Crónica del Proyecto Waikiki con Vramn y Bubble Bones


La fecha del jueves 22 de octubre estaba grabada a fuego en el calendario ukelelero puesto que se trataba del debut de Vramn dentro del Proyecto Waikiki a quienes acompañaron los rockeros Bubble Bones.


Jueves 22 de octubre de 2015. Ese día acudí más temprano de lo habitual al Proyecto Waikiki. Carolina necesitaba ayuda ya que era el debut de Eva como flamante miembro del grupo (me atrevo a llamarle “revelación”) Vramn (aquí podéis leer su entrevista). Pero estaba tranquila ya que el patrocinio de esa noche corría a cargo de La Virgen… sí, sí, Cervezas La Vírgen, unas cervezas madrileñas artesanas que entraban tan bien como la música de Vramn.

_DSC7160 copy

Rafa, cantante de Vram, salía al escenario con una sala, el Wurlitzer, casi llena (todo un éxito teniendo en cuenta que era jueves, pero es que las “chicas” Waikiki, si me permiten llamarlas así, saben hacerlo muy bien) y con el público entregado, deseando escuchar sus canciones. Rompieron el hielo con ‘Down for you’, dando la bienvenida a los asistentes Virgen (la cerveza) en mano. La línea de bajo de Eva marcaba el inicio de ‘All in my hands’. Los ritmos más reggae de ‘My woman’ provocaron nuestras primeras sacudidas de cabeza. Las influencias de Nirvana afloraban con ‘Words in negative’. De nuevo la voz de Rafa pedía a la chica que no le olvidase en el tema ‘Sex’. Una de las ventajas de ver grupos en directo es que te sorprendan con temas nuevos, gracias a Proyecto Waikiki pudimos disfrutar de ‘Blue sparks’ y ‘Family’, dos temas que no se pueden encontrar en su bandcamp y de los que fuimos agradecidos testigos. Vramn teminaban su faena con la balada ‘Save me with your song’, declaración de intenciones de lo que significa la música para ellos. ¡Larga vida a Vramn!

_DSC7220

Los siguientes en subirse al pequeño escenario del “Wurli” fueron Bubble Bones a quienes no había tenido el placer de escuchar previamente (podéis leer la entrevista que les hicimos aquí) y que me sorprendieron muchísimo con su energía y su rock setentero, cercano al progresivo y la psicodelia, de hecho, en ocasiones sus temas eran instrumentales. Muy apropiados para evadirse junto con los efectos que La Vírgen estaba surtiendo ya a esa hora de la noche. Lejos de comenzar por el principio para ir cogiendo ritmo ‘Lady smoke’ fue el trepidante primer tema, perteneciente a su disco debut In the land of Zimandias (Nooirax Producciones, 2014), que nos dejó sin capacidad de defendernos. ‘Cannibal love’, de su primer EP homónimo, continuó acrecentando mi enamoramiento. Con ‘In the land of Zimandias’ pudimos disfrutar de sus influencias jazz. El rock más setentero afloraba con ‘Cosmic chicken goes to the dealer’s’. Le siguieron ‘Santana’ y ‘Flying sausage’. La instrumental y homónima ‘Bubble bones’ nos dejaba un rato de respiro tranquilo antes de encarar la recta final con ‘Monkey finger’, ‘Mr. Know it all’ y ‘Hit the mars floor’ provocando un final tan apoteósico que Simón rompió la cuerda no una, si no ¡dos veces seguidas! Menos mal que el Proyecto Waikiki crea tan buen ambiente entre bandas que Vramn les prestó la guitarra para que pudieran terminar.

Si os perdisteis este Waikiki, no tenéis alma. Aunque podréis redimiros para el siguiente: 20 de noviembre (buena fecha) con El punto G de Cristina y Labb’s Trap, ¡Ponen falta de asistencia!

More from Aída Cordero Domínguez

Low Festival: JägerMusic ClubShots

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Desde su lanzamiento, el JägerMusic ClubShots ya...
Leer más