2020

9/10

Editado por Matador Records

Publicado el 6 de marzo de 2020

8/10

Editado por Epic

Publicado el 17 de abril de 2020

6.5/10