BBKLive 2015: crónica de viernes y sábado


Arranca una nueva edición del Bilbao BBK Live 2015. La décima, un festival que año tras año ha ido creciendo y cambiando muchos aspectos. Las primeras ediciones predominaban el rock, blues y con el paso de los años la cosa ha cambiado a música más comercial e indie, pero siempre hay unos cuantos grupos de puro rock and roll y grupos noveles que siempre sorprenden. En la crónica del viernes repasaremos las actuaciones de grupos como The Jesus and Mary Chain, Alt-J, Ben Harper, consolidados como Muse y españoles como Neuman o Delorean.


bilbaobbklive2015

Esta edición del Bilbao BBK Live 2015, la décima, ni más ni menos, había un grupo que destaca por encima de todos, Muse, la banda británica fue la primera confirmación y la piedra filosofal en la cual giraba el festival. La mayoría del público quería ver, sí o sí, a este trío de ases que saben hacer vibrar a la gente con sus directos. Aunque pasando las semanas se iban conformando un cartel de auténtico lujo, donde destacaban nombres como Counting Crows, Future Islands, Alt-J, Mumford and Sons, Ben Harper y sin olvidarse del producto nacional que tuvo una gran representación con grupos como Dover, Neuman, Nueva Vulcano… Esta es la crónica del viernes y sábado.

VIERNES

La jornada del viernes pintaba igual o mejor que la del jueves, varios grupos con muchas ganas de ver, otros que ya había visto pero tenia ganas de volver a ver. Una vez que estoy arriba, pongo rumbo al stage de la carpa. ¿Quién estarán tocando?

 London Souls

Ya estoy en la carpa, con las energías al 100%. Mi primer concierto es para el dúo de New York, que este mes está de gira por España. Es un grupo joven formado en el 2008, aunque parece que llevan toda la vida tocando. Me pareció un concierto brutal, en el que Tash Neak (guitarra y voz) y Chris ST. Hilarie (batería) dieron todo de ellos para ganarse a un persona que enloquecía tema tras tema, viendo los tremendos riffs del virtuoso Tash y qué decir del baterista que no paro de dar caña durante el concierto. Para mí fue el concierto del día. Un amigo me comento que estarán de gira abriendo a Lenny Kravitz, espero poder ir a verles.

James Bay

Después del conciertazo del dúo de New york, fui en seguida al escenario dos para ver in situ el concierto de James Bay, aquí todavía no tiene un nombre como lo tiene en su país, en el cual ya es toda una estrella gracias a su premio en el prestigioso premios Brit Awards.

Nos presento su único trabajo hasta la fecha Chaos And The Calm, es un buen disco, pero a mí ni fu ni fa, la verdad que hay mejores grupos o cantautores naciones que este chaval. Es mi punto de vista. En lo que respecta al concierto interpretó la totalidad de las canciones del disco destacando “Let It Go” y “Hold Back The River”, que fueron las que más aplausos recibieron.

 

The Jesus & Mary Chain

Llegó la hora de la psicodelia, a cargo del cabeza de cartel. Un grupo con un gran trayectoria tras sus espaldas, y para esta ocasión nos interpretaron de arriba a abajo su disco debut Psychocandy, del cual se cumplen 30 años. Como nota curiosa, he de decir que en este concierto la media de edad se incrementó notablemente en las primeras filas. Avanzado el concierto la mayoría de los jóvenes se fueron al escenario Heineken para coger buen sitio para ver a Alt-J. ¿Por qué se fue tanta gente? mi teoría es que a los jóvenes no les gusta ese estilo tan particular que exprimen los escoceses y prefieren cosas más comerciales. La verdad que fue una gozada ver la interpretación del disco de debut de los escoceses y de los grandes clásicos que se marcaron.

 Alt-J

Tocó el turno de retornar al escenario Heineken para ver a Alt-J, esta vez no fueron cabeza de cartel como sucedió en el Primavera Sound hace un par de meses. Vinieron demostrando que son grandes músicos y que saben enganchar a un público juvenil que les adora, aunque no fue como en su anterior visita, en donde engancharon a la gente a base de sus grandes éxitos. El concierto de Alt-J puede ser similar al del día anterior de los Mumfords, había en ambos muchas expectativas puestas. Lo mejor del concierto sin duda fue el espectáculo luminoso que se marcaron los técnicos.

Zea Mays

Antes de terminar el concierto Alt-J me fui a todo correr a la carpa para ver a Zea Mays, la verdad, mi cuerpo pedía un poco de bailoteo y sabía que los vascos nunca fallan. Llegué justo cuando estaban interpretando su “Bi bihotz, bi ero”  y para colofón se marcaron “Negua joan da ta”, que hizo saltar a una carpa que gritaba la canción que interpretaba Aiora (voz). Como punto negativo he de añadir que había muchos momentos que el sonido no demostraba la potente voz que Aiora posee.

