Silencio, Kings Of Convenience en el Teatro Lara


Kings Of Convenience llegaban al Teatro Lara de Madrid el 9 de diciembre, dentro de una nueva gira en la que celebran los quince años de su disco debut Quiet is the new loud (2001). La reivindicación de su primer trabajo les ha llevado a recorrer medio mundo, incluyendo varias citas en nuestro país, todas ellas con el cartel de entradas agotadas. Se trata de unos conciertos muy especiales, en recintos con gran encanto y una estructura sorprendente: entrevista al dúo, interpretación de la cara A del LP, entrevista y cara B.


Las puertas del emblemático Teatro Lara se abrían para hacernos viajar al pasado. A medida que el público se deslizaba por el hall podíamos ver cómo las manecillas de los relojes corrían con prisa hacia atrás; las hojas ya arrancadas de los calendarios volvían a posarse sobre estos dejando diciembre de 2015 sepultado por más de una docena de otoños, y el público rejuvenecía al ritmo que marcaban sus pasos dirigiéndose a las butacas.

Nuestras agendas nos indicaban que era martes, 6 de marzo de 2001, las hojas dejaban de pasar para mantenerse en aquel invierno tan solo unas horas. Las luces del Teatro Lara palidecían dando la bienvenida Kings Of Convenience, que ese mismo día presentaba el trabajo que les otorgaría el título de líderes y abanderados del New Acoustic Movement.

Cuatro guitarras, un pequeño piano y un sofá para dos era todo el mobiliario de un escenario que parecía enorme hasta que Erlend Øye y Eirik Glambek Bøe lo pisaron. Darío Manrique fue el periodista que nos acercó al dúo noruego, como si se encontrasen cómodamente sentados en el sillón de su casa, hablaron de su nueva gira, haciendo gala de esas dos personalidades antagónicas, Eirik siempre calmado y tímido, Erlend carismático y desinhibido. Cuando se cuelgan las guitarras los roles no cambian, mientras Bøe cierra los ojos para cantar Øye bailotea animando al público, quedando patente que en este caso los polos opuestos pueden lograr una perfecta comunión, empastando voces y guitarras que se elevan como un único sonido.

Quiet is the New Loud

Sonaban los primeros acordes de ‘Winning a battle, losing the war’ y si cerrabas los ojos podías sentir cómo una taza de chocolate te calienta las manos mientras ves nevar a través de la ventana, y es que el sonido de sus majestades te transporta a un eterno invierno en las profundidades de Noruega, a una cabaña de madera con una gran chimenea ardiendo a tu espalda. ‘Toxic Girl’, ‘Failure’… La cara A de su Quiet is the new loud sonaba como su propio título pide, con un silencio y un respeto que pocas veces se da. Como ellos bien dicen, el silencio es el tercer integrante de Kings Of Convenience y quizá el primordial, sin él todo lo que sucede sobre el escenario perdería su esencia y los detalles quedarían diluidos entre absurdas conversaciones y murmullos varios; la barra cerrada, los fotógrafos relegados a la prueba de sonido y un público que apenas se atrevía a usar su teléfono móvil para no perderse ni un segundo del espectáculo.

Letras obstinadas arropadas por melodías aparentemente sencillas que hacen que nos perdamos en los ágiles dedos de Erlend, que rasga y pellizca las cuerdas de su acústica, introduciéndonos en ese particular paraíso nórdico en el que  la cálida voz de Eirik nos acompaña. Con la calma y tranquilidad que este disco reclama, la cara B llegaba a su fin dejándonos sin aliento en ese ‘Parallel Lines’ para acto seguido poner en pie a todo el público del Teatro Lara, que se deshacía en aplausos.

Kings Of Convenience abandonaban el escenario, el público incansable reclamaba a los noruegos sabedores de que llegaría el momento más esperado de la noche, los bises. Y es que en un concierto exento de sorpresas los bises nos hicieron recordar su fantástico Declaration of Dependence (2009) y sus clásicos ‘Mr. Cold’ y ‘Boat Behind’, con los que levantaron a un público deseoso de desentumecerse y cantar y bailar al ritmo de ese I could never belong to you.

 El Teatro Lara puso su encanto y mágica acústica al servicio de Kings Of Convenience, quienes supieron sacarle todo el partido posible a tan agradecido escenario a base de cuidados acordes y voces susurradas, haciendo estremecerse hasta al público más duro.

El nuevo disco del dúo noruego ya está en marcha, tal y como reconocieron en la entrevista, aunque aún no sabemos si verá la luz próximamente o se hará esperar diez años.

Escrito por
More from Alba Montero

Fotos de Sidonie en el Ochoymedio Club

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Sidonie colgaron el cartel de sold out durante...
Leer más