Crónica BIME 2015


El Bizkaia International Music Experience, BIME, a pesar de llevar sólo tres ediciones, ya es un festival consagrado y el mejor festival de otoño por estos lugares, es verdad que tiene muy poca competencia, pero ninguno puede hacerle sombra.


La gran mayoría sabrá que el BIME consta de BIME PRO, BIME MARKET, BIME LIVE y showcases en diferentes lugares de la villa de Bilbao. Para los más despistados aquí os dejamos un link con más información (http://bime.net/es-es/qu%C3%A9-es-bime).

La tercera edición del BIME Live llego y como sucedió el anterior año, me pillo en las fechas que los zombies gobiernan el mundo (Halloween). El festival tuvo lugar en el BEC de Barakaldo, al lado de Bilbao. Y esta edición presentaba un cartel de verdadero lujo con artistas consagrados, jóvenes y todo esto combinado con un variopinto combo de diferentes estilos.

VIERNES

Arranqué el viernes un poco tarde, llegue para ver a Benjamin Clementine en el teatro (el escenario más especial de todo el festival y en el que pudimos ver las propuestas más intimistas). El inglés de origen nigeriano, pero criado en Francia, fue la propuesta más personal del festival, donde el concierto residió en su portentosa voz acompañado de su piano y su compañero Alexis Bossard a la batería. Cada canción que tocaba hipnotizaba más al público que estaba entusiasmado del majestuoso concierto que nos estaban ofreciendo. Hubo canciones que tocaba el solo con su mejor amigo, el piano y otras acompañado de Alexis que daba un toque particular y personal a cada canción.

Después de este fabuloso comienzo de festival, me dirigí al Stage 2 para ver la actuación de uno de los platos fuertes del día, estoy hablando de Los Planetas. Los granadinos son un grupo atípico que no tiene punto medio o te gusta o no. Nos ofrecieron un brillante repertorio que recorrió con maestría todas las etapas de su radiografía. Después regrese al teatro para oír un par de canciones de Iron & Wine, lo poco que oí me encanto, un concierto íntimo, lástima que se solapara con Stereophonics.

Ya llego la hora de la verdad, el plato fuerte del día, aunque en el cartel no lo era, para mi SI. Lo galeses de Stereophonics aterrizaron en el escenario principal para presentar su nuevo trabajo Keep the village alive y también sus grandes hits. Fue un concierto bueno pero le faltó algo para ser el concierto especial que todos queríamos, pero a pesar todo tocaron sus grandes hits como ‘Dakota’, ‘Maybe Tomorow’ y ‘Have a nice day’ que nos hicieron como dice el título de la canción pasar un buen día, en mi caso un buen final de concierto.

Una vez finalizado el concierto de los galeses, venia otro solapamiento, así que me decante por oír un poco de The Go Team, la verdad que fue divertido verles encima del escenario con diferentes vestuarios y como si cada uno fuera a lo suyo, en cuanto a lo musical no me gustaron nada. Pasaron unas canciones y me fui al teatro para ver Matthew E. White que acompañado de una fenomenal banda presentaron Flesh Blood, donde el bueno de Matthew me cautivó desde la primera escucha con un rock and roll brillante y tradicional.

©MusicSnapper
Crystal Fighters ©MusicSnapper

Ya para acabar la noche tocaba disfrutar de Crystal Fighters. La banda inglesa o mejor dicho vasco-inglesa, saben liarla bien sobre el escenario y este verano ha sido un fijo en muchos de los festivales nacionales. Comenzó el concierto con dos músicos tocando la txalaparta y animando a un público expectante de que la banda saliera. Una vez salieron fue una auténtica fiesta, digno de festival, donde tocaron los hits más conocidos como ‘You and I’, ‘Follow’, ‘Champion Sound’, ‘I Love London’ por mencionar alguno. La valiente banda cumplió con su objetivo, consiguieron que la gente baile, chille, grite y se quede con más ganas de fiesta.

Ya ahora solo tocaba cargar pilas para la segunda jornada que venía cargada de muy buenos e interesantes grupos.

SABADO

La segunda jornada de festival la arranque pronto, con uno de esos grupos que tenía ganas de verles desde hace mucho tiempo. Me dirigí al teatro para coger buen sitio para la actuación de Pokey LaFarge más conocido como Andrew Heissler que venía acompañado de un magnifico septeto multi-instrumentista vestidos de la época de la ley seca de los estados unidos. Tocaron con mucha actitud y fuerte dinamismo que nos hizo trasladar a otra época, cosa que era fácil con los artistas increíbles que son todos verdaderos héroes en sus instrumentos. Toda una delicia de show para comenzar la jornada.

