Deezer Monkey Week: El Prólogo

Llegada Monkey Week

La Deezer Monkey Week es un festival muy especial. Lo primero por su duración y fechas: tres días en octubre/noviembre (puente de El Pilar o puente de Todos los Santos). Normalmente cuando un evento de estas magnitudes se celebra en esta época del año, suele ser en un recinto cerrado y con una duración más corta, pero la Deezer Monkey Week cuenta con la ventaja de ser celebrado en El Puerto de Santa María, en Cádiz, donde el otoño siempre que el verano se recoja más tarde de lo habitual.

Lo segundo que la hace especial es el formato de escenarios. Todo el casco histórico de El Puerto de Santa María se convierte durante las fechas del festival en el centro musical de España. Puedes andar entre antiguas bodegas, iglesias, conventos, lonjas, plazas, castillo… y cruzarte con artistas, prensa, organizadores y por supuesto con los monkeys que van a ver el evento. Para el que no haya podido disfrutarlo, este año la sede central se encontraba en las Bodegas de Mora, propiedad de Osborne, en las cuales había montado en sus enormes patios, una especie de feria musical formada por numerosos stands y un escenario. Allí lo mismo podías conocer a artistas, que recibir una degustación de jamón, que una copa de vino o un cóctel, que ver un concierto. Todo ello gratis con tu abono. Esto convierte a la Deezer Monkey Week en el lugar idóneo para relacionarte con otros aficionados a la música y con profesionales, es imposible estar solo allí, siempre puedes acudir a algún establecimiento y disfrutar de la música. Por la noche, el centro de la actividad se trasladaba primero al Teatro Pedro Muñoz Seca y ya entrada la noche comenzaba la actividad en la sala Mucho Teatro, un lugar precioso (antiguo teatro) convertido ahora en discoteca y sala de espectáculos. Tampoco podemos olvidar el escenario de la Plaza Alfonso X, gratuito y que acogía eventos desde por la mañana hasta la noche, el marco es incomparable: música en una plaza junto al castillo de la ciudad, un gustazo para la vista y el oído

Además de esto el resto de establecimientos de la ciudad se unen a la fiesta, y este año, además de los cuatro citados escenarios, habría que añadir a otros pubs y discotecas del centro: Bar Santa María, El Cielo de la Cayetana, El Niño Perdío, Burladero, La Cristalera, Milwaukee Jazz Club, Mondongo y Rodeo.

Llegar a la Deezer Monkey Week es sencillo, puedes hacerlo en avión a Jerez de la Frontera y coger un cercanías que te dejará en la estación de la ciudad en menos de veinte minutos, o bien ir directamente en tren pues en la estación paran todos los trenes de media y larga distancia.

Otro punto importante es el alojamiento, El Puerto de Santa María cuenta con muchas plazas hoteleras, de todos los precios. En la gama baja recomendamos el Hostal Costa Luz (cercano a las Bodegas de Mora) y Pensión La Palma (en la zona alta de la ciudad). Ya si vamos un poco más subidos y queremos disfrutar de alojamientos más lujosos, La Casa Palacio de los Leones es espectacular, el Monasterio de San Miguel más de lo mismo. Otra recomendación puede ser Los Cántaros, que está en el epicentro de la fiesta.

¿Qué más queréis? Pues comer, claro está. Si quieres marisco del bueno solo podemos darte un nombre Romerijo. Está en pleno centro y es un establecimiento con solera. No sabría ni recomendar un plato en especial, quizás lo mejor sea el surtido, pero como no mojarse es de cobardes diré que: chocos fritos, bienmesabe y unas buenas gambas pueden ser una elección más que satisfactoria. En general la calidad del pescado y marisco es excelente, también en el centro está muy bien el Restaurante Casa Flores, con un pargo exquisito. Estaréis pensando en que no podéis ir todo día con la cartera por fuera, y no hace falta, establecimientos como La Bodeguilla del Bar Jamón tienen tapas baratas y buenas, así como la Cervecería El Puerto, que además sirve churros por la mañana, esa comida que tapa los agujeros que el alcohol provoca. Y para el postre, aprovechando que hace calor aún en las fechas: Heladería Soler. Cruzando el río también tenéis un centro comercial, con sus correspondientes establecimientos de comida rápida, así que en el peor de los casos podéis allí, aunque en calidad/precio no tengan nada que hacer con los locales citados anteriormente.

Como veis la oferta de la Deezer Monkey Week entra por los sentidos, desde la vista al olfato, pasando por el gusto, el tacto y por supuesto el oído.

Este sólo ha sido el prólogo, lo que te encuentras al llegar. Mañana viene algo aún mejor, todos estos ingredientes unidos a la música. Y es que la Deezer Monkey Week me hizo sentir como en el paraíso durante tres días.

Más publicaciones de José Domínguez

Deezer Monkey Week: El Prólogo

La Deezer Monkey Week es un festival muy especial. Lo primero por...
Leer más