Bilbao BBK Live: crónica de un festival que sigue consolidándose


La temporada festivalera sigue su curso y esta vez tuvimos la suerte de acudir a uno de los mejores festivales de nuestro país, el Bilbao BBK Live. Llevábamos la maleta llena de ropa de invierno, pero no hizo falta porque el sol no se quiso perder a todas las bandas que nos tenían preparadas en el monte Kobetas


Entre los días 7, 8 y 9 de julio se reunieron más de 102 mil personas que disfrutaron de los directos de Arcade Fire, M83, Editor, Tame Impala, Foals y Love of Lesbian entre muchos otros. Todo un lujazo de cartel.

Jueves 7 de julio 

Después de la ruta turística que nos hizo el autobús del festival –incluso la vuelta al mundo se hace más corta- entramos al recinto y nos topamos con los londinenses Years & Years, que nos hicieron mover el esqueleto tanto o más que el propio Olly Alexander. Nos quedamos en el escenario principal porque llegaba el turno de M83, aunque con un poco de retraso. Los franceses presentaban su último disco Junk con canciones como ‘Do It, Try It’ y, por supuesto, ‘Midnight City’ que es posible que haya sido una de las canciones más coreadas de todo el festival.

Ver todos los conciertos de un festival es completamente imposible a no ser que tengas poderes paranormales, nosotros decidimos – a sabiendas de perdernos conciertos de calidad – quedarnos esta jornada en el escenario principal. Arcade Fire eran los siguientes y, a pesar de los problemas técnicos que tuvieron – el técnico de sonido venía del Basoa seguro -, no dejaron indiferente al público. El concierto más esperado de todo el festival, donde la banda nos regaló una sucesión de todos sus hits, empezando con ‘Ready to start’ y acabando con ‘Wake up’. Conciertos que uno nunca se puede perder y que quedan para siempre en tu retina.

BBKLIVE_arcade_fire_07_oscarltejeda
Arcade Fire: foto oficial Bilbao BBK Live por Oscar Tejeda.

Todo lo que pasa después sucede entre la Carpa y Basoa, donde se nos hizo de día pero es que ¡menudo invento Basoa!, paisaje espectacular, ambientazo y sonido inmejorable. ¡VIVA BASOA COPÓN! En la Carpa se nos fue la vida – y la verguenza – bailando hit tras hit de la mano de Ochoymedio Djs, que nunca defraudan.

Viernes 8 de julio

La segunda jornada de festival se presenta tempranera –mañaneo le llaman-. Sin apenas horas de sueño – toda la culpa la tuvo Basoa – nos dirigimos a bebernos unos vermuts con Nudorzurdo, que siguen girando con su cuarto LP Rojo es peligro y con canciones como ‘Prometo hacerte daño’ o ‘Ha sido divertido’ y una localización ‘íntima’ dejaron la Ribera con ganas de más, pero eso no era problema porque en unas horas podríamos disfrutar de ellos en el monte Kobetas.

Bilbao no es sólo música y decidimos que antes de partir hacia el recinto era hora de irnos de pintxos. Necesitábamos llenar nuestros estómagos para poder disfrutar de una jornada más. Y, desgraciadamente, se nos hizo tarde y sólo pudimos ver una parte del concierto de José González, que con un ambiente a medio gas nos costó reengancharnos. De ahí nos dirigimos al Pepsi Stage porque, no tuvimos suficiente por la mañana, que quisimos disfrutar de Nudozurdo a los grande. Y con bastante afluencia de público no defraudaron. Mientras el Bilbao Stage se llenaba de ‘lesbianas y lesbianos’, nosotros decidimos cambiar de elección sin arrepentimiento ninguno y por lo que vimos mucho gente pensó lo mismo. Belako jugaban en casa y eso se notaba, con un público bastante entregado que los de Munguia supieron devolver en forma de conciertazo. Una de las bandas más prometedoras de nuestro país que nos hizo vibrar con canciones de su último disco Hamen o la versión de ‘Sinnerman’ de Nina Simone. No nos movimos del escenario Pepsi, y es que la fiesta que se iba a montar con Was no nos la podíamos perder. Una pista de baile donde sucedían todos los hits de la banda, acertadísimo por su parte. También hubo momento colaboración con Cris Lizarraga – Belako – cantan ‘Until It Melts’, del último disco Gau Ama.

