Bulat y Rodés: el intimismo


Un año más, la cita con el festival Voces Femeninas, juntó sobre las tablas a artistas sobresalientes de distintos continentes.


El público llegó muy puntual y con la intención de escrutar -inconscientemente- a Basia Bulat y María Rodés. La responsabilidad de ambas residía en defender los temas de una de las mejores -si no la mejor- cantautoras que ha dado este país. Pocas butacas quedaron vacías en el Teatro Principal de Ourense y los asistentes se sentaron sin saber que estaban a punto de descubrir un placer del cual no se regresa: las composiciones de Cecilia en voces terriblemente dulces.

Basia Bulat en Ourense

Sé que me quieres azul. Sé que me quieres verde. Sé que me quieres rosa, pero al caer la noche sólo me quisiste roja”. Con ‘Fui’ empezó la canadiense Basia Bulat el espectáculo, un tema de acordes alegres y letra agria que parece haber esquivado el paso del tiempo. Y a continuación se sentó al piano para interpretar ‘Tu retrato’, el amor latente entre cuerdas percutidas y una voz suave que aminora la marcha del corazón. De Cecilia también cantó ‘Llora’, como si de verdad lloviera desde dentro, y un tema de la española escrito en inglés. “A mi me parece muy guay: yo canadiense, de padres polacos, estoy cantando aquí, en Galicia, una canción de una escritora española y la letra es en inglés, ¡muy internacional todo!”, comentó con su característica sonrisa.

De su propia cosecha sonaron, entre otros, ‘Tall tall shadow’ e ‘It can’t be you’ de su último trabajo publicado en 2013 (Tall Tall Shadow, Secret City Records). La segunda la entonó sin micro, trémula y llena de intimismo, recordando con su interpretación por qué merece la pena seguir pagando por música en directo y asistir a futuras ediciones del Voces Femeninas. Cerró su turno con ‘Go on’, otro tema suyo de un trabajo anterior, por petición del público (Heart Of My Own, Secret City Records). Larga vida al folk de esta mujer.

María Rodés en Ourense

Y no viene a cuento pero, para explicar lo que sentí al escuchar a la siguiente en salir al escenario, es necesario que explique una pequeña teoría que tengo. Para mi existen dos tipos de personas en esta vida: las que no se atreven a colgar la ropa interior recién salida de la lavadora a la vista de los demás y las que sí. Pues María Rodés parece del segundo grupo cuando canta. Cuelga las intimidades despacito y sin vergüenza. Y eso hay que celebrarlo muy fuerte en estos días de introversión exacerbada.

De la homenajeada se decantó por regalarnos ‘Me quedaré soltera’, ‘Nada de nada’ (para la que volvió al escenario Bulat) y ‘Mi gata luna’ (ambas al ritmo de la bossa nova), ‘Soldadito de plomo’ (qué bien le queda a Rodés vestirse con esta canción, dicho sea de paso), ‘Equilibrista’ y ‘El testamento’ (una más que redonda historia entre acordes). Explicó que, a diferencia de Basia Bulat, conoció las composiciones de Cecilia hace “relativamente” poco tiempo y el tema que más le llamó la atención también tuvo su espacio en el recital: ‘Si no fuera porque…’ (hondamente versionada también por Nacho Vegas). Tengo un pero: debería ser anticonstitucional cantar ‘Un ramito de violetas’ sin laísmo. Será cosa de mis esquemas mentales, pero para mi escucharla sin el “la” es como fumar un cigarrillo light o tomar un café descafeinado, me falta un qué sé yo.

Basia Bulat, Isabelle Laudenbach, María Rodés

‘Agua que no has de beber’, ‘El día que nací yo’ y ‘Ay pena, penita, pena’ (primera copla que descubrió) asomaron tímidamente en representación de su último disco (María canta copla, Chesapik). Dulzura y personalidad por los cuatro costados. Y merece una mención especial Isabelle Laudenbach -guitarrista francesa que acompañó a Rodés durante todo el recital-.

Estaba todo perfectamente hilvanado pero faltaba la puntada final: Dama Dama. El Voces Femeninas’15 será difícil de mejorar en futuras ediciones. Ese final de prolongados y efusivos aplausos lo dijo todo.

Fotografías de Federico Álvarez (@cenizasenelaire)

Escrito por
More from Edith

Ólöf Arnalds y tUnE-yArDs, protagonistas de un Voces Femeninas sobresaliente

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp   Serenidad y desenfreno se aliaron para...
Leer más