Andy Bell: un elogio a la madurez

Andy Bell ha firmado un disco impecable. The View from Halfway Down es un borroso retrato de lo que ha sido la evolución de la psicodelia, desde el pop hasta la electrónica, sin olvidarse del rock.

The View from Halfway Down

Andy Bell

Sonic Cathedral

9 de octubre de 2020

0

The View from Halfway Down

Andy Bell

Editado por Sonic Cathedral

Publicado el 9 de octubre de 2020

0

The View from Halfway Down

Andy Bell

Editado por Sonic Cathedral

Publicado el 9 de octubre de 2020

0
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Andy Bell es uno de los mejores músicos del Reino Unido, un hombre capaz de coliderar Ride y de ser miembro de Oasis sin despeinarse. Su carrera, llena de grandes momentos en forma de canciones legendarias y discos que son historia del shoegaze (Nowhere y Going Blank Again), vuelve a ponerse ahora en marcha y, lo hace en solitario echando la vista atrás sin perder de vista el futuro en The View from Halfway Down.

¿Lo consigue? Lo consigue. Y lo hace desde lo más elemental, que es el título (está a mitad de camino), hasta lo más profundo y complejo, que es el sonido del álbum (shoegaze del pasado,  taimado por el filtro electrónico). Perro viejo, Bell se hace fortísimo en The View from Halfway Down parapetándose detrás de sus fortalezas. Como he citado hace un par de líneas, a su característico shoegaze –psicodélico y nebuloso–, se le suma su habilidad para el ejercicio acústico entre capas y, ahora, tenemos también presente su más reciente desarrollo, el electrónico, del que supimos a través de GLOK. The View from Halfway Down soporta toda esta amalgama de sonidos gracias a ocho canciones robustas perfectamente ordenadas. Definitivamente, la madurez es un grado.

The View from Halfway Down arranca fortísimo con "Love Comes in Waves" e "Indica", canciones con melodías pop, riffs de oro, y una inquietud que se presenta de forma ondulada, modelando una presentación potente y eficaz. El viejo Bell está aquí, es innegable. En tercera posición emerge la genial "Ghost Tones", probablemente la joya oculta del álbum, una pieza de psicodelia artesanal que crece capa sobre capa gracias unas guitarras geniales. Luces y sombras, anhelos y certezas: la vida. "Skywalker" rompe la dinámica y regresa sobre el shoegaze, fino y delicado, digno de los mejores Ride. Etílica, llena de añoranza, "Skywalker" es el broche de oro que cualquier cara A necesita. Cuatro canciones en veinte minutos y treinta cinco segundos, cuatro ejercicios impecablemente presentados y coronados por ese:

And I’m all at sea, on the final lap of the race
Standing in the gaze of the one
Blinded by the light of the sun
And you tell me there are no more songs in the world left to be sung

Pero quedan canciones, ¡otras cuatro! "Aubrey Drylands Gladwell" emerge del mar con aires tameimpalescos llegados del mítico Innerspeaker, los cuales se mantienen a lo largo de todo el corte. Psicodelia de cámara, confusión y después silencio. "Cherry Cola" aprovecha el parón para tomar una nueva vía con ecos britpop, cuya guinda son, una vez más, esos solos de guitarra que le sacan a la melodía todo el jugo. "I Was Alone" no acelera un ápice, todo lo contrario, echa el freno. Con ingredientes de Spacemen 3 o el último Jacco Gardner, Bell se eleva hacia los cielos alcanzando el paraíso. "Heat Haze on Weyland Road" le pone el broche –de oro– a este magnífico The View from Halfway Down. Los sintes de Kraftwerk se combinan con el espíritu de New Order para terminar estallando en una fantasía electropop cargada de ácido.

La carrera de Andy Bell está llena de altibajos, aunque los nombres de Ride y Oasis van a llevarse por delante todos esos valles, que serán sepultados por el paso del tiempo. Ciertamente, sus grandes momentos son mucho mejores que sus malos (si es que pueden tildarse así), así que, ¿a quién le importa la justicia en este asunto? La gran cuestión es saber dónde va a quedar este The View from Halfway Down. Las próximas entregas –solo o acompañado–, nos lo terminarán de confirmar, pero de la mitad hacia arriba seguro. The View from Halfway Down es un desenfocado compendio de la historia de la psicodelia. Gracias por hacerlo sonar, Mr Bell.

Editado por Fearless Records

Publicado el 23 de octubre de 2020

9/10

Editado por New West

Publicado el 2 de octubre de 2020

7.5/10

Editado por Partisan Records

Publicado el 25 de septiembre de 2020

7/10

Editado por Oso Polita

Publicado el 18 de septiembre de 2020

10/10