The Rumjacks: diez años no son nada

The Rumjacks, banda de Sydney, celebran su décimo aniversario con gira y nuevo álbum, Saints preserve us! (2018).

Gracias a esto, tuvimos la oportunidad de disfrutar de The Rumjacks en su fiesta en la sala Estraperlo de Badalona, a su paso por España. Acompañados por el ska de The Icarians y los ritmos folks más tradicionales de St Temple Bar, The Rumjacks se ganaban al público de la Sala Estraperlo desde el minuto uno con actitud arrolladora y su particular sonido a medio camino entre el folk y el punk.

Desde “Plenty” o “A fistful O’ Roses” para ir calentando el ambiente hasta el clímax generado por “Patron Saint of thieves” y la incansable “An irish pub song”, canción que les dio a conocer en todo el mundo en su primer álbum hace ya ocho años, aquel Gangsters of New Holland (2010), precedido por los Eps Sound as a found (2008) y Hung, drawn & portered (2009), que ya eran una declaración de intenciones, con una primigenia versión de “My time again” o la versión del clásico irlandés “I’ll tell me ma”.

Pasan las canciones y vuelan las cervezas entre mazazo y mazazo de los australianos que tienen una extraña cercanía con el público, reconociendo caras de anteriores giras, hablando con ellos y aceptando un trago de vez en cuando.

El tin whistle de Frankie McLaughlin se toma un respiro en el bolsillo de su pantalón durante “The reaper and Tam McCorty”, para dar paso a los coros más animados del público y el reggae de “The bold rumjacker”. Solo es la calma antes de la tormenta generada por ‘Uncle Tommy’, una de esas balas en la recámara que desde el riff de banjo te mantiene atrapado hasta los ritmos militares de los primeros compases de “Jolly executioner”.

Queda mucha leña que cortar con los dos últimos pases del concierto, que van desde su último single “Saints preserve us!” hasta la ya mencionada “My time again”, “One summer’s day” o “Blows & unkind words” para terminar la noche con “Big man down”.

Tuvimos la oportunidad de tener unas palabras con ellos tras este chute de adrenalina y antes de que pusiesen rumbo a Japón, y nos recordaron que el próximo mes pasarán por Reino Unido, con parada en Londres el 25 de enero, en The Underworld, Candem. Y no nos lo pensamos perder.