Ben Harper

Para finalizar el día tocó el turno de presenciar a Ben Harper acompañado de Innocent Criminals que después de 8 años volvían a girar juntos. Fue uno de los conciertos más soberbios de este año, aunque tuvo un “pero”… la hora del concierto. Desde mi punto de vista hubiera puesto el concierto a una hora más prudente como las 8 o las 9 de la tarde y dejar para la para 1 de la mañana alguna banda o dj que animaría mas el ambiente. En lo referido al concierto se marcaron un setlist plagado de canciones de los álbumes Live from Mars y Diamons On the Inside. Todo un genio Ben con su banda.

Ya con Ben Harper puse punto y final al día, ahora me tocaba cargar pilas que mañana tocaba el plato fuerte, Muse aunque tendré especial atención en Vintage Trouble.

SÁBADO

ArranquÉ la última jornada con mucha ilusión, pero por culpa de las grandes colas que había en San Mames (parada de autobús) para coger el bus, no pude subir desde primera hora al recinto festivalero. Me perdí el concierto de Vintage Trouble, la verdad que me dio mucha pena porque era una de los grupos que tenía más ganas de ver, ya me los perdí en el Jazzaldia. Tendré más oportunidades de verles. Toco madera.

The Cat Empire

Me dirigí al escenario Heineken para ver el directo del grupo australiano con su particular propuesta de música donde fusionan el jazz, rock, funk y ska con destacadas influencias latinas. Nos ofrecieron un brillante concierto para empezar a cargar la máquina gracias a las trompetas y los ritmos pegadizos hicieron que todos los allí presentes bailásemos al ritmo que marcaban.

Kodaline

Volví al escenario principal para escuchar a la banda de indie rock irlandesa que venía a presentarnos su segundo disco Coming up for air del que tocaron varios temas en el setlist y también del primer disco In a perfect world. El cantante Stephen estuvo todo el concierto interactuando con el público y sin parar de repetir “Bilbao, Bilbao, Bilbao... “, cómo se nota que le gustó mucho la ciudad y, cómo no, la cultura de allí.

Neuman

Después del concierto de los irlandeses puse rumbo al Red Bull Tour Bus  para ver el directo Neuman. Era la primera vez que les veía en directo y me dejaron una grata impresión. La verdad que flipé con algunas de sus canciones por la intensidad que exprimen, y quiero destacar que fue el concierto más numeroso de todos los que se celebraron en ese escenario. Chapeau! por los murcianos.

Of Monsters And Men

Ya faltaba poco para la actuación estelar de la noche, pero antes tenía que disfrutar la banda islandesa Of Monster And Men. Minutos antes de que arrancara el concierto, las pantallas gigantes del escenario anunciaron la decepcionante noticia de que, por enfermedad de uno de los músicos, los islandeses se veían obligados a acortar su actuación. Al final hicieron una actuación breve, la mitad de lo que tenían previsto. Realizaron un concierto extraño en el cual interpretaron pocas canciones de su último trabajo. Destacaron como cabía esperar, ‘Little Talks’, que fue un éxito rotundo, seguida de otras como ‘My Head is an Animal’ o ‘King and Lionheart’.

Muse

A las 00:10h el escenario principal estaba repleto de gente, cómo se notaba que estábamos ante el pez gordo del festival. Con un retraso de 10 minutos se apagaron las luces y el militar cafre y regordete del clip de “Psycho” salía a las pantallas a preguntarnos si éramos unos “Psycho killers” o no. El trío británico  arrancó el concierto con “Psycho” la cual nos ganó a todos desde el primer momento.

La banda de Devon completó un apoteósico concierto para poner punto y final a una gran edición. Sonaron canciones como “Dead Inside”, “Reapers”, “Resistance”, “Time is Running Out”, “Mercy”… y, aparte de todo este musicón, prepararon un inolvidable momento con confetti y balones gigantes. Momento para la historia del BBK Live. Muse hizo grande al festival y festival se lo agradeció con un sold out desde hace muchas semanas.

Delorean

Para despedir el festival me fui a toda pastilla para coger buen sitio al stage de la carpa, allí estaban tocando Delorean. Donde nos ofrecieron un grato concierto sin fisuras aunque hubo algún problemillas de sonido. En el concierto cayeron temas como “Subiza”, “Apar” y la carismática “Ayrton Senna”.

Han sido tres grandes de días conciertos, en el cual he disfrutado como una enana de grandes bandas, bandas noveles y todo esto acompañado de un gran ambiente, desde El Ukelele queremos agradecer a la organización por darnos la oportunidad de contarlo y esperamos estar el próximo año dando guerra.

Texto: Nekane Turrado Vega

Más publicaciones de Aída Cordero Domínguez

Os presentamos a la banda Vancouver

Vancouver es el proyecto musical del cantante y compositor Luis García Craus...
Leer más