Was:
Was: foto oficial Bilbao BBK Live por Javier Rosa.

Poco después en el Bilbao Stage, Pixies dieron una clase magistral de como hacer un concierto, con algunos problemas técnicos que se pueden resolver rápidamente.  La traca final vino de la mano de Where is my mind y el público enloqueció. Después de esto la Carpa – con a gran sesión de Daniless -y Basoa fueron los protagonistas de la noche y lo que pasa en Basoa se queda en Basoa.

Sábado 9 de julio

No sólo de la noche vive el festivalero – y los festivales – así que después de remolonearnos en la cama decidimos poner rumbo al Bar Singular para ver a Santi Campos. Él y Joe Traveller lo hacen tan bonito que se queda corto. Presentando las canciones de ese maravilloso disco llamado Cojones todos salimos con caras de felicidad y dándole gracias al BBK por estas cosas. Pero no todo iba a ser calma y tuvimos que salir corriendo dirección los Jardines de Albia donde sucedía el concierto de Juventud Juché, con unos cuantos valientes agolpados en la primera fila y otros tantos buscando una sombra para cobijarse del calor infernal. Ellos supieron aguantar estoicamente, nosotros aún seguimos maldiciendo al astro rey.

Ahora sí, cerramos la undécima edición del Bilbao BBK Live con un sábado de locos. De Father John Misty llegamos a la última canción, pero podemos decir que se quiere mucho y que todos le queremos a él. Y después de tantas posturitas, llegaba uno de los platos fuertes de la noche. Tame Impala echaron el Bilbao Stage abajo, recibidos por un público entregadísimo que coreaba, bailaba y saltaba todas y cada una de sus canciones. Un concierto que fue de más a menos, desgranando su último álbum Currents (Modular, 2015), y que supieron encauzar en el tramo final.

Como dice el refrán ‘¿Dónde va Vicente? Donde va la gente’, nos dirigimos uno detrás de otro hacia el escenario Heineken – este iba a ser el recorrido de toda la noche – para ver como Tom Smith saca a pasear a su animal escénico. Con su último disco In Dream ([PIAS], 2015), Editors hicieron un repaso bien apañao de toda su carrera hasta llegar a ‘Papillon’ y se desató la locura.

Corriendo como gallinas sin cabeza volvemos al Bilbao Stage para cerrar ese escenario con los segundos cabezas de cartel de la noche, Foals. Empezaron a medio gas con ‘Snake Oil’ y ‘Olympic’, pero ‘My Number’ hizo que el monte Kobetas estallase, solo faltaba confeti para que eso fuese una fiesta de verdad. ‘Spanish Sahara’ nos hizo mover los brazos en el aire y la traca final nos hizo desgañitarnos con ‘Inhaler’. La motivación de Yannis se contagia. Uno de los mejores conciertos junto con el de Tame Impala.

Foals: foto oficial Bilbao BBK Live por Oscar Tejeda.
Foals: foto oficial Bilbao BBK Live por Oscar Tejeda.

La vida se nos iba cosumiento poco a poco pero aún tuvimos fuerzas para irnos a la Carpa y ver la actuación de Wolf Alice, una carpa abarrotadísima donde no cabía un alfiler. Los de Londres supieron hacer que la Carpa se convirtiese en una olla a presión con canciones como ‘Blush’.

Tres días dándolo todo habían pasado factura y hasta aquí llegó nuestra andadura por el festival, anque todavía nos quedaba bajar la cuesta hasta el centro. Ni el Camino de Santiago, oiga. Un festival de 10, con una organización que año tras año se supera y un cartel difícil de mejorar. ¡Nos vemos en 2017 Bilbao BBK Live! 

More from Estefanía Calero

EMDIV Music Festival 2014

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Tercera edición del EMDIV Music Festival que...
Leer más