Crónica del jueves Sonorama Ribera 2015


El festival de Aranda de Duero, Sonorama Ribera, cumple su décimo octava edición. Un festival que centra sus esfuerzos en la música nacional y en el ambiente y trato familiar. Ha tenido lugar durante los días 13, 14 y 15 de agosto (aunque con actividades desde el lunes 10) en la localidad burgalesa de Aranda de Duero. Os contamos aquí la crónica del jueves.


 

Ambiente (Foto: Aída Cordero)

Desde que Sonorama comenzara a fundirse más aún con el pueblo no han dejado de crecer las actividades paralelas y conciertos por el centro. La Plaza del Trigo está adquiriendo, poco a poco, rango de lugar de peregrinación a donde van los fieles en busca de futuros profetas del indie antes de que se conviertan en dioses que actúen en el escenario principal. Nos perdimos ese bautismo de éxito de Nunatak, una lástima porque llevamos tiempo apostando por este grupo murciano (puedes leer crónicas y entrevista que les hemos hecho) que se coronó con su folk intenso y su versión de ‘Mi gran noche’, de Raphael, en claro guiño a la edición anterior.

Por fin en el recinto, acreditación cogida, el cielo amenazaba lluvia, era un cielo contundente, lleno de nubes que, durante unos minutos (durante la actuación de Tulsa) nos hizo achantarnos un poco, pero tan solo duró un suspiro. Toundra salieron al escenario, llevan tiempo con una exitosa gira por España y Europa y se nota el amor por la música que hacen, una apuesta arriesgada pero rotunda y, sobre todo, instrumental. Tan solo pudimos llegar al final de la apuesta en solitario de Lichis.

????????????????????????????????????
Rueda de prensa “Morente vive”

La primera rueda de prensa del festival corría a cargo de la familia Morente (José Enrique, Soleá y Estrella) y Antonio Arias (Lagartija Nick) explicando el espectáculo al que íbamos a asistir.

Ya de vuelta al recinto Leonor Watling, enfundada en mallas de cuero, se enfrentaba a un público que aún entraba en calor, eligiendo un repertorio adecuado a un festival al aire libre y unas horas, aún, tempranas. Marlango tienen en Leonor al alma de su banda, sin duda. Nos dio tiempo a acercarnos un rato para ver a Miren Iza, es decir, Tulsa, y su folk pop suave. Aparecía en el escenario acompañada por Javier (Rusos Blancos) a los teclados, Martín (Mucho) y Ramiro (The Right Ons). Australian Blonde, con Francisco Nixon y Paco Loco liderando, nos transportaron a la adolescencia de algunos. Mucho tenemos que agradecer a esa edición del Día de la Música (última edición hasta la fecha, por cierto) dedicada a los 25 años del sello Subterfuge, que nos ha devuelto a bandas míticas.

Tal y como hicieran el año pasado con la actuación de Raphael, el espectáculo del 2015 que marcaría un cambio total de ritmo fue el dedicado a Enrique Morente, “Morente vive“. Comenzó en penumbra, con el cuadro flamenco habitual que acompaña a Estrella, la cual hizo mención de la cantidad de niños que, año tras año, se van viendo en los festivales acompañando a sus padres. La fusión de géneros, algo que impulsó el propio Morente, estuvo presente durante toda la actuación, se atrevieron, incluso a hacer una remezcla de varias versiones de canciones entre las que había una irreconocible ‘La zarzamora’ o ‘No dudaría’ (Antonio Flores). Soleá se unió al escenario para cantar la canción que daba nombre al espectáculo. Tras una intro instrumental y épica se unieron Los Evangelistas para darle ese giro que recuerda más al disco Omega recorriendo así la trayectoria ecléctica de Morente. A muchos se nos erizó el vello en el momento en el que todos juntos cantaron y sus voces se unían en un grito coral al unísono para terminar el espectáculo con “Donde pones el alma”. Una intensidad difícilmente superable.

Los toreros muertos (Foto: Aída Cordero)

No nos dio tiempo a digerir la magnitud de lo vivido y Los toreros muertos ya comenzaban a decirnos lo contentos que estaban por haberles invitado ‘A su casa’ esa noche. La esperpéntica puesta en escena es solo comparable a las letras de sus canciones. Canallismo ilustrado en el escenario Castilla y León.

Dorian (Foto: Aída Cordero)

De Dorian poco podemos decir que no hayamos dicho, manteniendo su espectáculo de “Diez noches y un día” acompañados del cuarteto de cuerda y recordando la mayoría de edad del festival. La habitación roja nos propuso un repertorio de singles en orden cronológico inverso para continuar esa nostalgia que parecía cubrir todo el festival con motivo de esos dieciocho años, finalizando con ‘La moneda al aire’.

El final de la noche nos dejó un sabor más amargo, teníamos muchas esperanzas en Monarchy pero nos decepcionó bastante su propuesta de electropop con más puesta en escena que alma, de hecho, los dos hits ‘Maybe I’m crazy’ o ‘Living without you’ sonaron en forma de versiones suavizadas que nos mandaron a dormir un poco desencantados.

Más fotos aquí.

More from Aída Cordero Domínguez

Guns ‘N’ Roses de gira por España

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Guns ‘N’ Roses estarán en España el...
Leer más