Garra, emociones y espectáculo salvaron en lo musical al B-Side Festival

Garra, emociones y espectáculo salvaron en lo musical al B-Side Festival

El B-Side Festival se reveló el pasado fin de semana como un festival que no llegó para nada a la altura que se esperaba de un evento que, sobre el papel, prometía ser capaz de estrenar por todo lo alto el otoño musical de Murcia. Los conciertos de Cala Vento, Sidonie y unos correctos Planetas consiguieron desviar momentáneamente la atención de una serie de fallos por parte de la organización en lo que a entrada o cantidad de urinarios se refiere.


La tarde empezaba con la agradable sorpresa de poder disfrutar del dúo catalán Cala Vento con una cerveza a mitad del precio establecido, apenas unas 50 personas nos presentamos a la que era la primera fecha en Murcia capital de Aleix y Joan, lo cual hizo que, pese a tratarse de un festival y tener un foso que nos separaba de los nacidos en L”Emporda, los escasos cincuenta minutos que duró su concierto fueran el rato más cómodo y familiar del festival. Cala Vento presentaba en el B-Side Festival su segundo LP Fruto Panorama, pero también pudimos disfrutar de temas de su primer disco homónimo  e incluso de esa delicia que es “Unos pocos y otros tanto”, el primer single de la banda. Desde “En cueros” o “Estoy enamorado de ti” hasta el magnífico cierre con “Abril” y “Isla desierta”, Aleix y Joan consiguieron dibujar una gran sonrisa entre los fans que cantamos todos y cada unas de sus canciones, así como en sus propias caras. Cala Vento llegaron el año pasado para quedarse, y nosotros estamos deseando volver a verlos en directo.

Si hay una banda de nuestra región que lamentablemente ha envejecido mal esos son Neuman. Los continuos cambios de formación han pasado factura a los autores de The Family Plot, Plastic Heaven o If. Ya pudimos comprobarlo en el Low Festival de Benidorm, razón por la cual aprovechamos la atención que el grupo despertaba entre el escaso público del festival para reponer fuerzas y acercarnos a los puestos de comida, que ofrecieron una oferta correcta. Mientras tanto, Paco Neuman y compañía confirmaron nuestros peores presagios: además de una falta importante de garra incluso entre sus hits más aclamados, todo el set se hizo lineal y profundamente tedioso.

El plato fuerte de este B-Side Festival suscitaba entre algunos de los asistentes expectación pero también miedo, debido a las pocas buenas críticas leídas sobre los directos de la intensa gira que Los Planetas están ofreciendo por nuestro país. Aún así, la moneda cayó por el lado favorable y pudimos disfrutar de un concierto correcto del grupo de J y compañía. Si bien nos temíamos lo peor con ese inicio ascendente marca de la casa que es “Los poetas”, la interpretación seguida de “Segundo premio”, “Hierro y níquel” (con diferencia la mejor de su Zona temporalmente autónoma), “Corrientes circulares en el tiempo” y “Santos que yo te pinté” hizo que el público se metiera de lleno en el concierto y el concierto se encarrilara de lleno a lo que fue el gran concierto de la noche. De ahí que el resto de set funcionara a la perfección con esa mezcla entre grandes hits del pasado como “José y yo” y nuevas grandes canciones como “Islamabad”; pero fue sin duda el cierre con “Alegrías del incendio” y el buque insignia que es “De viaje” lo que acabó por certificar que estábamos, sin duda, ante un más que correcto concierto de Los Planetas, pese a echar de menos algún que otro éxito de su longeva discografía.

Fotografía de Sergio Ruiz

Tras todo el aluvión que supone siempre un concierto del grupo granadino, nos chirrió completamente el concierto de Monarchy, razón por la que partimos a las gradas y por algún que otro refrigerio, observando que el grupo (que comenzó con un considerable retraso su actuación) hubiera funcionado mucho mejor a una hora más alta de la madrugada y en un ambiente bastante menos sano que el que rodeaba al menos a un servidor. Pero aún así, el descanso en las gradas nos vino de lujo para lo que se venía encima. Si Cala Vento habían sido garra y Los Planetas emoción, Sidonie prometía desinhibirnos con su siempre efectivo indie pop. Sin duda, tener un frontman como Marc Ros hace que, en cuanto a lo que espectáculo se refiere, podamos hablar de Sindonie como los mejores.  Presentaban El Peor Grupo del Mundo, un disco que, sin duda, está hecho para ocasiones como la del fin de semana pasado: los festivales y, en general, el directo. Con un sonido intachable durante todo el set, disfrutamos de esos nuevos homenajes al pop que son “Os queremos” o “Siglo XX” y de temas anteriores que iban desde “Nuestro baile del viernes” o “Sierra y Canadá”. También cayó, como es habitual en esta gira, la dylaniana interpretación de “No sé dibujar un perro”, y nos hicieron bailar y cantar con “El peor grupo del mundo” o “En mi garganta”. Dejando claro que Sidonie sabe lo que es montar un concierto y dar un espectáculo, nos dejaron un intenso cierre con “Carreteras infinitas”, “Un día de mierda” y los bises “El incendio” y “Estáis aquí”.

Poco podía mejorar en el festival tras lo vivido hasta ese momento de la noche, razón por la cual sacrificamos la siempre efectiva psicodelia de Alien Tango para otra ocasión, y aprovechamos para salir por primera vez del recinto… Y no volver a entrar, puesto que la política del festival para este año era la de congregar a sus asistentes continuamente dentro del recinto y no permitirles volver a él si se les ocurría abandonar el festival por un momento.

Aquí puedes disfrutar de la galería de fotos del B-Side Festival 2017.

Escrito por
Más de Manuel Romero

Lori Meyers encabeza la última tanda de confirmaciones del Low Festival

Hace unos días el Low Festival nos dejó una pequeña tanda de...
Leer más