Crónica de The Limboos en San Sebastián


The Limboos ofrecieron en San Sebastián un concierto lleno de mambo, soul, r&b que hicieron bailar hasta la última persona que se acercó a la Sala Dabadaba


 

_DSC5596

The Limboos son un grupo afincado en Madrid que ha decidido apostar fuerte por aquello que les hace felices: la música, tal y como podeis leer en la entrevista que les hicimos hace poco. En su extensa gira, que les está llevando por toda la geografía española, recabaron en San Sebastián, una ciudad por la que quien suscribe estas líneas siente más que amor, y no sólo por sus pintxos. Desde Madrid a San Sebastián viajé para desconectar del ruido de la gran ciudad y allí, casualmente, actuaban The Limboos, a quienes tenía muchas ganas de ver en directo. El ambiente, por tanto, era el propicio para continuar ese estado de enamoramiento.

The Limboos inauguraban el VI Mojo Workin’, un festival del mejor R&B del momento. Salía el cuarteto, elegantemente vestido (pajaritas, corbatas, chaquetas…) como si una máquina del tiempo acabara de traerles directos desde un año indeterminado entre 1960 y 1970, aproximadamente, con mucha fuerza, delatándose. Las melodías soul, o “rock exótico” como se autodenominan, emergían de sus instrumentos, fundiéndose con la voz de Roi, casi casi desgarrada, aunque clara y potente y llena de personalidad. Daniela, baterista, otorga el toque de frialdad elegante (derivado casi son seguridad del estatismo y el segundo plano que otorga la batería) que contrasta con los movimientos de Sergio y Marcos.

El repertorio viajaba entre los temas de aires fronterizos y tejanos como Rockin’, otros que recordaban en ocasiones a Santana o ese “Black magic woman” de Fleetwood Mac como “Nervous”. Un pequeño problema técnico provocó un parón (como dijeron ellos “esto pasa por usar instrumentos de verdad en directo, no artificios”), aunque no hubo ni un ápice de desconcentración, el público ya estaba rendido. Temas que recordaban más a los sonidos de Nueva Orleans como “Big Chef” daban paso a otros más latinos como “Brownie”.

 

Era evidente que sus directos muestran mucho más de lo que son como banda que su disco, Space Mambo, y no sólo porque en el directo incluyen muchos más temas (porque no les caben todos) sino por cómo consiguieron meterse al público en el bolsillo, que no paraba de bailar, ni ellos, que en un momento dado el calor de la sala les obligó a quitarse sus chaquetas, permitiéndose un momento de dejar su estilo y saber estar a un lado en favor de evitar una lipotimia.

Los ritmos cubanos también tuvieron su protagonismo, no sólo en “Space Mambo”, el tema instrumental que da nombre al disco, se despidieron con una versión sui generis de “Manisero”, digna de retener en nuestra memoria.

Ya tenemos ganas de ver otro directo suyo.

 

More from Aída Cordero Domínguez

Fotogalería Varry Brava en Café de la Palma (Madrid)

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Fotogalería del concierto que Varry Brava ofreció...
Leer más