Crónica del viernes Sonorama Ribera 2015


El festival de Aranda de Duero, Sonorama Ribera, cumple su décimo octava edición. Un festival que centra sus esfuerzos en la música nacional y en el ambiente y trato familiar. Ha tenido lugar durante los días 13, 14 y 15 de agosto (aunque con actividades desde el lunes 10) en la localidad burgalesa de Aranda de Duero. Os contamos aquí la crónica del viernes.


Red Bull Tour Bus (Fotos: Aída Cordero)

Aprovechamos la mañana del viernes para acercarnos a algunas de las múltiples actividades paralelas que se celebran en Aranda, porque una de las características del Sonorama es la perfecta unión con la ciudad y sus habitantes fruto, sin duda, de un crecimiento lento pero seguro que ha hecho que no se entienda el festival como algo ajeno a la ciudad. En la plaza del trigo tocaban Jacobo Serra, Belize y Full (a quienes se les unió Second). La gran sorpresa del día fue el concierto de la Habitación Roja versionando los temas que en algún momento de sus vidas han sido importantes para ellos: ‘Heroes’, ‘Boys don’t cry’, ‘Don’t look back in anger’ para terminar, tras el apoteósico concierto, con ‘Ayer’.

Smile (no confundir ni con la banda londinense ni con la argentina) era nuestro primer grupo de la tarde. Ellos son de Getxo y contagian sonrisas allá por donde vayan, con un peculiar John Franks, su cantante, que se atreve a bajar y cantar entre el público para, luego, hacer bajar a toda la banda e interpretar “a pelamen” su ‘Give me back’. Y con esta dosis de positividad fuimos adarle una oportunidad al exquisito Julián Maeso y su banda de blues, jazz y soul. Tras la disolución de Sunday Drivers, Julián no pasó por una buena racha, sin embargo ahora parece remontar musicalmente con esta propuesta que recuerda a la música nortamericana de los años 70 en la que no falta el órgano Hammond (aunque, durante la actuación, un par de veces se fue la luz y no pudo lucirlo).

Pecker (Fotos: Aída Cordero)

El grupo de expertos solynieve son habituales en los festivales de verano y Arizona Baby continúan presentando su trabajo, cuarto hasta la fecha, Secret Fires. Como ya les habíamos visto decidimos echar un vistazo al pop bailongo del oscense Pecker. Su estilo entre funky y electrónico con unas letras elaboradas nos metió enseguida en su mundo, con gran desparpajo iba lanzando muñequeras con su lema “bailas o mueres” para animar a los asistentes a participar en los concursos de sus redes sociales.

????????????????????????????????????
Rueda de prensa Supersubmarina

Era la hora de la segunda rueda de prensa del festival, los chicos de Supersubmarina se ponían delante de los periodistas para explicar la importancia de la Plaza del Trigo (fueron ellos los que marcaron un punto de inflexión en la creación de esta mitología). Están muy contentos con su gira europea y ya están pensando en nuevos temas para un futuro disco.

Calexico (Fotos: Aída Cordero)

Calexico era el cabeza de cartel internacional de la noche, un jamón de pata negra para acompañar el Ribera de Duero. Maridaje perfecto. Jairo Zavala (Depedro) acompañaba a Joey Burns  y John Convertino (ya lo había hecho en 2008 junto con Amparo Sánchez para el disco Carried to dust). La cumbia, los ritmos latinos se mezclaban con lo fronterizo y tex mex. Repasaron ‘Trigger’, ‘Cumbia de donde’, ‘Inspiracion”,’Güero canelo’ a los que añadieron temas nuevos como ‘Falling from the sky’. La versión de ‘Alone again or’ de Love nos dejó sin palabras.

Clap your hands say yeah basaron su concierto casi en los diez años que cumple su primer disco, aunque no olvidaron otros temas como ‘Adam’s plane’ de Hysterical o de Only run, su último trabajo.

Supersubmarina (Fotos: Aída Cordero)

Supersubmarina era el grupo esperado por la mayoría de los asistentes, con casi cincuenta minutos de retraso saltaron al escenario los de Baeza, unos veteranos en el festival, dedicando ‘El encuentro’ al Sonorama, en un momento emotivo.

La Maravillosa orquesta del alcohol (Fotos: Aída Cordero)

Los siete chavales de Burgos, como ellos mismos se definen, que forman La maravillosa orquesta del alcohol (La MODA) son ya profetas en su tierra. Sus directos no hacen sino que crecer y, al ser tantos en el escenario y tan enérgicos, es imposible no verte contagiado por su pasión y su música. En el escenario Burgos Orígen y Destino (este año, por si no lo hemos dicho antes, reconvertido en un escenario, sin carpa) Joe Crepúsculo montó la fiesta más kitsch del festival coronándola con ‘La fábrica de baile’, acompañado por mucha gente en el escenario, entre ellos Tomasito, Las Skeletas o un Nacho Vigalondo bailando y reconvertido en su alter ego, “El Alacrán”.  Como no podiamos dejar de fotografiar a los 2manyDjs tuve que irme al escenario Castilla y León para ver cómo los trajeados djs belgas alucinaban en colores mientras, creemos de que manera espontánea, las Skeletas de Joe Crepúsculo, se colaban en el escenario para amenizar la pinchada (entre los temas, uno mítico: Chimo Bayo). Y hasta aquí nuestra intensa segunda jornada de festival.

 Más fotos aquí.

Más publicaciones de Aída Cordero Domínguez

Los III Premios Fest ya tienen dueños

Los III Premios Fest ya tiene  dueños. Como aperitivo os adelantamos que...
Leer más