Terminado el concierto de LaFarge me fui a todo correr al Stage 2 para ver a Savages, estas cuatros chicas saben hacer atmosferas oscuras cargadas de energías que en un par de canciones se ganaron a la masa. Gracias a una batería que hace su trabajo inmisericorde, la bajista pasa a primer plano, la guitarrista cargando de potencia la atmosfera y al frente de todo, una Jehnny Beth teatral, aportando la energía necesaria para esta combinación de after-punk protogótico. Fue un concierto fabuloso y de los mejores del festival sin lugar a duda. Como anécdota curiosa fue cuando Jehnny se dirigió al público en castellano diciendo: “No dejéis que esos cabrones os jodan”.

Ahora tocaba el turno de unos de los grupos con más fans del día, Supersubmarina, que aterrizaron en Bilbao después de su gira de tres conciertos por las islas británicas. Un concierto lleno de hits con un sonido impecable, que demuestran que este grupo tiene canciones suficientes para mantener arriba al público durante todo el concierto. Antes de terminar este concierto regrese al teatro para disfrutar de las últimas canciones de Villagers, la banda folk irlandesa está encabezada por Conor O´Brien. Lo poco que escuche me encanto, me quede con ganas de mas, espero que este pronto de vuelta para poder disfrutar de un concierto entero.

Uno de los momentos cumbre de la noche fue ver a Richard Ashcroft, la voz de la mítica banda The Verve, se subía al Stage 2 acompañado de su guitarra, una gafas de aviador y una rapada de escándalo. Nos ofreció un setlist de canciones propias y de su antigua banda que fueron recibidas como grandes himnos que son, para mí fue apasionante poder escuchar en primera fila de las míticas ‘Lucky Man’, ‘History & Sonnet’, ‘Bitter Sweet Symphony’ y ‘Drugs Don´t Work’, en esta canción se le olvidó la letra, pero lo arregló con mucha rapidez y elegancia.

bime2
Imagine Dragons ©MusicSnapper

Ya estaba todo preparado para disfrutar del cabeza del festival, Imagine Dragons, se notó el aumento del público con creces comparado con el día anterior.

Y que podemos esperar de los de las vegas, un concierto bueno, ameno, donde no pararon de animar al público y donde el bueno de Dan Reynolds (voz y percusión) no paro de interactuar y de moverse de una esquina a otra del escenario. Fue un concierto asombroso donde se fueron sucediendo canciones acompañadas de juegos de luces y efectos y una energía incesante por parte de los integrantes del grupo. Uno de los momentos de la noche fue cuando Dan canto la canción ‘Forever Young’.

Sonaron las canciones para todos gustos como ‘Trouble’, ‘Polaroid’, ‘I´m so sorry’ pero destaco la traca final con la recta final con temas, en su mayoría, de su primer álbum, como ‘Bleeding Out’, “Demons” y “On Top of the World”.

Después del concierto de los de las Vegas, teníamos el difícil solape, Sallie Ford o L.A., al final me decante por la primera. Me dirigí al teatro para ver a Sallie que nos presentó su potente Slap Back con una nueva formación exclusivamente femenina. Fue una de las sorpresas del día, disfrute, baile cuando ella nos comentó que nos pusiéramos de pie y me encanto esa potencia que atesora en cada canción. Durante el breve concierto se pudo oír ‘I Swear’, otro de los grandes hits que atesora y ‘Coulda Been’ que fue demoledora.

Luego vino Kakkmaddafakka. Hicieron una entrada triunfal con el himno de la Champions a todo volumen y comenzaron con su famoso ‘Touching’. Hicieron un digno espectáculo donde el público disfrutó y bailo de lo lindo. Sonaron la mayoría de sus grandes canciones que fueron bien acogida por un público que tenía ganas de bailotear y disfrutar de una gran noche.

!!! ®MusicSnapper
!!! ®MusicSnapper

Para terminar la noche toco el turno de !!! (Chk Chk Chk), que como siempre hicieron de las suyas y pusieron patas arriba un BEC que disfruto, bailo, rio y lo mejor de todo se unió a la fiesta que monto Nic Offer y sus compinches, así da gusto poner punto y final a un gran festival.

Desde El Ukelele estamos encantados de a ver disfrutado de esta brillante edición, y esperando a que venga BIME 2016 con más fuerzas y poder contarlo. Gracias a Last tour por organizarlo y poder dejarnos contarlo.

Texto: Nekane Turrado

Más publicaciones de Aída Cordero Domínguez

#Crónica Mad Cool 2016 del jueves

Madrid lleva años vagando por el desierto festivalero, múltiples propuestas surgen intentando...
Leer más