Biffy Clyro presentan Ellipsis en el Sant Jordi Club
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El trío escocés Biffy Clyro actuó el pasado miércoles 25 en el Sant Jordi Club de Barcelona para presentar su último trabajo de larga duración Ellipsis (2016).

MON THE BIFF! Al grito de los fans, Biffy Clyro presentó el pasado miércoles 25 de Enero su último disco, Ellipsis (2016), en el Sant Jordi Club de Barcelona. Primera fecha de su paso por España, previa a su concierto en la capital ese mismo jueves, y acompañados de los británicos Frank Carter and The Rattlesnakes, que estuvieron presentándonos  su último trabajo, Modern Ruin (2017), recientemente publicado este mismo año y  ya nº1 en todo Reino Unido. Ya habían pisado España anteriormente en la última edición del Resurrection Fest, pero nos sorprendieron de nuevo con un directo enérgico y muy potente, cargado de riffs y gritos al son de “I HATE YOU!”. También nos sorprendió la destreza de Frank Carter  hablando en Español, algo que, como comentó, debía de agradecer a su mujer, de origen español, a quién le dedicó varias canciones de su actuación.

Llegado el momento más esperado de la noche, el trío escocés comenzó con el single que abre su nuevo disco, “Wolves of winter”. No vamos a negar que nos sorprendió ver a Simon Neil, cantante de la banda, vistiendo una camisa, algo a lo que no suele acostumbrar en la mayoría de sus shows al igual que sus compañeros, los hermanos Johnston, James (bajo) y Ben (batería) , que salieron al escenario con el pecho al descubierto, a pesar del frío polar que caía esa noche sobre Montjuïc.

A pesar de la energía que desprende su directo, se echó en falta una escenografía un poco más elaborada, aunque no vamos a negar que con las siluetas de los miembros en contraste con la potente iluminación del espectáculo teníamos show más que suficiente. Siguieron sonando canciones de su último trabajo hasta que empezó a sonar “Biblical”, el primer  momento emotivo de la noche, seguida de “In the name of the wee man”, la aclamada “God and satan”, y la contundente “Living is a problem because everything dies”, en la que la banda experimenta con melodías arrítmicas y riffs de guitarra, mostrándonos unos Biffy más cercanos a sus comienzos. Fue entonces cuando Neil se quitó la camiseta, por fin, al grito de “Free the nipple!” ganándose la simpatía de todo el público.

Más tarde, sorprendieron con todo un espectáculo de luces y fuertes destellos, comenzando  a sonar las míticas distorsiones de “Glitter and trauma”,  joya rescatada de uno de sus primeros discos, Infinity Land (2004), y que nadie presente en la sala  esperaba que tocasen esa noche en directo, una grata sorpresa.

Después, llegó la parte más emotiva del show de mano de “Many of horror y Machines”, que tocaron en acústico, y con la que la banda consiguió emocionar a todo el Sant Jordi Club. Finalmente, el espectáculo llegó a su fin mientras sonaba “Stingin” Belle” y sus míticas gaitas, que nos recuerdan los orígenes escoceses del trío de Kilmarnock.

Fue un concierto rápido, de sonidos pesados y contundentes, de casi dos horas de duración, en las que la banda hizo saltar, gritar y corear sus himnos a ritmo de sus enérgicas guitarras. No vamos a negar que echamos en falta grandes temas como “Folding Stars” o “The Captain”, y que su último disco es algo distinto a lo que nos solían tener acostumbrados, pero su directo, impecable, y con un setlist bien equilibrado, es todo un espectáculo que esperamos repetir si la banda decide visitarnos de nuevo este verano en algún festival español.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Cerrar menú