Beach Fossils – Somersault

Beach Fossils se han consolidado como una propuesta a tener siempre en cuenta gracias a discos como este Somersault. Obras que no flaquean y que tienen momentos notables.

Este es, definitivamente, el sonido más pulido de entre todos aquellos que los chicos de Beach Fossils han ido sacando a lo largo de sus trabajos. Somersault está lejos de ser una obra genérica gracias a su potente orquestación, que si bien de primeras puede chocar, se acaba compensando gracias a un sonido que es de los más adictivos que han llegado a esta redacción en los últimos tiempos.

Es cierto que Somersault no llega más allá del alcance de su predecesor, Beach Fossils sí que ofrecen un buen puñado de grandes melodías, perfectas para poner en el coche. Además, la banda presente unos amargos y agradables toques políticos que son deliciosamente contundentes a pesar de estar algo sepultados. Y qué decir de Dustyn Payser, cuyo bonito timbre de voz queda perfectamente complementado con unas armonías por las que cualquier vocalista de jangle pop mataría. Una coctelera que consigue que el disco llegue a emocionar de verdad.

Cuando escuché el álbum por primera vez y terminó la bella a la par que estridente “That’s All for Now“, una emoción recorrió mi cuerpo. Unas extrañas ganas de llorar mientras iba al trabajo que tuve que aplacar como pude. Porque este Somersault se siente como lo que Real Estate intentó a principios de este año con In Mind, solo que este álbum es absolutamente mejor. Hay momentos para todos los gustos, como ese “Tangerine” que incluso incorpora unos pocos momentos de drum machine, al igual que ocurre en el álbum de Real Estate. También hay semejanzas entre “Saint Ivy“, que termina con una guitarra muy beatlesca, igual que “Two Arrows” de Real Estate. Pero más allá de las comparaciones, este Somersault tiene dos hitazos en “Be Nothing” y “That’s All for Now” terminan el álbum con una nota tan fuerte que es difícil no empezar desde la primera canción y volver a ponerlo todo de nuevo para llegar a ese punto de nuevo.

Lo último de Beach Fossils es un cóctel perfecto entre la ligereza del pop y la pesada carga de la crítica social. Un LP completo que gracias a su ácida pátina funciona como un reloj.