Alvvays – Antisocialites
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El esperado Antisocialites de Alvvays no ha decepcionado. El álbum de los canadienses es una obra maestra de twee pop.

El segundo álbum de Alvvays, Antisocialites, se ha convertido en un verdadera obra de culto para mí. Un trabajo en el cual he podido plenamente entrar a través de varias semanas de escucha a lo largo y ancho de diferentes escenarios. Ese ejercicio de agricultura musical, de paciencia artesana, permite a cualquier oyente fundirse con él, engancharse hasta no poder separarse. Hay mucha más complejidad de la que aparenta a la primera escucha, e incluso más belleza.

Mientras que en su debut homónimo Alvvays se movían resueltos por los años 2006 de Camera Obscura, en este segundo LP parece que han viajado en el espacio tiempo para abrazarse con el sonido de The Hummingbirds noventeros. La canción “Plimsoll Punks” parece rendir homenaje al estilo de aquella época, y lo hace de tal manera que es capaz de replicar la maravillosa sensibilidad de los Hummingbirds para impulsar el power pop sin perder detalle de nada. También lo hace “Saved By a Waif” y la estridente “Hey“, que también guardan sus parecidos con diferentes pasajes de la obra de la banda australiana. Y por supuesto no podemos olvidar el rugido, la mordida tras “Not My Type“, que recuerda a “Let Your Freak Flag Fly” de los Colibríes. Este Antisocialites también evoca a Best Coast, aunque aquí las letras sean mejores. Y qué decir de Molly Rankin, quien despliega todo su atractivo vocal, con algunas notas de fondo que suenan realmente puras,  algo que se escucha especialmente bien en “Lollipop (Ode to Jim)“. Rankin no está sola, ni mucho menos. La reverberación Trancy también juega su papel con el hipnótico “Dreams Tonite” así como con en la suave “Already Gone“.

Este Antisocialites es, sin lugar a dudas, una mejora con respecto a su debut. ¡Y en todos los sentidos! Tiene una trabajada composición detrás, ideas interesantes sobrevolando cada canción y ganchos pegadizos. A cada escucha, el LP de Alvvays mejora y se hace aún más atractivo. Una mezcla perfecta entre lo mejor del indie moderno y el espíritu del pop rock del Verano del Amor. Un disco lleno de energía que con solo diez canciones y en treinta y dos minutos, te reconciliará con la música moderna.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Cerrar menú

Es necesario que aceptes nuestras cookies para seguir navegando Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar