Nada Surf, como el buen vino, mejorando con los años

Hay ocasiones que no se deben dejar pasar, y el concierto de Nada Surf en el TCM el pasado jueves era sin duda una de ellas. El grupo neoyorquino (tan unido a nuestro país) firmó, sin duda alguna, el mejor concierto de “indie” en Murcia del presente año. Sonido, tiempos del set y puesta en escena fueron los ingredientes clave.a

La noche la abrió un joven alicantino que ni aparecía en el cartel. Sin duda, bebía de la música de Jake Bugg, y al igual que el británico, no acabó de cautivarme. Con una buena interpretación a la guitarra pero con una parte lírica monótona, su actuación fue meramente anecdótica.

La emoción quedó patente cuando las luces se apagaron para recibir a Nada Surf. El grupo presentaba You Know Who You Are (Ernie Records, 2016) y abrieron el concierto de la misma manera que lo hace dicho disco, con la sólida y pegadiza “Cold to See Clear”, uno de los grandes temas del álbum y que funciona con todos los fans, incluso los más acérrimos. Pero el grupo sabía que la mejor forma de contentar a estos últimos era dejándonos a las primeras de cambio uno de los temas más clásicos, y que he de confesar que es una de mis debilidades, “Whose Authority”, el cual hizo que el público se levantara ya en el segundo tema de la noche.

Nos quedaba mucha noche por delante, y los 20 años de actividad de Nada Surf no hacen sino llenar de experiencia al (ahora) cuarteto. Dejándonos temas del último disco y de los más antiguos a partes iguales, controlaron los tempos del concierto de manera innegable, tras regalarnos la que seguramente sea la joya del You Know Who You Are, la pegadiza “Rushing”; llegaron al ecuador del set con “Jules and Jim” y la ovacionada “Hi Speed Soul” alcanzando un punto de clímax que no hizo sino fortalecer la sutilidad de los siguientes temas. Let Go (Labels, 2002) es sin duda el álbum que más me llega del grupo neoyorquino, y la soberbia interpretación de “Blonde on Blonde” y “Inside of love” (otra de mis debilidades) seguidas y apoyadas en el más que nítido sonido que el Teatro Circo y el técnico propio que traían nos ofrecieron durante toda la noche hicieron que este fuera para mí el momento clave del concierto.

_dsc1030
Fotografía de Lola López

Siguiendo con la soberbia calidad de sonido y el ritmo idóneo, nos dejaron con geniales temas como “When I Was Young”, “The Fox” y “Out of the Dark” entre otras; para luego cerrar con otra de mis debilidades. Tocaron “See These Bones” y se dieron un descanso. Aunque yo me daba por satisfecho con lo que llevábamos de set, a Nada Surf le quedaban aún un póker de ases que fue el causante de que el grupo consiguiera hacerse con el puesto de mejor concierto de 2016 acontecido por estos lares. Salieron llenos de energía y más eléctricos que en cualquier momento anterior de la noche, con “Hyperspace”, el himno “Popular”, la genial “Always Love” y la liberadora “Blankest Year”. Levantaron al importante número de público que había decidido alegrar su noche de jueves visitando el TCM, lo cual hizo que nos regalaran uno de los momentos más bonitos que se han vivido en Murcia: ya fuera de luces, micros y únicamente con guitarras acústicas interpretaron “Blizzard of “77”, la única de mis preferidas que dejaron fueran del set, haciendo más grande la satisfacción con la que irse a casa. Pero eso no es todo, pues el broche final lo pusieron Matthew Caws y Daniel Lorca (guitarrista y bajista, respectivamente) interpretando dos temas en el hall del Teatro únicamente con la  acústica del primero. El bonito momento nos dejó claro que si Nada Surf saca un disco en acústico, merecerá la pena comprarlo. Ojalá nos oigan.

Agradecimientos a Lola López (El Final del Círculo, El Enano Rabioso) por las fotografías.

También te pueden gustar:

Deja un comentario