The Bleach – Tired Horse Soup

The Bleach nos traen uno de los mejores álbumes del año: Tired Horse Soup. Si no los conocéis os hacemos una breve presentación, The Bleach son una banda madrileña compuesta por: Sam Olivares (guitarra y voz); Jon U. Salcedo (bajo y voz); Lete G. Moreno (batería y percusión); Víctor Cabezuelo (teclados). Tired Horse Soup es el segundo trabajo del grupo, cuyo predecesor es Shining Blackout (2010).

Tired Horse Soup es un trabajo lleno de energía, es lo primero que captas al escucharlo, desde la primera canción hasta la última, desde la primera escucha produce sensaciones positivas, algo que se agradece. También hay que darles la enhorabuena por hacer buena música en inglés, alguno de ustedes pensará que si cantan en dicho idioma es lo lógico, pero no, por desgracia hay algún grupo cuyo inglés es más de Botella que del mundo anglosajón. The Bleach han conseguido con Tired Horse Soup hacer un gran disco de rock, con claras influencias británicas plasmadas a lo largo del álbum. El álbum empieza marcando territorio con Speak Of The Devil, aquí Sam se presenta al que no lo conozca con una voz algo desgarrada y gamberra, las guitarras se encargan de apuntalar el tema con unos afilados riffs. Baby Cry nos lleva directamente a los 90 con uno sonido a lo Radiohead pero más directo, Baby Cry es una Just del siglo XXI. En Black Sister aparece Víctor Cabezuelo envolviendo guitarra, batería y bajo para darnos un sonido completamente redondo, Black Sister va mejorando las sensaciones que produce escucha a escucha, hasta convertirse en una de esas canciones de inicio ocultas que te acaba conquistando. Saltamos a Agnes y aquí de nuevo nos vienen a la mente aquellos maravillosos años 90 de Oasis, y perdonen la redundancia pero Agnes es un oasis de tranquilidad en este energético Tired Horse Soup, de nuevo genialmente interpretado por Víctor Cabezuelo y su teclado. Y tal y como era de esperar, el respiro tomado en Agnes acaba rápidamente con una rápida y bailable El Solitario, que tiene una hermana mayor en este álbum, ocupando el penúltimo lugar del tracklist: The Downtown Song. En este punto del análisis hay que alabar también la elección del orden de las canciones, que dan los respiros justos, conjugando a la perfección temas densos y oscuros, con otros rápidos y bailables, y otros ligeros y alegres. Dentro del primer grupo tenemos a The Potion, How Love Feels y Māyā formando el núcleo duro de Tired Horse Soup, con ritmos más lentos que el resto, guitarras al máximo de su capacidad, ciertas dosis de paranoia en forma instrumental, un tridente que es el verdadero alma de The Bleach. Come on  es otra canción que nos vuelve a recordar a Radiohead y su The Bends (en este caso al tema homónimo), con una letra muy rockera y un Lete G. Moreno que deja su sello en la batería. Been There Before nos devuelve el protagonismo de los teclados y a un Sam más pausado, con una base muy sesentera que rompe en pura melancolía. You es una canción muy especial, con una melodía in crescendo hasta que se consumen los dos primeros minutos de canción, a partir de ahí los teclados toman el protagonismo creando una canción diferente, en una plegaria que se va apagando poco a poco, hasta llegar al final. La ambiciosa The Great Order Of Things cierra el disco devolviéndonos la paz mediante un certero canto a la vida.

Tired Horse Soup es un excelente ejercicio de rock, una pequeña pero agradable isla en una escena nacional que cada vez se inclina más y más por la extrema sencillez de las melodías y letras pop. Y este hecho es algo que debemos agradecerle a la valentía de The Bleach.

Más publicaciones de José Domínguez

Record Store Day 2017: cómprate un disco

A veces –y por culpa nuestra- el Record Store Day queda un...
Leer más